Sífilis y gonorrea, enfermedades de transmisión sexual peligrosas y en aumento