Cómo el cartel de Hollywood se convirtió en un icono

Como llegar al letrero de Hollywood desde la última casa de Mulholland Drive
Como llegar al letrero de Hollywood desde la última casa de Mulholland Drive

El letrero de Hollywood, situado en las colinas de Hollywood de Los Ángeles (California), es uno de los monumentos más emblemáticos de Estados Unidos, y sus llamativas letras blancas se ciernen sobre la ciudad desde su construcción en 1923. Originalmente, el letrero decía «Hollywoodland», ya que se construyó para promocionar un nuevo barrio residencial construido por los promotores Woodruff y Shoults, que pensaban que sus llamativas letras atraerían a los ricos. Por si las letras de 15 metros no fueran suficientes, la empresa Crescent Sign Company, que las instaló, colocó más de 4000 bombillas en las letras que deletreaban «Holly», luego «wood» y después «land» en orden sucesivo hasta que finalmente se iluminó todo el cartel.

Aunque ahora resulte difícil de creer, se esperaba que el famoso cartel durara sólo unos dos años tras su finalización. Nunca se pretendió que fuera otra cosa que un anuncio de corta duración, por lo que el fabricante del cartel no utilizó los materiales más resistentes. Sin embargo, en la década de 1920, cuando la Edad de Oro de Hollywood estaba en pleno apogeo, las brillantes letras blancas se convirtieron en un icono de los medios de comunicación, que confundían el relativamente pequeño barrio de Hollywood con la propia industria del entretenimiento estadounidense.

Aunque la falta de vigilancia del lugar propició que, en 1932, la actriz Millicent EntwistlePeg EntwistleWikipedia , desencantada con su carrera en el cine, pudiera llegar hasta el lugar, encaramarse a la letra H y lanzarse al vacío desde sus más de trece metros de altura. Cuentan las crónicas que, tras su éxito en los teatros de Nueva York, Peg decidió hacer carrera en el cine. Por eso viajó a Hollywood, pero allí ignoraron su presencia y apenas pudo participar en papeles menores. La decepción llevó a la joven a saltar desde lo más alto del cartel precisamente cuando, sin saberlo, se le iba a ofrecer una oportunidad como protagonista de una obra en la que interpretaría a una mujer desesperada con tendencias suicidas. En los años posteriores, esa H estuvo a punto de desmoronarse debido al deterioro, lo que finalmente sucedió con una de las O, derribada por los fuertes vientos. El resto de letras mostraba desperfectos por varias partes.

El cartel, obra de los promotores inmobiliarios S. H. Woodruff y Tracy E. Shoults, pretendía servir de reclamo para atraer a posibles compradores de viviendas a la zona que hoy se conoce como Beachwood Canyon.
El cartel, obra de los promotores inmobiliarios S. H. Woodruff y Tracy E. Shoults, pretendía servir de reclamo para atraer a posibles compradores de viviendas a la zona que hoy se conoce como Beachwood Canyon.

A pesar de la creciente buena fama del barrio y del letrero, la Gran Depresión fue dura para todos. Eso incluyó a la empresa inmobiliaria Woodruff and Shoults, que no tuvo más remedio que dejar que el cartel se fuese deteriorando debido a la dificultad y coste del mantenimiento. En 1940, por ejemplo, la letra H desapareció al chocar contra ella un automóvil. En 1949, el rótulo fue vendido por un dólar a la Cámara de Comercio de Los Ángeles, que decidió convertir el cartel en lo que es hoy en día. La primera de esas resoluciones fue derribar las letras LAND para que no hiciera mención a la antigua urbanización sino a toda la zona, HOLLYWOOD. La segunda, eliminar la iluminación para ahorrar el gasto de las 4000 bombillas.

Un cartel anuncia la apertura de la urbanización Hollywoodland en las colinas de Mulholland Drive
Un cartel anuncia la apertura de la urbanización Hollywoodland en las colinas de Mulholland Drive con vistas a Los Ángeles, Hollywood, Los Ángeles, California, alrededor de 1924. (Archivos Underwood/Getty Images)

En la década de 1970, al de nuevo destartalado cartel de Hollywood le faltaba una O y ya no evocaba el brillo y el glamour de la pasada época dorada. Esta vez, las arcas de la ciudad estaban apretadas, así que tuvieron que intervenir celebridades como Alice CooperAlice Cooper, nacido Vincent Damon Furnier Alice Cooper, nacido Vincent Damon FurnierWikipedia, Gene AutryOrvon Grover «Gene» Autry Orvon Grover «Gene» Autry Wikipedia y Hugh HefnerHugh Marston Hefner Hugh Marston Hefner Wikipedia, que llamaba al cartel la «Torre Eiffel de Tinseltown», para salvarlo. La ladera estuvo desnuda durante tres meses, ya que nueve donantes apadrinaron cada uno una letra con una donación de 27 000 dólares bajo la coordinación de Hefner. Hefner compró la Y, Autry la L y Cooper la O en honor a su difunto amigo, el legendario cómico Groucho Marx. Los endebles materiales se sustituyeron por acero, y el cartel sólo ha necesitado pequeñas actualizaciones en las décadas posteriores.

Marilyn Monroe con el cartel anunciador de Hollywood de fondo
Marilyn Monroe con el cartel anunciador de Hollywood de fondo

Por supuesto, nada es tan fácil en una ciudad tan cara como Los Ángeles. En 2010, un grupo conservacionista llamado Trust for Public LandWikipedia Página Oficial se vio obligado a luchar contra promotores inmobiliarios de lujo que tenían el cartel como rehén, exigiendo un pago de 12,5 millones de dólares para impedir que derribaran las históricas letras para construir aún más casas de lujo. El Trust consiguió reunir casi todo el dinero, pero a falta de una semana para el final, tuvo que luchar para conseguir el último millón. Una vez más, Hugh Hefner dueño de el emporio Playboy acudió en su ayuda, aportando los últimos 900 000 dólares de su propio bolsillo. Ese año, la ciudad incorporó el terreno al Parque Griffith, salvándolo de futuras batallas por el terreno y asegurando su lugar sobre la Ciudad de los Ángeles por muchos años.

En el 2000 la policía instaló un sistema de seguridad con detectores de movimiento y cámaras de circuito cerrado. Cualquier movimiento en la zona restringida activa una alarma que alerta a la policía.
En el 2000 la policía instaló un sistema de seguridad con detectores de movimiento y cámaras de circuito cerrado. Cualquier movimiento en la zona restringida activa una alarma que alerta a la policía.