6 asesinatos sin resolver que siguen siendo un misterio

El niño de la caja

El 23 de febrero de 1957, un cazador estaba revisando sus trampas para ratas almizclerasLa rata almizclera o rata almizclada (Ondatra zibethicus) es un roedor semiacuático de tamaño medio, nativo de América del Norte e introducido en partes de Europa, Asia y América del Sur. Las ratas almizcleras son a menudo llamadas «ratas» en un sentido general debido a sus características físicas, a su gran capacidad de adaptación y a su dieta omnívora. Sin embargo, estas ratas no pertenecen al género Rattus. Wikipedia en el bosque de Susquehanna Road en Fox Chase, Filadelfia, donde se topó con una caja en cuyo interior había un cadáver. Consciente de que sus trampas eran ilegales, el hombre decidió no notificar a las autoridades el espantoso descubrimiento.

La escena del crimen donde el cuerpo fue encontrado en el bosque de Susquehanna Road en Fox Chase, Filadelfia. Febrero de 1957.
La escena del crimen donde el cuerpo fue encontrado en el bosque de Susquehanna Road en Fox Chase, Filadelfia. Febrero de 1957.

Dos días más tarde, un estudiante universitario llamado Frederick Benosis se dedicaba a espiar a las chicas de la Escuela del Buen Pastor cuando se encontró con el cadáver. Benosis también se mostró reacio a notificar a la policía el descubrimiento, pero un día después se puso en contacto con las autoridades.

El cuerpo era el de un niño pequeño que, desde entonces, se conoce como el Niño en la caja o como El niño desconocido de América.

El niño estaba completamente desnudo, y sus manos y pies estaban arrugados como si se hubiera estado sumergido en el agua antes de morir. Además, su esófago contenía una sustancia oscura que sugería que podría haber vomitado poco antes de morir, la causa de ese vómito parecía ser una serie de golpes muy fuertes en la cabeza. Aunque el caso atrajo la atención de los medios, nadie se presentó para identificar al bebé.

Pero en el año 2002, hubo progresos en la investigación cuando un psiquiatra se puso en contacto con las autoridades con información sobre el caso. El psiquiatra afirmó que una paciente suya, una mujer llamada Mary, le comento que sus padres habían comprado al niño desconocido de América y lo utilizaron como juguete sexual.

Según Mary, su madre estaba bañando al niño cuando éste de repente vomitó. Muy enfadada, la mujer lo golpeó hasta su muerte. Mary afirmó que acompañó a su madre a un bosque situado al noreste de Filadelfia donde envolvieron al niño en una manta, lo colocaron en una caja y lo dejaron allí.

El cartel original con el que la policía intentó identificar el cuerpo de la víctima desconocida en 1957.
El cartel original con el que la policía intentó identificar el cuerpo de la víctima desconocida en 1957.

Los investigadores estaban convencidos de que Mary decía la verdad, aunque estaba considerada como mentalmente inestable. Sin embargo, cuando el nombre de Mary se filtró a la prensa, abandono el país y no se llevaron a cabo más esfuerzos por investigar el curioso caso del Niño Desconocido de América.

Reconstrucción facial forense que muestra el aspecto que pudo tener el chico cuando estaba vivo.
Reconstrucción facial forense que muestra el aspecto que pudo tener el chico cuando estaba vivo.

La Dalia Negra

El 15 de enero de 1947, el cuerpo desmembrado de una mujer fue descubierto en un solar vacío en Leimert Park, Los Ángeles. La escena era tan surrealista que la mujer que descubrió el cuerpo, Betty Bersinger, pensó, en un primer momento, que se había topado con un maniquí que había sido desmontado. El cuerpo estaba completamente desangrado y aparentemente había sido lavado. La cara había sido cortada de la boca a la oreja, a semejanza de la sonrisa del Joker.

El cuerpo de Elizabeth Short, cubierto en un campo en el parque Leimert de Los Ángeles. El 15 de enero de 1947.
El cuerpo de Elizabeth Short, cubierto en un campo en el parque Leimert de Los Ángeles. El 15 de enero de 1947.

Las partes superior e inferior del cuerpo se colocaron a un pie de distancia una de la otra: las manos se colocaron sobre la cabeza, los codos doblados y las piernas abiertas. Los intestinos estaban metidos debajo de las nalgas. Después de llamar a las autoridades, el cuerpo fue identificado como Elizabeth Short,Apodada La Dalia Negra, Short fue encontrada gravemente mutilada y su cuerpo cortado en dos el 15 de enero de 1947 en Leimert Park. Su asesinato, todavía sin resolver, ha originado muchas suposiciones y ha servido de inspiración para películas y libros. Se le llama La Dalia Negra porque en los días de su muerte se había estrenado la película La Dalia Azul, que trataba de la desaparición de una chica a la que luego encontraron muerta. Además, Elizabeth siempre vestía de negro. Elizabeth Short, la Dalia NegraWikipedia conocida comunmente como la «Dalia Negra», una aspirante a actriz de 22 años que había estado manteniendo una relación con un vendedor que estaba casado.

Una fotografía de Elizabeth Short de 1943 tras su arresto por beber siendo menor de edad.
Una fotografía de Elizabeth Short de 1943 tras su arresto por beber siendo menor de edad.

Seis días después del terrible hallazgo, el 21 de enero, el editor de Los Angeles Examiner, James Richardson, recibió una llamada telefónica anónima. La persona que llamó le dijo a Richardson que recibiría más información.

El 24 de enero, un extraño sobre fue hallado por un trabajador del Servicio Postal de los Estados Unidos. Estaba dirigido a Los Angeles Examiner. La carta contenía el certificado de nacimiento de la joven Short, algunas fotos y otras objetos personales. El 26 de enero llegó otra carta. El contenido de la misiva era:

«Aquí está. Entrega el miércoles, 29 de enero, 10 am. Me divertí en la policía. Vengadora de la Dalia Negra». La nota incluía el lugar donde supuestamente estaría el asesino. La policía esperó pacientemente, pero por desgracia, el asesino nunca apareció. Ese mismo día llegó otra nota: «He cambiado de opinión. No me darían un trato justo. El asesinato de Dahlia estaba justificado».

A lo largo de los años, la policía ha interrogado a innumerables sospechosos y asesinos que se confesaban como autores del asesinato de la «Dalia Negra». Sin embargo, hasta el día de hoy, el asesino de la Dalia Negra no ha sido localizado y sigue siendo uno de los casos de asesinato sin resolver más desconcertantes de la historia.

Los asesinatos de la caja de hielo

El 23 de junio de 1965, los patrulleros de Houston visitaron la casa de una pareja de ancianos, Fred y Edwina Rogers. Para su sorpresa, encontraron la casa vacía y probablemente estaban saliendo cuando uno de ellos decidió echar un vistazo al congelador.

Fred C. Rogers y su esposa, Edwina Harmon Rogers.
Fred C. Rogers y su esposa, Edwina Harmon Rogers

Charles Bullock, uno de los patrulleros presentes ese día, rememoraba la escena:

Abrí el congelador y no vi nada más que carne apilada en él. Mi compañero, situado a mi lado, comentó que parecía que alguien había matado un cerdo. No descubrimos que era un cuerpo hasta que el momento en el que íbamos a cerrar el congelador y pudimos ver la cabeza que estaba abajo, en el fondo del cajón de las verduras.

La policía investigó y descubrió que Fred, de 81 años, y Edwina, de 72, habían sido asesinados la semana anterior a ser introducidos y conservados en el congelador. Edwina había fallecido como resultado de una brutal paliza, aunque posteriormente le dispararon; mientras que a Fred le habían aplastado la cabeza. Sus entrañas fueron arrojadas posteriormente por el inodoro.

Fred y Edwina Rogers fueron desmembrados y encontrados en el refrigerador de su casa el 23 de junio de 1965.
Fred y Edwina Rogers fueron desmembrados y encontrados en el refrigerador de su casa el 23 de junio de 1965.

El asesino nunca fue encontrado, pero el principal sospechoso fue y sigue siendo el hijo de la pareja de ancianos, Charles, que tenía 43 años en ese momento. Nadie pudo encontrarlo. Desapareció sin dejar rastro. Sin embargo, recientemente, dos ciudadanos de Houston, Hugh y Martha Gardenier, han declarado que han resuelto el caso del asesinato de la caja de hielo.

Charles Rogers, hijo de Fred y Edwina Rogers, era el principal sospechoso de asesinato.
Charles Rogers, hijo de Fred y Edwina Rogers, era el principal sospechoso de asesinato.

Según los Gardenier, Charles, que era geofísico, sufrió abusos tanto físicos, como emocionales por parte de sus padres desde muy pequeño. Sus padres vivían en la casa que era propiedad de Charles y constantemente pedían préstamos a su nombre. Cansado de ser utilizado constantemente, se supone que Charles los mató.

Se cree que huyó a México, desde donde viajó por toda Sudamérica continuando su trabaj existe o como geofísico.

Charles Rogers
Charles Rogers

El misterio de la habitación 1046

Si hay un caso enrevesado, sin  duda es este. El 2 de enero de 1935, un hombre se registró en la habitación 1046 del Hotel President en Kansas City. Su nombre, según el registro del hotel, era Roland T. Owen, y su dirección estaba en Los Ángeles. Tenía una oreja deformada parecida a una coliflor, pelo castaño y una cicatriz horizontal en el cuero cabelludo. No tenía equipaje excepto un cepillo para el pelo, un peine y pasta de dientes.

El hombre que firmó el registro del hotel como Roland T. Owen cuando se registró en el Hotel President el 2 de enero de 1935.
El hombre que firmó el registro del hotel como Roland T. Owen cuando se registró en el Hotel President el 2 de enero de 1935.

El mismo día que Owen se registró en el hotel, una criada se detuvo en la habitación 1046. Según ella, Owen parecía asustado. Las persianas estaban bajadas, y la única fuente de luz de la habitación provenía de una pequeña lámpara.

Cuando la criada terminó de limpiar la habitación, Owen le pidió que dejara la puerta abierta porque esperaba a un amigo. Más tarde, cuando la criada regresó con toallas limpias, vio una nota en el tocador que decía: «Don, volveré en quince minutos. Espera».

A la mañana siguiente, la criada regresó a la habitación 1046. Estaba cerrada desde fuera, así que asumió que Owen había salido. Sin embargo, para su sorpresa, Owen estaba en la habitación, lo que significa que alguien más había pasado antes y lo había encerrado.

Al igual que la noche anterior, Owen estaba sentado en la oscuridad. Entonces, sonó el teléfono. Owen respondió y dijo: No, Don, no quiero comer. No tengo hambre. Acabo de desayunar.

Ese mismo día, un automovilista llamado Robert Lane recogió a un hombre cerca del Hotel President. El hombre aparentemente le dijo a Lane que iba a matar a alguien al día siguiente. Más tarde, Lane identificó al desconocido que había recogido como Owen.

Esa noche, cuando la criada volvió a la habitación 1046 con toallas limpias, fue expulsada por un hombre de aspecto y actitud ruda. A la mañana siguiente, el personal del hotel se dio cuenta de que el teléfono de la habitación 1046 estaba descolgado. Un botones fue a comprobarlo a la habitación y allí descubrió a Owen tirado en medio de un charco de sangre.

Poster para identificar a Roland T. Owen
Poster para identificar a Roland T. Owen

Era obvio que Owen había sido torturado. Cuando la policía le preguntó a Owen quién le hizo esto, él respondió: Nadie. Sus heridas, según él, fueron el resultado de su caída contra la bañera. Misteriosamente, le faltaba la ropa.

Cuando la policía trató de confirmar la identidad de Owen, encontraron que Roland T. Owen no existía. Owen, que ya se había convertido en John Doe, murió en el hospital e iba a ser enterrado en el campo del alfarero. Sin embargo, una llamada anónima pidió que el entierro se pospusiera hasta que se enviaran los fondos para un funeral adecuado. Se enviaron trece flores para el funeral con una firma: Amor para siempre – Louise.

En 1936, una mujer leyó sobre el caso y pensó que «Owen» se parecía mucho al hijo desaparecido de su amiga, Artemus Ogletree. La madre de Ogletree confirmó que el hombre de la habitación 1064 era, efectivamente, su hijo, pero el caso no pudo avanzar más. La policía nunca encontró al misterioso Don y nunca pudieron rastrear a la misteriosa mujer llamada Louise que financió el funeral y envió las flores.

El caso de asesinato de Hall-Mills

El 16 de septiembre de 1922, una pareja de adolescentes estaban paseando cuando descubrieron los cuerpos de un hombre y una mujer tendidos bajo un manzano cangrejo. Tanto el hombre como la mujer estaban muertos; al hombre le dispararon una vez, a la mujer tres veces.

El sitio en New Brunswick, New Jersey donde los cuerpos del Rev. Edward Hall y la Sra. Eleanor Mills fueron encontrados después de ser asesinados.
El sitio en New Brunswick, New Jersey donde los cuerpos del Rev. Edward Hall y la Sra. Eleanor Mills fueron encontrados después de ser asesinados.

Los cuerpos habían sido colocados en una posición determinada: los pies del hombre y de la mujer apuntaban al manzano, la mano del hombre estaba en el cuello de la mujer y la de ella en su rodilla. La tarjeta del hombre estaba apoyada contra su pie. Un sombrero ocultaba el rostro del hombre, y había una bufanda alrededor del cuello de la mujer. Más tarde se descubrió que la lengua de la mujer había sido cortada. Las cartas de amor rotas estaban esparcidas por todas partes.

Los cuerpos eran los del reverendo Edward Wheeler Hall y Eleanor Reinhardt Mills. Los dos habían sido amantes, pero su aventura era complicada. La señora Mills estaba casada con el conserje de la iglesia, y Hall estaba casado con una mujer rica llamada Frances Stevens Hall, la principal sospechosa de asesinato.

La escena del crimen fue contaminada por cazadores de recuerdos, con lo que la policía no tenía nada sólido para seguir investigando hasta que Jane Gibson, más conocida como la Mujer Cerdo, se presentó. Se dedicaba a la cría de cerdos y vivía cerca de la escena del crimen.

Concepción de artista contemporáneo de cómo fueron asesinadas las víctimas
Concepción de artista contemporáneo de cómo fueron asesinadas las víctimas

Según ella, la noche del 14 de septiembre, vio a cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, en su maizal. Gibson escuchó a una mujer gritar «Explica estas cartas», disparos, y luego a una mujer gritando «¡Henry!».

El caso fue desestimado y nadie fue acusado. Pero entonces, cuatro años después, una criada que había servido con anterioridad en los Salones confesó que el reverendo quería anular su matrimonio y fugarse con Mills.

Frances Noel Stevens Hall, viuda de la víctima Reverendo Edward Wheeler Hall, sospechoso de los asesinatos
Frances Noel Stevens Hall, viuda de la víctima Reverendo Edward Wheeler Hall, sospechoso de los asesinatos.

La «Mujer Cerd» o fue llamada una vez más para testificar, pero su testimonio se consideró demasiado ambiguo. Tampoco ayudó que la madre de Gibson, sentada en la primera fila, murmurara «mentiroso, mentiroso» durante todo el testimonio, arruinando aún más la credibilidad de Gibson. La señora Hall y sus hermanos, Henry y William, fueron absueltos.

Charles Morgan y Ojos Verdes

El prominente agente de plicaLa definición técnica de la plica o escrow es la parte neutral o mediadora encargada del desempeño correcto en la transacción, transferencia o arriendo de una propiedad con otra persona a través de la entrega de un documento escrito, dinero u otros elementos de valor a otra tercera persona neutral. Esta tercera persona retiene el dinero o los artículos para el desembolso cuando todos los hechos específicos o la ejecución de una condición específica ocurren. de Tucson Charles «Chuck» Morgan dejó su casa como de costumbre el 22 de marzo de 1977, pero durante tres días no regresó. Cuando lo hizo, no podía hablar porque, como le explicó a su desconcertada esposa, tenía la garganta pintada con una droga alucinógena que podría matarlo o volverlo loco. También confesó ser un agente del Tesoro de los Estados Unidos.

Chuck Morgan
Chuck Morgan

A Morgan le llevó una semana recuperarse. Pero sólo dos meses después de su primera desaparición, Morgan desapareció una vez más. Nueve días después, su esposa recibió una misteriosa llamada de una mujer anónima que le dijo: «Chuck está bien. Eclesiástico 12, del 1 al 8».

Dos días después, el cuerpo de Morgan fue encontrado en el desierto. Le habían disparado en la parte posterior de la cabeza. ¿El arma homicida? Su propia arma. Según el departamento del sheriff, la muerte de Morgan fue un suicidio. Pero si fue un suicidio, ¿por qué Morgan llevaba un chaleco antibalas? ¿Y por qué llevaba un cuchillo y una funda en su cinturón?

Para complicar aún más las cosas, se encontraron algunos objetos extraños en el coche de Morgan aparcado cerca de la escena del crimen. Los objetos curiosos incluían municiones, armas, una radio CB y uno de los dientes de Morgan envuelto en un pañuelo. También se encontró un billete de 2 dólares enganchado a la ropa interior de Morgan. El billete tenía varios apellidos de origen español garabateados en él, así como un mapa de la zona.

Dos días después de que se descubriera el cuerpo de Morgan, se recibió una llamada anónima por parte de una mujer en el Departamento del Sheriff del Condado de Pima. Se refirió a sí misma como «Ojos Verdes» y confesó que era la misma mujer que había llamado de forma anónima también a la esposa de Morgan anteriormente.

Dijo que antes de la muerte de Morgan, lo conoció en un motel donde le mostró una maleta llena de dinero. Se suponía que había un contrato sobre la vida de Morgan, pero él y el sicario habían hecho un trato para que su vida fuera protegida.

Nunca se encontraron sospechosos, pero se cree que la mafia estaba involucrada ya que, Morgan supuestamente realizaba trabajos de custodia para la mafia y recientemente había testificado en una investigación secreta sobre actividades ilegales. Sin embargo, el asesinato de Morgan sigue siendo uno de los casos de asesinato sin resolver más desconcertantes de la reciente historia americana.