17/06/2024

Curiosidades interesantes III

Esto más que curiosidades simplemente es la reunión de unas cuantas anécdotas largas y alguna explicación de términos que usamos comunmente. Pero basta de cháchara. A leer que es lo que toca.

El pasajero racista
british_airways
El 14 de Octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de la línea aérea British Airways tuvo lugar el siguiente suceso:

A una dama la sentaron en el avión al lado de un hombre de raza negra. La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía sentarse al lado de una persona tan desagradable. La azafata argumentó que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a primera clase a ver por si acaso podría encontrar algún lugar libre.

Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto, no sólo por el hecho en si, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase.

La señora se sentía feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.

Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora:

─Discúlpeme señora, efectivamente todo el vuelo está lleno… pero afortunadamente encontré un lugar vacío en primera clase. Sin embargo, para poder hacer este tipo de cambios le tuve que pedir autorización al capitán. Éste me indico que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable.

La señora con cara de triunfo, intentó salir de su asiento, pero la azafata en ese momento se gira y le dice al hombre de raza negra:

─¿Señor, sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento?

Todos los pasajeros del avión se quedaron asombrados y emocionados ovacionaron la acción de la azafata.

Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y gracias a esta actitud, la empresa British Airways se dio cuenta que no le había dado demasiada importancia a la capacitación de su personal en el área de atención al cliente. La empresa hizo cambios de inmediato; desde ese momento en todas las oficinas de British Airways se lee el siguiente mensaje:

Las personas pueden olvidar lo que les dijiste, pero nunca olvidarán cómo hiciste que se sintieran
ACLARACIÓN
En la versión del indígena la señora es menos «educada» y exclama: «Me colocaron junto a un sucio indígena. No soporto estar al lado de uno de estos seres repugnantes. ¿No tiene otro asiento?». Y al final simplemente aplauden los pasajeros y la empresa (de nombre desconocido) no premia a la azafata y al capitán. El resto es idéntico.
Pontiac y los helados
89-91_Pontiac_Grand_Am_LE_coupe

La historia comienza cuando una división de automóviles de la Pontiac de GM de Estados Unidos recibió una curiosa reclamación de un cliente. Esto es lo que escribió el cliente:

Esta es la segunda vez que les envió una carta, y no los culpo por no responder. Puedo parecerles un loco, pero lo cierto es que tenemos una tradición en nuestra familia que es tomar helado después de cenar. Repetimos este hábito todas las noches, variando apenas el sabor del helado; y yo soy el encargado de ir a comprarlos. Hace poco me compré un nuevo Pontiac y, desde entonces, las idas a la heladería se han transformado en un problema. Siempre que compro helado de vainilla, cuando me dispongo a regresar a casa, el coche no funciona. Si compro cualquier otro sabor, el coche funciona normalmente. Pensarán que estoy realmente loco y no importa lo tonta que pueda parecer mi reclamación, pero el hecho es que estoy molesto con mi Pontiac modelo 99.

La carta le hizo tanta gracia al personal de la Pontiac que el presidente de la compañía acabó recibiendo una copia de la reclamación. Él decidió tomársela en serio y mandó a un ingeniero a entrevistarse con el autor de la carta. El empleado y el «demandante» fueron juntos a la heladería en el infeliz Pontiac.

El ingeniero sugirió comprar un helado de sabor vainilla para verificar la reclamación y el coche, en efecto, no funcionó. Un empleado de GM volvió en los días siguientes, a la misma hora, y realizó el mismo trayecto, variando sólo el sabor del helado. Nuevamente, el automóvil sólo funcionaba de regreso cuando el sabor elegido no era vainilla.

El problema acabó volviéndose una obsesión para el ingeniero, que acabó realizando experimentos diarios, anotando todos los detalles posibles. Después de dos semanas llegó al primer gran descubrimiento: cuando se escogía vainilla, al comprador se le servía el helado en menos tiempo porque ese sabor de helado estaba al frente del mostrador.

Al examinar el vehículo, el ingeniero hizo un nuevo descubrimiento: como el tiempo de compra era muy reducido en caso de elegirse el sabor de vainilla, en comparación con el tiempo de compra de otros sabores, el motor no llegaba a enfriarse. Así, los vapores del combustible no se disipaban, lo cual impedía que el motor arrancara al instante.

A partir de ese episodio, la Pontiac cambió el sistema de alimentación de combustible e introdujo una modificación en todos sus modelos a partir de la línea 1999. El autor de la reclamación obtuvo un coche nuevo, además del arreglo del que no funcionaba con el helado de vainilla.

La GM distribuyó un comunicado interno, exigiendo que sus empleados se tomasen en serio hasta las reclamaciones más extrañas, «porque puede ser que una gran innovación resida detrás de un helado de vainilla».

A ver si nos aclaramos
Un hombre le pidió ayuda a su vecino para mover un sofá. Uno se puso en un extremo y el otro se puso en el otro. Estuvieron un rato con el tira y afloja hasta que el hombre dijo:

─Olvídelo, jamás podremos meter este mamotreto.

El vecino lo miró extrañado y le preguntó:

─¡Aaah! ¿Se trataba de meterlo?

Brindar
chocar_copas

El sentido más puro del brindis es ser una ofrenda propiciatoria, es decir, el de ofrecer algo a cambio del cumplimiento de un deseo. La palabra «brindar» deriva del alemán Ich bring’di’s, que significa «yo te lo ofrezco» y que se solía pronunciar cuando se levantaban las copas antes de beber. Según una antigua tradición, el ruido de entrechocar las copas ahuyenta el demonio y protege a los presentes. Otro tradición cuenta que el brindis es un rito comunal que asegura el cumplimiento de un deseo compartido, siempre que se respete que todos los comensales choquen su copas con la de todos y cada uno de los invitados.

Pero la más curiosa de todas se originó en Roma, en la antigua Roma, y decía que era costumbre deshacerse de los indicados o anfitriones incómodos envenenándolos. Así, entrechocar fuertemente las copas de modo que sus contenidos se entremezclaran, pasando el líquido de una copa otra de forma indiscriminada, lo que venía a ser no sólo un símbolo de amistad, sino la garantía de que no había vertido ningún tipo de veneno.

Profesión de riesgo
Los médicos cobraban cuando sus pacientes estaban bien, pero no cuando se ponían enfermos. Creyendo que era tarea del médico prevenir, los médicos chinos a menudo incluso llegaban a pagar al paciente si éste enfermaba. Aún más, si el paciente moría, una linterna ardía en la puerta de la casa del médico: con cada muerte se añadía una nueva linterna. Si se acumulaban las linternas era normal que perdiera clientela.

Un día un hombre buscaba a un médico de manera apresurada, para salvar a su mujer, ante la cantidad de linternas que portaban las puertas de las casas de médicos que visitó, se asustó bastante, pero por fin dio con un médico que solo tenía cinco linternas colgadas de su puerta, lo escogió sin dudar un momento, y mientras ambos viajaban en busca de la mujer para ser curada, este le pregunto:

─¿Es una suerte haber encontrado un médico que cuente con tan pocos pacientes fallecidos?

A lo que este respondió:

─bueno solo llevo un día ejerciendo el oficio.

El asiento vacío
superbowl

Un hombre recibe de su compañía una entrada gratis para la Superbowl. Por desgracia, cuando llega al estadio se da cuenta de que el asiento está en el gallinero. A mitad de la primera parte ve más abajo un asiento libre y se va directo al sitio. Al rato, vuelve a mirar y ve otro más cerca del campo y enfila para el asiento.

Al rato ve que hay uno situado enfrente del centro del campo. Mira al señor que está al lado del asiento vacío y le pregunta:

─Perdone, ¿hay alguien sentado ahí?

El hombre le contesta que no. El nuevo le comenta: «Es increíble. No entiendo como alguien puede dejar un asiento libre en una Superbowl». El señor que está allí le dice: «Lo que pasa es que los dos asientos son míos. Mi mujer iba a venir conmigo, pero no podrá. Ha muerto. Es la primera vez que no venimos juntos a la Superbowl desde 1970».

─Vaya, que mala suerte, que triste. Pero no ha podido encontrar a nadie que le acompañe, un amigo, su cuñado, cualquier familiar…

─No, ─contesta el señor─, están todos en el funeral.

Cuidado con los prejuicios
Un vagabundo con más mierda que la bombilla de una cuadra entra en un banco. Le dice a la cajera en ventanilla:

─Quiero abrir una puta cuenta.

La mujer sorprendida, contesta:

─Perdóneme. Quizás no le he entendido bien ¿Cómo dice?

El desastrado le responde:

─Escúchame, coño. Le he dicho que quiero abrir una jodida cuenta ahora mismito.

─Lo siento caballero, pero no puedo permitir que me hable de esta manera.

La cajera se levanta y se marcha a buscar al director de la sucursal. Le comenta lo que está pasando.

Marchan los dos hacia la ventanilla del pordiosero y el hombre le pregunta al sin techo:

─¿Cuál es el problema, señor?

─Aquí no hay ningún problema, me han tocado 20 millones de euros en la lotería y quiero abrir una puta cuenta en este puto banco, ahora.

─Ya veo ─dice el director─, y esta hija de puta le está dando por culo, ¿cierto, no? Pase a mi despacho, por favor.

Estar grogui
estar_grogui

En 1740, el Almirante VernonAlmirante Edward VernonEdward VernonWikipedia, de la flota británica, decidió aguar los bidones de ron que su nave llevaba a bordo. No hace falta decir que los marineros no estuvieron muy contentos con la decisión y empezaron a llamar «viejo Grog» al almirante, por el abrigo de grogramGrogrénEl grogrén (del francés, gros grain; —traducción literal «grano grueso»—) es un tejido con ligamento tafetán acanalado, donde predomina la urdimbre sobre la trama. Se trata de un tejido robusto y de tacto algo rígido, que se utiliza principalmente para cintas, cinturillas y otros adornos en la vestimenta femenina. Es el material utilizado en las condecoraciones. GrogrénWikipedia que llevaba. Con grogram se referían a la mezcla mitad lana, mitad sintético, del feísimo abrigo.

El término «grog» enseguida empezó a significar estar borracho a medias. Estar «grog» pronto quiso decir medio borracho. Y de ahí la expresión «grogui», medio atontado, aturdido, que se internacionalizó.

Las apariencias engañan
Si conocieras a una mujer sifilítica que está embarazada, que ya tiene ocho hijos, tres de los cuales son sordos, dos son ciegos y uno es retasado mental ¿le recomendarías que abortará? En caso afirmativo, hubieras eliminado de la faz de la tierra y hubieras borrado de la historia de la música a BeethovenLudwig van BeethovenLudwig van BeethovenWikipedia.

OTRA VEZ MÁS DEBES ELEGIR
 Candidato A 
Tuvo contacto con curanderos, consultaba a astrólogos con frecuencia. Tenía dos amantes. Su mujer era lesbiana. Fumaba mucho. Bebía de ocho a diez martinis por día.
 Candidato B 
No conseguía mantenerse mucho en el mismo empleo debido a su arrogancia. Dormía hasta el mediodía. Fue consumidor de opio en su época de colegial, y siempre fue considerado un mal alumno. Bebía una copa de coñac todas las mañanas.
 Candidato C 
Fue condecorado como héroe. Era vegetariano. No fumaba. Tenía una disciplina ejemplar. Bebía una cerveza muy de vez en cuando. Permaneció con la misma mujer en sus momentos de gloria y en sus momentos de derrota.
¿A QUIÉN ELEGIRÍAS?
AFranklin D. RooseveltWikipedia
BWinston Leonard Spencer Churchill Winston Leonard Spencer Churchill Wikipedia
CAdolf HitlerAdolf HitlerWikipedia

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO