14/04/2024

Mis artilugios para leer

Seguramente a muy pocas personas le interese esta entrada, pero os aseguro que alguno habrá que le pueda decir a otro que conoce, que ha leído a un colgado como él en no sé qué sitio, que se ha agenciado un montón de cosas para leer cómodamente que, claro, así cualquiera. A ver quién es el guapo que no lee teniendo ese tenderete montado. Os aseguro que se puede montar algunos de los sets que utilizo para leer desde tan solo 7 € hasta lo que te dé la gana. Nunca más de 50 €. Además, que somos mayorcitos y tenemos dos dedos de frente: el que no lee, no leerá nunca, le pongas lo que le pongas y como se lo pongas.

Me gusta leer y hoy os voy a enseñar cómo tengo acondicionado mis espacios de lectura, que en teoría puede ser cualquier sitio y, para ello, me he agenciado de todos los útiles que me son necesarios para convertir la lectura en una actividad agradable y que maximice el tiempo invertido. Hay mucha gente que piensa que los que leemos lo hacemos de cualquier manera, y eso es verdad hasta ciento punto. Hay que crear el ambiente adecuado para que surjan las ganas y que todo fluya correctamente, así como, intentar que la atención no se desvíe y el placer no sea pervertido, al menos en tus espacios privados.

Está claro que hay sitios donde tienes que leer como venga la cosa, ninguna de las condiciones desfavorables dependen de ti (factores luminosos, ruidos, movimiento, aglomeraciones, transporte público, etc.), pero desde la aparición del Ebook (libro digital), incluso hasta todo esto, ha cambiado. Para cocinar hay que tener todos los instrumentos necesarios; para la gimnasia son imprescindibles las pesas o máquinas que te facilitan el trabajo o que tu cuerpo decide que está en el momento óptimo para comenzar; pues para leer, aunque con tener un libro y la iluminación adecuada, en teoría es suficiente, con el paso del tiempo te vas volviendo un maniático, lo que viene siendo un puto perro y te dedicas a hacer acopio de todos aquellos dispositivos que te facilitan el ponerte en faena (cuantas veces he oído eso de «a mí que me cuesta empezar, ponerme, calentar, entrar en materia…», incluso para otras faenas placenteras en sí mismas). Y, por supuesto, dejarla en cualquier momento en el punto de la lectura exacto para poder retomarla rápidamente cuando te dé la gana.

En mi caso, tenía dos monitores, cada uno con su respectivo brazo hidráulico que tenía conectados al ordenador y, que un buen día, haciendo el idiota, revente uno de los monitores clavando algo en todo el centro. No me acuerdo exactamente el que, pero quedó inservible. Se me quedo en la mesa un brazo solo, abandonado, como un tallo sin flor. Como las cosas hay que darles vueltas en la cabeza, barruntarlasPrever, conjeturar o presentir algo por alguna señal o indicio., y esperar a que la idea surja de forma espontánea o no, y eso que a mí que se me ocurren la mayoría de las cosas cuando me estoy duchando o estoy dentro del recinto adecuado en casa para ello entretenido en otros menesteres, se me ocurrió que el brazo que me sobraba podría servir para soportar otras cosas como, por ejemplo, un libro. Así que me puse manos a la obra e investigando en Internet descubrí que podía juntar lo que tenía con algo que no tenía:

Soporte hidráulico más soporte para monitor

Ambas cosas me las compré en Amazon, aunque tú te las puedes comprar donde te dé la gana. La única condición que me puse es que fueran lo más baratas posible, porque se trataba de un experimento. Recuerdo que el brazo me costó alrededor de 36 €, aunque esto ya lo tenía; el soporte para portátil sobre unos 14 (blanco o negro). Cuidado con los soportes de portátil que tienen a los lados unos topes para sujetar los libros o que la trasera donde va a apoyar el libro no sea grande o consista en una X. Terminarán molestándote y para sujetar los libros te servirán las pinzas metálicas sujeta papeles que veremos a continuación. Seguramente los precios han cambiado, pero no mucho y os aseguro que, incluso, para utilizar libros tipo mazacote, por encima de las 500 páginas, es una gozada.

También me aprovisioné de una buena cantidad de clips metálicos para sujetar papeles (estos son un poco más pequeños que los que utilizo yo, de 14 cm, aunque los del enlace no están mal y vienen en cajas de 10 unidades, con lo que finalmente te salen por 1,19 € cada uno):

clip metálico para sujetar papeles

Te aseguro que te vendrán bien, en cuanto a cantidad, porque te harán falta más de un par de ellos.

Otra cosa de la que mi agencié fue una lámpara flexo de arquitectura, la compré muy barata, me parece que 4 € en el IKEA de Zaragoza, y una bombilla inteligente, no sé dónde puñetas está la inteligencia, de las que se conectan al móvil y puedes cambiar la intensidad, la temperatura y el color de la luz. Si no quieres gastarte dinero en este engendro, cómprate la bombilla LED que menos vatios tenga, por debajo de 4 W es casi imposible conseguirla, al menos con rosca E27Tipos de rosca usados en iluminación, porque de noche con muy poca luz, enfocada sobre el libro, tendrás bastante. Por cierto, el mundo de las bombillas inteligentes, como casi todo, es un asco. Podían todos los fabricantes ponerse de acuerdo para utilizar la misma app y que además utilizarán la banda de 5 GHz y no a 2,4 GHz porque para casar la bombilla con el router te tienes que hacer una red a 2,4 GHz y hay personas que se las ven y las desean para entrar en el rúter y enredar.

Otro de los artilugios que me he agenciado a buen precio es un atril de plástico en el Carrefour por 6,99 € de la marca Fellowes que si eres cuidadoso te puede durar toda tu vida. Regulable en ángulo para que el libro te queda más recto o acostado según las manías de cada uno. He estado haciendo una búsqueda y cuando lo compre tenía que ser una oferta, pues en todos lados está a más de 13 €. También tengo este otro que compre al principio que por el mismo precio es de metal, la verdad que pesa poco, y también ocupa poco sitio una vez plegado. Es más para dejarlo en casa, mientras que el de plástico, si eres de los que vas a estudiar a biblioteca, entre que pesa poco y ocupa y pesa casi nada, le sacarás más partido.

Para cuando no tienes ni artilugios ni ninguna comodidad a mano se ha inventado el Ebook. En mi caso, tengo un Kobo Clara HD con pantalla de tinta electrónica de alta definición, 6 pulgadas (15,24 cm) 300 PPP, más que suficiente definición para leer. La ventaja es que de día no tiene reflejos, al contrario que las tablets o los móviles, por lo que puedes ahorrar aún más batería apagando la iluminación y por la noche puedes volver a utilizarla, lo que facilita que no tengas que buscar una fuente de luz externa. El precio parece que no es módico, pero os juro que se amortiza al 5 o 6 libro que no te tengas que comprar. Hay muchos sitios donde puedes descargar libros de forma legal. O si eres un avaricioso de la lectura, te apuntas en Amazón kindle unlimited, otra opción económica para leer, pero tendrás que aprender con Calibre a transformarlos a otro formato que no sea el original, pues solo vale para los Kindle, o te compras directamente un Kindle y arreglado. Será por opciones.

Se me olvidaba uno de mis más queridos pero no tan utilizado. Es este trasto que parece un palo con muchas extensiones. Tachán:

Artilugio para leer Pericoxx soporte de partituras

Artilugio para leer Pericoxx soporte de partituras

Lo compre en una de las tiendas en las que decidí no comprar nunca más, Cash Converters, cueva de estafadores en la que el personal es tan rotatorio que demuestra que pagan mal y engañana a la gente. Una historia personal y varias oídas me dan motivos más que suficientes para pensar así. Lo que tu hagas u opines es tu problema. Me costo sólo 4 € y cuando le dije a la muchacha que me lo vendio que lo iba a utilizar para apoyar libros y leer en cualquier sitio, me dijo que era cuestión de considerarlo. Una vez extendido u esponjado, se convierte en esto otro:

Artilugio para leer Pericoxx soporte de partituras

Por ahora nada más, sed buenos, no hagáis ilegalidades demasiado ilegales y recordad que en España no existe la piratería de soportes digitales, ya que pagamos el famoso canon digital, que nos libra de todo mal, quizás de todos no, pero de muchos. Recordad que el desconocimiento de la ley no te libra de su cumplimiento, el conocimiento de la misma puede que sí.

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO