03/03/2024

Vlad el Empalador: el monstruoso Drácula en la vida real

Podríamos decir, sin equivocarnos demasiado, que Vlad el Empalador era un mal tipo. Después de todo, no pasas a la inmortalidad siendo considerado un monstruo sanguinario si eres el Señor Simpatía. Vlad III Drácula, o Vlad Voivode de Valaquia, no sólo ordenó el asesinato en masa y el genocidio de miles de personas, sino que personalmente llevó a cabo algunos actos verdaderamente espantosos. Nadie estaba a salvo cuando Vlad rondaba, ni siquiera sus propios súbditos. Ni las mujeres. Ni los niños. Ni los edificios.

EL ORIGEN DE LA ORDEN DEL DRAGÓN
El emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Segismundo de LuxemburgoSegismundo de LuxemburgoSegismundo de LuxemburgoWIKIPEDIA, creó la Orden del DragónOrden del DragónOrden del DragónWIKIPEDIA para contener y luchar a los invasores otomanos. El padre de nuestro personaje, Vlad IIVlad II DraculVlad II DraculWIKIPEDIA, perteneció a dicha noble orden de caballería. Vlad Dracul, mostraba con orgullo su pertenencia a la Orden del Dragón, de modo que decidió usar el símbolo de la bestia mitológica forjándolo en sus escudos y dibujándolo en sus banderas.

Vlad III heredó este legado paterno y luchó con desmesurada eficacia contra al expansionismo otomano. Su firma en latín era: Wladislaus Dragwlya, vaivoda partium Transalpinarum. Debido a la crueldad con la que era visto, añadió, además del uso del símbolo del dragón ya que dicha bestia representa al demonio en el imaginario cristiano, la denominación Dracul a su nombre, que se convirtió definitivamente en el apellido de la familia. Vlad II adoptó el nombre Draculea, que une Dracul con «–ea», que en rumano significaba dragón, demonio e –hijo de, respectivamente. De este modo, pasó a ser conocido como Drácula.

Vlad III Drácula conocido también como Vlad Voivode de Valaquia
Vlad III Drácula, o Vlad Voivode de Valaquia
ORDENO MATAR A UN CABALLERO POR…
Para hacernos una idea del tema que estamos tratando, hay una historia sobre nuestro «amigo» Vlad, de la que es difícil comprobar su veracidad, pero que hace grande el monstruoso mito, en la que nos cuentan que una vez estaba Vlad, una vez finalizada la batalla, de pie en medio del holocaustoHOLOCAUSTOnombre masculino 1. Antiguo sacrificio religioso, especialmente entre los judíos, en que se quemaba la víctima completamente. 2. Gran matanza de personas, especialmente la que tiene como fin exterminar un grupo social por motivos de raza, religión o política. rodeado de 20 000 cadáveres empalados, y no, no ha pasado a la posteridad por sus fabulosos pinchitos morunos, justo cuando se dio cuenta de que uno de sus caballeros se tapaba la nariz para evitar el hedor que desprendían los cadáveres. A Vlad no le gusto ni un pelo ese gesto, así que lo empaló también. Si esto nos hace llegar a comprender algo, es que siempre que tu jefe tome una decisión, correcta o errónea, debes ser amable y respetuoso con él, a menos que quieras terminar en una pica. Imagino que no es lo que quieres.
Vlad Tepes mostrando sus poderes
Vlad Tepes mostrando sus poderes
DE NIÑO, FUE PRISIONERO POLÍTICO
Vlad no nació con el arduo deseo de empalar a todo el mundo. Probablemente sea consecuencia del trato que le proporcionaron los otomanosIMPERIO OTOMANOEl Imperio otomano, también conocido como Imperio turco otomano o Imperio osmanlí (en otomano: دولت عالیه عثمانیه Devlet-i Aliyye-i Osmâniyye; en turco moderno: Osmanlı Devleti o Osmanlı İmparatorluğu), fue un Estado multiétnico y multiconfesional gobernado por la dinastía osmanlí. Era conocido como el Imperio turco o Turquía por sus contemporáneos, aunque los gobernantes osmanlíes jamás utilizaron ese nombre para referirse a su Estado. WIKIPEDIA cuando era niño. En 1442, él y su hermano, Radu el HermosoRadu el HermosoRadu el HermosoWIKIPEDIA, fueron utilizados por el Sultán del Imperio Otomano para hacerle chantaje a su padre, obligándole a mantener fidelidad mientras batallaba con Hungría. Los niños, en un principio fueron tratados de forma correcta, que no bien. Fueron instruidos y, suponemos, se les enseñó todo lo necesario en aquellos tiempos, desde la lucha con espada hasta estrategia militar. Según la leyenda, el hermano de Vlad disfrutaba de su tiempo libre con los otomanos, pero Vlad sufrió castigos brutales, lo que llevó a un odio de por vida hacia los otomanos.
MUY BIEN CONSIDERADO EN RUMANIA
¿Era Vlad el Empalador una mala persona? Seguramente si. Empaló a unos cuantos cientos de miles de personas por razones tan diversas que, en cualquier mente humana, no serían consideradas como faltas que merezcan ser empalados. Sin embargo, en Rumania, es visto como uno de sus más grandes líderes, quizás como el más venerable de sus hijos. No sólo sirvió como el Voivoda de Valaquia (considerado como el más la graduación más importante de comandante militar de la región) tres veces entre 1448 hasta su muerte, sino que protegió la región de todos los que trataron de invadirla. Su antiguo hogar, el castillo de Bran, es incluso un hito nacional que todavía se puede visitar hoy en día.
ASESINO DESPIADADO
Nadie sabe el número exacto de muertos en las cacerías de brujas europeas que tuvieron lugar entre los siglos XV a XVIII, pero se estipula que alrededor de 60 000 personas. Ese número se fue acumulando a lo largo de cientos de años, pero Vlad se las arregló para superarlo en unas cuantas décadas. Vlad estuvo detrás de la muerte de 100 000 personas, a fin de cuentas, solo eran unos cuantos campesinos, más o menos. Como su nombre indica, prefería empalar a sus víctimas en una estaca que le entraba por el ano y le salía por la boca. Hasta en esto era minucioso: las lanzas se embadurnaban en aceite para evitar que sus víctimas se desgarraran al ser empaladas y asegurar que el proceso de penetración, cruzando por el centro del cuerpo durara el mayor tiempo posible y de la forma más lenta. Su cruel imaginación le llevó también (según algunos autores) a enviar al campamento otomano a un grupo de infectados de sífilis y lepra para que expandieran su mal entre el ejército enemigo. También le daba a la guerra biológica.
LE GUSTABA HACER COSQUILLAS
Vlad tenía un extenso catálogo de torturas de todo tipo para mostrárselas a sus enemigos, a su propia gente y, en realidad, a todo aquel que se pusiera a tiro. Sabemos que ensartaba a la gente en lanzas, les prendía fuego, los tiraba a sitios angostos, y conseguía infligir el mayor dolor posible de las maneras más fascinantes a sus enemigos, pero hay una historia sobre Vlad que nos muestra que también tenía sentido del humor a pesar de todo. Era un cachondo, fijo. Supuestamente, le gustaba hacer cosquillas a la gente como medio de tortura. Quizás decir que tenía humor por torturarte con cosquillas no sea lo más apropiado. Conozco más de una persona que las cosquillas es lo peor que le puedes hacer.
MORALIDAD EXTREMA
El viejo Vladdy tenía sus defectos, pero también tenía valores, si exceptuamos lo de empalar y torturar a las personas. Una de sus mayores preocupaciones eran las mujeres que yacían con hombres fuera del matrimonio, así que cualquier mujer en Valaquia que tuviera el sano impulso sexual de tener un amante corría el riesgo de ser horriblemente ejecutada. Sus órganos sexuales eran arrancados de sus cuerpos antes de ser empaladas porque a Vlad le gustaba adecuar el tormento respecto al delito de la persona torturada, incluso cuando se trataba de su tortura favorita.
La afición favorito de Vlad Tepes en una imagen
La afición favorita de Vlad Tepes en una sola imagen
ESTRÍCO CON LAS REGLAS
Vlad nunca tuvo una regla que no le gustara. Aparte de su afición por exterminar pueblos enteros, era un tipo bastante bien educado, y exigía a sus invitados en un nivel parecido. Cuando un grupo de soldados irrumpió en su casa mientras perseguía a un ladrón que intentaba esconderse en una de las habitaciones de Vlad, Mister Empalador ejecutó al comandante del grupo por no pedir permiso para entrar en su casa. En otra ocasión, cuando un grupo de turcos con turbante le visitaron para cobrar impuestos, se ofendió porque los hombres no se descubrieron. Después de una explicación un poco tardía en la que le aclaraban que estaba prohibido descubrirse por razones religiosas, les clavó los turbantes en la cabeza. Arreglado. Por supuesto que esto sirvió como detonante para iniciar una guerra, pero está claro que el respeto es el respeto.
HIZO EMPALAR A MÁS DE 20 000 PERSONAS
Durante el segundo de los tres reinados de Vlad como gobernante de Valaquia, pasó mucho tiempo luchando contra Mehmed II y el ejército otomano. Aunque había más otomanos que valacos, Vlad se las arregló para aterrorizar a sus enemigos utilizando los medios más terrorificos. Mehmed II sabía que Vlad era un brutal gobernante y aún más terrible contrincante, todo gracias a las historias de sus torturas que circulaban por toda Europa, pero no fue hasta que Mehmed II y sus tropas iniciaron la marcha hacia Târgoviște, momento en el que fue consciente de lo degenerado que podía llegar a ser Vlad. Cuando Mehmed y sus hombres llegaron a la ciudad, las puertas estaban abiertas para él, pero no había residentes en el interior. Había, sin embargo, 23 844 cuerpos sometidos al suplicio del palo que pertenecián a soldados turcos, rumanos, húngaros y búlgaros cuyos cadáveres estaban clavados y pudriéndose. El sultán, asqueado hasta el punto de vomitar, no pudo hacer otra cosa más que retroceder a Constantinopla.
Vlad III Dracul contra Mehmet II. El Voivoda de Valaquia Vlad III el Empalador conocido como Drácula enfrentándose al ejército dirigido por el sultán Otomano Mehmet II.
Vlad III Dracul contra Mehmet II. El Voivoda de Valaquia Vlad III el Empalador conocido como Drácula enfrentándose al ejército dirigido por el sultán Otomano Mehmet II.
ODIABA LAS APESTOSAS IGLESIAS
Cuando Vlad el Empalador dirigía misiones militares, hacía lo posible por incitar el mayor miedo posible en sus enemigos. Cada vez que se veía obligado a retirarse de una aldea, la quemaba hasta las raíces, porque si Vlad no podía tener algo, entonces nadie más podía tenerlo. Parece que, incluso envenenó los pozos de sus propias aldeas y mató a sus propios partidarios para evitar que sus enemigos disfrutaran del botín de la victoria asesinándolos. Le gustaba de forma especial destruir iglesias. En lugar de asaltar la iglesia y quedarse con todo lo de valor, Vlad cerraba las puertas y quemaba todo lo que había dentro hasta convertirlo en cenizas. No sólo aterrorizaba a la gente; les hacía saber a sus líderes que no le daba importancia a sus creencias ni a su fe.
COCIDOS VIVOS EN CALDEROS
Hay tantas historias sobre el terror que Vlad impartía indiscriminadamente, que es difícil diferenciar lo que es real de la ficción. Después de todo, las historias que sabemos que son verdaderas son tan bárbaras como las que son falsas. La creencia de que podía convertirse en murciélago y volar, lo más seguro es que sea falso. Lo que si se puede observar en algunos grabados en madera de 1499, es que nuestro Vlad disfrutaba encerrando a gente en un caldero de cobre y encendiendo una fogata en los bajos del caldero, hirviéndolos hasta la muerte. Según un tirano un tanto travieso, llamado Drácula Vodä:
Vlad hizo construir un gran caldero de cobre y colocó una tapa de madera con agujeros en la parte superior. Introdujo a la gente en el caldero y colocó sus cabezas en dichos agujeros y allí las sujetó; después, lo llenó de agua y encendió un fuego bajo el caldero, dejando que la gente gritara y pidiera piedad hasta que morían cocidos.
El castillo de Bran
El castillo de Bran
TUVO ADMIRADORES TODA SU VIDA
Vlad no sólo se hizo popular cuando se convirtió en el mítico vampiro romántico; muchas personas, en toda Europa, se quedaron cautivadas por los relatos de sus cruentos actos. Cuando las imprentas se llenaron de material de lectura sobre sus excesos, los relatos sobre la espantosa vida de llevo Vlad, eran perfectos para los lectores sedientos de sangre. Los libros mezclaban realidad y ficción, por lo que es tan difícil diferenciarlos. Según la historia de un loco sediento de sangre llamado Drácula de Valaquia de Michel Beheim, escrita en el siglo XV, Vlad organizaba suntuosas cenas donde daba a sus invitados enormes banquetes antes de empalarlos y mojar pan en charcos de sangre de los invitados.
Uno de los memorables festines gastronómicos con invitados al fondo
Uno de los memorables festines gastronómicos con invitados al fondo
LA COPA DORADA ERA LA PRUEBA MÁS CRUEL
De hecho, según una historia (probablemente apócrifa), Vlad el Empalador tenía tal control sobre su pueblo que colocó una copa de oro macizo en el centro de la plaza del pueblo, diciéndoles que podían beber de ella tanto como quisieran, pero no podían sacar la copa de la plaza. La copa valía una fortuna, pero Vlad era conocido como un ser tan cruento que ninguno de sus miles de súbditos intentó robarla.
QUEMAR A UN MONTÓN DE POBRES
Otra historia de Vlad que, puede o no, ser cierta, es su ingeniosa forma de deshacerse de la pobreza. Muchos de sus incondicionales eran pobres, un problema que supuestamente resolvió eliminándolos de la ecuación, mejor dicho, matándolos. Una historia popular del Empalador dice que invitó a los enfermos o a cualquiera que no tuviera techo propio a una sala en Târgoviște para un gran banquete, y mientras disfrutaban de la fiesta, cerro el edificio y prendió fuego. Ciertamente es una forma un tanto extrema de reducir la tasa de pobreza.
ASCENDENCIA REAL
Según la familia real británica, comparten una conexión consanguínea con Vlad el Empalador. Si cierras los ojos, un poco, lo suficiente, puedes llegar a ver que tiene sentido. Mientras estaba de viaje en Transilvania, el Príncipe Carlos dijo:
Transilvania está en mi sangre. La genealogía muestra que soy descendiente de Vlad el Empalador, así que tengo un poco de interés por este país.
DRÁCULA Y ROBERT PATTINSON
Si la conexión real es verdadera, entonces la inspiración detrás del mito de Drácula también está relacionada con el vampiro más atípico de la cultura literaria y cinematográfica más actual. Según los investigadores de Ancestry.com, Robert Pattinson está conectado con Vlad el Empalador a través de una relación distante con la familia real. Anastasia Tyler, genealogista de la compañía, explicó la relación entre Pattinson y Vlad:
Rastrear la genealogía de la familia de Pattinson hasta Vlad fue una ardua investigación, pero las piezas que se fueron encontrando crearon los nexos de unión perfectos para la creación del personaje de la Saga Crepúsculo. Sin artificios de magia o falsa mitología, vemos a la realeza y a los vampiros emparentando la vida de Pattinson, haciendo parecer su historia tan sobrenatural como la que está interpretando en la gran pantalla.
Robert Pattinson
Robert Pattinson
SU CUERPO FUE EXHUMADO
Drácula murió, aparentemente, de la forma que más anhelaba: batallando contra los turcos. Parece ser que su cuerpo fue enterrado en el Monasterio Snagov, donde, al parecer, fue desenterrado y decapitado. Sin embargo, no está claro si esto es cierto porque nadie ha encontrado nunca sus restos o porque no existen tales restos y sigue viviendo en el imaginario colectivo como el inmortal chupasangres. Es más probable que sea lo primero.
Tumba del Conde Drácula en Rumania
Tumba del Conde Drácula en Rumania

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO