Cuando las mujeres tenían misiles en vez de pechos: los sujetadores torpedo o bala

Los años cuarenta

La Segunda Guerra Mundial tuvo un gran impacto en la ropa. En los Estados Unidos, las mujeres militares se alistaron por primera vez en los rangos inferiores y se les equipó con ropa interior uniforme. Se cree que Willson Goggles, una firma de Pensilvania que fabricó equipos de seguridad para trabajadores manuales, introdujo el plástico «SAF-T-BRA», diseñado para proteger a las mujeres en la fábrica. La publicidad apelaba tanto al patriotismo como al concepto de que los sostenes y las fajas eran de alguna manera «protección». Aparecieron códigos de vestimenta, por ejemplo, Lockheed informó a sus trabajadoras que los sostenes debían usarse debido al «buen gusto, el soporte anatómico y la moral».

La terminología militar se introdujo en el mercadeo de productos, como lo representa el sujetador Torpedo o Bullet, altamente estructurado y puntiagudo, diseñado para la «máxima proyección». El sujetador fue usado por la Sweater Girl, una tetona y saludable «vecina de al lado» cuyos arreglos exteriores ajustados acentuaron sus curvas mejoradas artificialmente. Se comenzaron a utilizar alambres internos en la construcción de sujetadores. Actrices como Jane RussellJane RussellJane RussellWIKIPEDIA aparecieron en fotografías con los nuevos sostenes que enfatizaban el diseño de «elevación y separación», que influyó en el diseño posterior del sostén. Para la película, The Outlaw, que presenta a la actriz Jane Russell, la productora y diseñadora de aviones Howard Hughes, construyó el sujetador Cantilever para que Russell lo usara en la película. Hughes construyó el sostén para que se ajustara y apoyara los pechos de Jane Russell. Hughes creó el sujetador sobre la base de la construcción de puentes. Después de ver a Jane Russell y su busto en la película, las mujeres trataron de recrear la apariencia en sus propios pechos.

La guerra presentó desafíos únicos para la industria. Las ocupaciones de las mujeres cambiaron dramáticamente, con muchas más mujeres empleada fuera del hogar y en la industria. La escasez de material limitó las opciones de diseño. La publicidad, la promoción y el consumismo eran limitados, pero comenzaron a aparecer dirigidos a minorías (por ejemplo, Ebony en 1945) y adolescentes. Muchos fabricantes solo sobrevivieron haciendo carpas y paracaídas además de sujetadores. La industria estadounidense estaba ahora libre de influencias europeas, particularmente francesas, y se hizo más distintiva. Una vez más, hubo preocupación por el uso de acero muy necesitado en corséts y el gobierno británico llevó a cabo una encuesta sobre el uso de ropa interior por parte de las mujeres en 1941. Esto mostró que «en promedio, las mujeres poseían 1.2 sostenes (amas de casa 0.8 y trabajadores agrícolas 1.9)».

Los años cincuenta

Después de la Segunda Guerra Mundial, la disponibilidad de material, la producción y la comercialización, y la demanda de una mayor variedad de bienes de consumo, incluidos los sostenes aumentó. El baby boom creó específicamente una demanda de sostenes de maternidad y lactancia, y la televisión brindó nuevas oportunidades de promoción. Los fabricantes respondieron con nuevas telas, colores, patrones, estilos, acolchado y elasticidad. La moda de Hollywood y el glamour influyeron en la elección de la moda femenina, incluidos los sostenes como el sujetador de bala con forma de cono y espiral popularizado por actrices como Patti Page, Marilyn Monroe y Lana Turner, quien recibió el apodo de «Sweater Girl». Los sostenes de bala permitieron a las mujeres agregar un tamaño de copa a su busto.

Los brasieres para preadolescentes y niñas que ingresan a la pubertad se comercializaron por primera vez durante los años cincuenta.​ Antes de la introducción de los sostenes de entrenamiento, las chicas jóvenes de los países occidentales usualmente usaban una “cintura” de una pieza o una camisola sin copas o dardos.