02/03/2024

La virilidad del mono desnudo

A través del tiempo en todas las épocas y civilizaciones, la virilidad del hombre ha tenido una importancia vital, aunque no sólo para ellos, no pocas mujeres también han vivido preocupadas. El tema de la reproducción ha sido siempre un asunto acuciante y capital.

Si nos trasladamos a la Edad Media, es recurrente asignar la causa de la impotencia masculina al MalignoDiablo. En el siglo XIII, Santo Tomás de AquinoTomás de AquinoTomás de AquinoWikipedia, en la Summa Theologiae, sostenía que el Diablo era capaz de impedir la consumación del matrimonio disminuyendo la potencia del varón. Es, por tanto, que los remedios que se respetaban para tales curar tales «enfermedades» consistían en peregrinar a lugares santos y en confesarse y orar frecuentemente con la única ventaja de que no había efectos secundarios.

Se achacaba la falta de potencia masculina, también, a la intervención de las señoras brujasBruja,oPersona a la que se le atribuyen poderes mágicos obtenidos del diablo. ↔ Hechicero supuestamente dotado de poderes mágicos en determinadas culturas. ↔ En los cuentos infantiles o relatos folclóricos, mujer fea y malvada, que tiene poderes mágicos y que, generalmente, puede volar montada en una escoba., debido a ciertos «conjuros mágicos». Tanta era la magia que sólo funcionaba en las relaciones con la legítima esposa. Juan de AviñónJuan de AviñónJuan de Aviñón (h1323? -1418?) fue un médico español autor del libro titulado «Sevillana medicina» en su obra expone las enfermedades acaecidas en la ciudad de Sevilla durante el periodo que va desde el año 1353 hasta 1382. Su nombre antes de convertirse al cristianismo hacia 1352 era Moses ben Samuel, natural de Roquemaure (Francia). Se desconoce en su biografía la vinculación que poseía con la ciudad de Sevilla, a la que se trasladó en 1353, quizá llamado como médico por el arzobispo o por el propio rey Pedro «el Cruel». Wikipedia médico español del siglo XIV, dejó escrito «estos maleficios, producidos en muchos casos por malas mujeres, son diabólicos; veces los curan los humanos y otras se remedian gracias auxilio divino».

En la ciudad de Montpelier, allá por el siglo XIV, se escribió un tratado, Tractatus de sterilitate et eius cura (Un tratado sobre la esterilidad y su cuidado), donde se exponían algunas de las causas por las que los varones eran impotentes. Entre ellas encontramos: una pobre complexión testicular, falta de humedad, ventosidad y calor generados por el cerebro, el corazón y el hígado. Para remediar estas carencias, se podían potenciar ingiriendo bajo control médico, habas, alubias, jengibre y pimienta. También se solía añadir otros alimentos con supuestas propiedades afrodisiacas como los testículos y el pené del toro, ciervo o zorro. También podemos añadir la planta denominada «satirión», una suerte de orquídea cuya raíz tenía un parecido bastante coincidente con los testículos de un toro. Por supuesto, toda esta estrafalaria farmacopea medieval se prolongó en el tiempo.

Con el tiempo, la cosa no pareció mejorar. Charles Brown-SequardCharles-Édouard Brown-SéquardCharles-Édouard Brown-SéquardWikipedia, ya en pleno siglo XIX (1889), decidió por propia voluntad administrarse, cuando notó una disminución de su vigor sexual y su fuerza muscular, una serie de inyecciones subcutáneas con extractos de testículos de perro y cobaya. Para no dejar al mundo bajo un manto de desconocimiento, publicó sus resultados en el British Medical Journal, afirmando taxativamente que había recuperado todas sus facultades. Fue así como nació la «Sequardina», compuesto comercial con extractos de testículos de animales en forma de solución, a la que se le añadió la coletilla de que «prolongaba la vida». Este producto se estuvo comercializando hasta bien entrado el siglo XX, aunque era completamente inútil.

En 1912, el médico austriaco Eugen SteinachEugen SteinachEugen SteinachWikipedia realizó un experimento en el que trasplanta los testículos de una cobaya macho a una cobaya hembra. La hembra desarrolló características sexuales masculinas lo que hizo concluir a Steinach que la secreción de los testículos era responsable de estas características. Esta afirmación llevó a varios cirujanos a realizar vasectomías unilaterales, o lo que es lo mismo, seccionaban el conducto que comunicaba el testículo con la uretra, para «aumentar el vigor y la potencia sexual». Se creía que, al realizar la vasectomía, se produciría una disminución de la producción de esperma y un aumento de la producción de hormonas testiculares, lo que produciría una «reactivación» del cuerpo humano. A pesar de que esta teoría era completamente errónea, el gran poeta irlandés William B. YeatsWilliam Butler YeatsWilliam Butler YeatsWikipedia fue sometido a esta intervención el 6 de abril de 1934 y quedó tan satisfecho que consiguió aumentar su producción literaria durante lo que él consideró su «segunda pubertad». Este método, que también tuvo detractores, no impidió que Steinach fuera nominado seis veces para el premio Nobel, aunque nunca lo recibió.

Seguimos para bingo y, nos encontramos con Serge VoronoffSerge Abrahamovitch VoronoffSerge Abrahamovitch VoronoffWikipedia, cirujano francés de origen ruso que fue un poco más allá y trasplantó testículos de mono en testículos humanos. Voronoff comenzó a interesarse por las hormonas testiculares al estudiar en Egipto los efectos de la castración en eunucos. En 1889 el propio Voronoff se auto inyectó extractos de testículos de cobaya sin notar ningún efecto. Voronoff dedujo que las inyecciones eran poco efectivas así que, se decidió por el implante de glándulas completas. En 1917, Voronoff se unió en matrimonio a una señora de la alta sociedad americana gracias a la cual tuvo acceso a fondos complementarios para sus experimentos. Entre 1917 y 1926 Voronoff realizó unas 500 intervenciones en ovejas, cabras y un toro, intercambiando los testículos de animales jóvenes en animales viejos. Según Voronoff, los trasplantes causaron en los animales viejos un vigor juvenil. El primer trasplante de un órgano de simio en un ser humano tuvo lugar el 12 de junio de 1920. Secciones de testículo de chimpancés y babuinos implantados dentro del escroto de un paciente con la intención de que el tejido animal se fusionase con el órgano humano. En 1923, en el Congreso Internacional de Cirujanos que se celebró en Londres, la algarabía y aprobación fue unánime. En su libro Rejuvenecimiento por Implantes (1925), Voronoff explica que su método «no era afrodisiaco», aunque mejoraba la función sexual. Otros efectos incluían «la mejoría de la memoria y de la vista, la capacidad de trabajar durante más tiempo y la prolongación de la vida».

Alrededor de 1930, más de 500 franceses —sobre todo miembros de la alta sociedad— se habían sometido a la operación de Voronoff. La demanda de testículos animales era tal que Voronoff montó su propio criadero de monos en Italia. Era tal su fama que fue invitado a numerosas fiestas y tuvo contratados innumerables chóferes, secretarias, asistentes y, por supuesto, dos amantes. Pero la ciencia es la ciencia, y fue un paso más allá experimentando con el trasplante de ovarios de monos en mujeres. Por supuesto no se queda ahí y realizó el trasplante inverso, ovarios de mujer a una hembra de mono. Y para colmo del remate, trató de inseminar a un mono hembra con esperma humano.

Ya sabemos que la fama es mudable y Voronoff cayó en el ostracismoApartamiento de cualquier responsabilidad o función política o social. cuando se hizo evidente que sus operaciones no producían ningún beneficio ya que el tejido animal implantado en un humano no se absorbe, sino que se rechaza. Imaginamos que el efecto que algunos de sus pacientes creían resurgir se debía únicamente al efecto placeboSustancia que carece de acción curativa pero produce un efecto terapéutico si el enfermo la toma convencido de que es un medicamento realmente eficaz; tiene el mismo aspecto, gusto y forma que un medicamento verdadero pero está hecho de productos inertes y sin ningún principio activo. Cuando la testosteronaTestosteronaLa testosterona es una hormona esteroidea sexual del grupo andrógeno y se encuentra en mamíferos, reptiles, aves y otros vertebrados. En los mamíferos, la testosterona es producida principalmente en los testículos de los machos y en menor medida en los ovarios de las hembras, además, las glándulas suprarrenales segregan también pequeñas cantidades. Es la principal hormona sexual masculina y también un esteroide anabólico. Wikipedia fue identificada 1935, Voronoff esperaba que sus teorías fueran confirmadas por este descubrimiento, pero las inyecciones de testosterona, sólo realzaba algunas características sexuales masculinas, como el vello, y poco más. Lo de alargar la vida tampoco fue un aliciente.

Llegamos a Ilya Ivanovich IvanovIliá Ivánovich IvanovIliá Ivánovich IvanovWikipedia, profesor de veterinaria de la Universidad de Járkov, hoy en Ucrania. Ivanov perfeccionó la técnica de la inseminación artificialInseminación artificialInseminación artificial es todo aquel método de reproducción asistida que consiste en el depósito de espermatozoides en la hembra mediante instrumental especializado y utilizando técnicas que reemplazan a la copulación, implantándolos en el útero, en el cérvix o en las trompas de Falopio, con el fin de lograr la gestación. Wikipedia para ser usada en la cría de caballos. Dicha técnica permitía fertilizar a 500 yeguas, en vez de las 20 o 30 que se fertilizan por medios naturales. En 1910, en una conferencia que se impartió en el Congreso Mundial de Zoología, en Graz (Austria), propuso la posibilidad de crear un híbrido entre humano y simio, aunque no por disponía de las instalaciones ni la financiación para tal fin. Fue en 1924, mientras Ivanov trabajaba en el Instituto Pasteur de París en una investigación acerca de la desinfección del esperma, cuando el Instituto le ofreció la posibilidad de utilizar los chimpancés de que disponía en un centro de investigación en la Guinea Francesa, pero sin pagarle nada. Finalmente, 1995 obtuvo 10.000 dólares del Gobierno Soviético para financiar el proyecto.

Ivanov y su hijo acudieron en 1926 a dichas instalaciones para comprobar que las condiciones del centro eran nefastas y más de la mitad de los 700 chimpancés albergados en las instalaciones fallecieron en pocas semanas. A pesar de todos estos inconvenientes, Ivanov consiguió inseminar artificialmente a tres chimpancés hembra con semen humano. Siempre nos quedará la duda de quién fue el donante de semen. Ninguna se quedó embarazada. Desesperado, Ivanov abandonó el proyecto para inseminar chimpancés conserve un humano que se planteó algo que, según él, podría ser mucho más fácil: inseminar mujeres con semen de chimpancé. Por supuesto, sin el consentimiento de las mujeres. El sensato Gobernador de la Guinea Francesa, Jean Luis George Poiret, rechazó tajantemente el plan e invitó a Ivanov abandonar el territorio cuanto antes. Un mes después, no sin antes llevarse consigo 20 chimpancés para continuar sus investigaciones, Ivanov y su hijo estaban montados en el barco que le llevaría de vuelta a Rusia.

Una vez allí, establece un su laboratorio en Abjasia como una región de un clima relativamente cálido en el que los chimpancés guineanos pudieran unsentirse «como en casa». Ahora tenía que encontrar mujeres rusas dispuestas a llevar en su seno criaturas mitad hombre mitad simio por el bien de la ciencia. Aunque no te lo creas, hubo cinco voluntarias. Para ese momento sólo uno de los 20 simios que embarcaron en África seguía con vida. El destino quiso que este orangután, de nombre Tarzán, también muriese poco después. Ivanov se encargó más monos, que llegaron en 1930. Pero, en ese impasse se descubrió el intento de Ivanov de inseminar a mujeres sin su consentimiento durante su estancia en África. Así que la Academia Soviética de las Ciencias le condenó aduciendo que «la actitud de Ivanov podría destruir la confianza de los africanos a los médicos e investigadores europeos y hacer muy problemáticas otras expediciones de científicos rusos en África». Comenzó así la decadencia absoluta y total de Ivanov.

¿Qué podemos concluir de todos estos experimentos de Ivanov? Unos piensan que al conseguir un híbrido entre mono y humano se confirmaría la teoría de Darwin lo que a su vez demoler y a la visión religiosa de la Creación, algo que los soviéticos consideraban magnífico para su propaganda anti religiosa («la religión es el opio del pueblo»). Por otra parte, tenemos los que creían que se utilizarían los testículos de esos monos para rejuvenecer a los líderes bolcheviques, de una forma similar a Voronoff. Pero muchos piensan que la verdadera razón es que el sanguinario dictador Josef StalinIósif StalinIósif StalinWikipedia, jefe supremo de la Unión Soviética, tenía intención de crear un súper ejército de «monos soldado» para dominar el mundo. Tampoco tenemos pruebas de que esto sea cierto. Lo que sí sabemos es que algunos investigadores soviéticos consideraban que todo lo que tuviera que ver con la fertilidad y la genética era «burgués» e «imperialista». Pensaban que cualquier característica podía adquirirse y, posteriormente, transmitirse, teoría conocida como lamarckismoLamarckismoWikipedia, por haber sido propuesta por el naturalista Jean-Baptiste Lamarck. Los lamarckistas, liderados por el biólogo comunista Trofim LysenkoTrofim Denisovich LysenkoTrofim Denisovich LysenkoWikipedia, ejercía una profunda influencia sobre Stalin. Lysenko y compañía le permitieron a Stalin de que la investigación genética desembocaba en eugenesiaEugenesiaEstudio y aplicación de las leyes biológicas de la herencia orientados al perfeccionamiento de la especie humana. Wikipedia y fascismo. En este ambiente, Ivanov fue arrestado el 13 de diciembre de 1930 por la policía secreta, acusado de «haber creado una organización contrarrevolucionaria», siendo sentenciado al exilio en Kazajstán, donde murió en 1932 terminando así su sueño de crear el primer hombre-mono.

Ya no lo advirtió un gran filósofo que nos dejó para la posteridad la siguiente frase: «Los monos son demasiado buenos para que el hombre haya evolucionado de ellos». Cap 13, Virilidad simiescaHistoria negra de la medicina → José-Alberto Palma.un

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO