El sentido de la vida

Te escribo esta carta para decirte que te dejo para siempre. Durante 7 años, he sido un hombre bueno pero estas dos últimas semanas han sido un verdadero infierno. Esta mañana tu jefe ha llamado para decirme que habías dejado tu empleo. La semana pasada, cuando volviste a casa ni siquiera te fijaste en que yo tenía un nuevo corte de pelo. Te había cocinado tu cena favorita e incluso había estrenado unos boxers de seda. Cenaste deprisa en un par de minutos y te fuiste directa a la cama después de ver tu serie favorita. Ya nunca me dices que me quieres. Ya no quieres tener sexo ni nada que nos relacione como marido y mujer. Por todo ello, he decidido irme para siempre.

Tu ex marido

PD: No intentes encontrarme. ¡Tu hermana y yo nos vamos juntos! ¡Que tengas una vida estupenda! Besos.

Carta de divorcio

Respuesta de la esposa:

Querido ex marido:

Nada me ha alegrado más el día que recibir tu carta. Cierto es que tú y yo hemos estado casados durante 7 años, aunque decir que has sido un hombre bueno durante ese tiempo es decir mucho. Por supuesto que me fijé en que tenías un nuevo corte de pelo la semana pasada. Sin embargo lo primero que pensé fue que con él te parecías a mi hermana. En cuanto a lo de cocinar mi plato favorito, seguramente te confundiste con mi hermana porque yo no como cerdo desde antes de conocernos. En cuanto a los boxers de seda, no estoy de acuerdo contigo. Sí que me fijé en ellos porque llevaban aún la etiqueta con el precio de 49,99$. Pensé que era una coincidencia que justo esa mañana mi hermana me hubiese pedido que le dejase esa misma cantidad. Pero yo te amaba y pensé que podríamos encontrar una solución. Resulta que ayer me tocaron 10 millones de dólares en la lotería. Así es que hoy dejé mi empleo y compré dos billetes para Jamaica. Pero cuando volví, te habías largado. Supongo que las cosas ocurren por alguna razón. También te deseo que tengas la maravillosa vida que siempre has deseado. Mi abogado me ha asegurado que la carta que me has escrito me garantiza que no podrás obtener ni un solo centavo de mi. Cuídate.

Firmado, tu ex mujer, millonaria y libre como los pájaros.

PD: Por cierto, no se si te dije alguna vez que mi hermana Carla nació siendo Carlos. Besos.