07/02/2023

¡Estos filósofos…!

ARISTÓFANES
AristófanesARISTÓFANESAristófanesWikipedia nos cuenta el mito de andrógino con la finalidad explicarnos lo que es el amor. En el origen de los tiempos, los hombres el amor como una especie de pelota enorme con cuatro piernas, cuatro brazos, dos órganos sexuales y una cabeza con dos rostros que miraban en direcciones opuestas. Podíamos caminar en ambas direcciones y cuando nos poníamos a correr a gran velocidad vamos volteretas como los saltimbanquis. Teníamos una gran fuerza y también mucha soberbia: tanta que se dice que intentamos ascender al Olimpo y los dioses decidieron castigarnos. Zeus nos cortó por la mitad y ordenó a Apolo qué le diese la vuelta a nuestro rostro y nos cosiese las heridas, dejándonos el ombligo y algunas arrugas como recuerdo del pecado. Así coma cada ser humano quedó partido en dos y cada mitad echaba de menos a su otra parte. Zeus Se compadeció y ordenó que, a partir de entonces, concibiésemos uniendo nuestras dos mitades través de sus órganos sexuales. este mito también sirve para explicar que todas las tendencias sexuales son naturales: hay varones cuya mitad es una mujer y otros cuya otra parte es un varón, y hay mujeres cuya mitad es una mujer. Ahora podremos entender de dónde viene la expresión mi media naranja que todos hemos utilizado alguna vez. Por esto mismo también se dice muchas veces que somos seres incompletos y que únicamente el amor puedo devolvernos a un estado maravilloso.

Aristófanes
Aristófanes
TE PUEDE INTERESAR AMPLIAR CONOCIMIENTOS
Origen de «encontrar a tu media naranja»
RENÉ DESCARTES
La preferencia de René DescartesRené DescartesRené DescartesWikipedia (1596-1650) por las mujeres con una característica especial se descubrió en las cartas que intercambió con la reina Cristina de Suecia. A pesar de no haberse casado nunca, Descartes reveló en su correspondencia que su gran amor era un guiño. Después de reflexionar sobre su gusto por las mujeres con tal problema de visión, el filósofo recordó que estaba enamorado de una niña con ese rasgo especial durante su juventud. Luego escribió: «Después durante mucho tiempo, cuando veía a una mujer bizca, me sentía más inclinado a enamorarme de ella que de los demás, simplemente por ese defecto».
René Descartes
René Descartes
ALBERT CAMUS
Después de una infancia difícil, Albert CamusAlbert CamusAlbert CamusWikipedia (1913 – 1960) se enfrentó a una tuberculosis severa que terminó alejándolo de la escuela hasta que pudo recuperarse. Después de un año, el joven filósofo y escritor llegó a la cima, logró superar la enfermedad y reanudó sus estudios. Aun así, el miedo a la muerte prematura ha acompañado a Camus a lo largo de su vida. En poco tiempo, el filósofo desarrolló una obsesión con todo lo relacionado con la muerte. Por esta razón, llevaba una carta de suicidio en su bolsillo escrita por un amigo de TrotskyLeón TrotskiLeón TrotskiWikipedia y le pidió a un amigo que vivía en los Estados Unidos que le enviara ediciones de Embalmer’s Monthly (una revista para embalsamadores). Al final, quizás la paranoia de Camus no fue para nada: murió en un accidente automovilístico cuando tenía 46 años, lo que podemos considerar joven ya que podría haber vivido muchos años más.
Albert Camus
Albert Camus
IMANNUEL KANT
Imannuel KantImmanuel KantImmanuel KantWikipedia (1724 – 1804) convirtió la obsesión en una forma de vida. Además de ser nombrado como un famoso hipocondriacoHipocondríaDe hipocondrio. → 1. f. Med. Afección caracterizada por una gran sensibilidad del sistema nervioso con tristeza habitual y preocupación constante y angustiosa por la salud., el filósofo también fue famoso por seguir una rutina impecable. Desde 1783, cuando compró una casa, hasta 1804, el año de su muerte, Kant hizo lo mismo, a la misma hora, todos los días. Se despertaba antes de las 5 de la madrugada; se encargaba de ello un viejo soldado Martin Lampe, quien trabajó para él desde 1762 hasta 1802 que era uno de los sirvientes de Kant; bebia té y fumaba en su pipa, solo una, claro está: lo de dejarse llevar y fumar otra no entraba en las previsiones. Luego escribí hasta las 7 de la mañana, daba clases hasta las 11 de la mañana y luego volví a escribir hasta la 13:00. Luego comía en algún restaurante o taberna de la ciudad (su única comida fuerte del día) hasta las tres. Después del almuerzo, generalmente vestido con una larga y algo raída chaqueta marrón, y armado como de costumbre con el cuaderno, lápiz, y una gran sombrilla verde para protegerse los ojos, se disponá a realizar una caminata aún más larga. Volviendo a casa cerca de las cuatro o cinco, regresaba inmediatamente a trabajar que era la hora de la cena. Su regularidad era tan estricta que los vecinos decidieron ajustar sus relojes con las rutinas del filósofo. La calle por la que paseaba paso a llamarse popularmente como «La caminata del filósofo».
Inmanuel Kant
Inmanuel Kant
FRIEDRICH NIETZSCHE
Uno de los filósofos más respetados de su tiempo, Friedrich NietzscheFriedrich NietzscheFriedrich NietzscheWikipedia (1844-1900) sufrió varios problemas de salud. En un intento por aliviar sus terribles dolores de cabeza, terminar con los vómitos persistentes y mejorar su dolorosa digestión, el pensador usó una serie de medicamentos y probó diferentes dietas. Lo único que no renunció fueron las frutas, que los médicos sospecharon que eran precisamente la causa de su malestar digestivo. El problema no era el tipo de comida que tomaba Nietzsche, sino la impresionante cantidad de fruta que comía. Además de comprar fruta en los mercados locales, se sabe que el filósofo recibió canastas llenas de amigos que estaban en otros países. Después de preparar su desayuno con un filete, el filósofo a veces consumía casi tres kilos de fruta en un solo día.
Friedrich Nietzsche
Friedrich Nietzsche
VOLTAIRE
Uno de los principales nombres de la Ilustración, VoltaireVoltaireVoltaireWikipedia (1694-1778) estaba completamente fascinado por el café. Ignorando por completo las recomendaciones médicas que recibió, el filósofo consumió cantidades absurdas de cafeína. En casa o con amigos en uno de los cafés de París, se sabe que Voltaire consume de 20 a 40 tazas de café todos los días. El sabor de la bebida era tan grande que el filósofo pagaba regularmente tarifas muy altas para importar granos de café, considerados de lujo para poder degustar.
Voltaire
Voltaire
JEAN-PAUL SARTRE
Detrás de su gran potencial intelectual, Jean-Paul SartreJean-Paul SartreJean-Paul SartreWikipedia (1905 – 1980) escondió una debilidad: los crustáceos. Cuando era niño, el filósofo tenía miedo de una pintura que mostraba una pata saliendo del océano y tratando de atrapar a una persona. Desde entonces, Sartre ha desarrollado una aversión a los crustáceos y otras criaturas marinas. Su miedo era tan grande que una vez tuvo un ataque de pánico después de entrar al agua en compañía de Simone de BeauvoirSIMONE DE BEAUVOIRSimone de BeauvoirWikipedia. Se imaginó que un pulpo gigante emergería de las profundidades y lo arrastraría hasta la muerte. En otra ocasión, después de consumir un alucinógeno, Sartre tuvo visiones de langostas que lo perseguían a cualquier parte que iba.
Jean-Paul Sartre
Jean-Paul Sartre
SCHOPENHAUER
]Algunos eventos notables en la vida de SchopenhauerArthur SchopenhauerArthur SchopenhauerWikipedia (1788-1860) dificultaron que el joven filósofo se relacionara con las personas y desarrollara una personalidad algo pesimista y esto llevó al pensador a llenar este vacío con mascotas. Schopenhauer eligió caniches como sus compañeros, y la obsesión con los perros comenzó en la infancia y lo siguió hasta su muerte. De esta forma, el filósofo coleccionaba caniches que, curiosamente, siempre tenían el mismo nombre. «Atma» es una palabra hindú que significa «yo interior» o «alma trascendental» y fue el nombre elegido para los perros, ya que el filósofo creía que todos esos animales expresaban la grandeza de un ser.

Schopenhauer

Arriba