Curiosidades interesantes II

JUAN PABLO I: CASO ABIERTO

El 28 de septiembre de 1978 se murió un papa, Juan Pablo I. A lo largo de la historia se han muerto doscientos y pico y lo tienen bastante asumido. Pero las dudas que surgieron en torno a aquella muerte aún no se han disipado.

Albino Luciani, Juan Pablo I, murió a los 34 días de pontificado. Aún no les había dado tiempo a asumir todo lo del entierro de Pablo VI. Ahora que el Vaticano ha desclasificado los documentos del pontificado de Pío XI para que el mundo sepa qué datos del nazismo, la Guerra Civil española y el fascismo italiano se guardaron con tanto secreto, es de esperar que en algún momento alguien explique exactamente de qué murió Juan Pablo I. Haciendo un cálculo, así por encima, no nos toca enterarnos hasta, más o menos, el año 2076.

El papa Luciani murió en algún momento de la noche del 28 al 29 de septiembre. Se prohibió la realización de autopsia, nunca se pudo saber qué cenó la noche anterior, las cuatro monjas que asistieron al papa fueron trasladadas al Santo Oficio con la prohibición de hacer declaraciones, y no hubo un boletín médico que explicara claramente las causas de la muerte. El médico que certificó el deceso dijo que probablemente se debió a un infarto de miocardio. Pero no convenció.

JuanPabloI
Juan Pablo I

La negativa a hacer autopsia se basó en que la Constitución Apostólica promulgada por Pablo VI en 1975 lo prohibía, pero en realidad ni lo prohíbe ni lo ordena, lo omite. La omisión de autopsia se entiende cuando el papa muere tras una enfermedad tratada por los médicos o cuando se le conoce una dolencia crónica. Pero es que Juan Pablo I no estaba enfermo y apareció muerto en su cama cuando la noche anterior se había acostado más ancho que largo.

¿FUE LA BOMBA ATÓMICA LA SOLUCIÓN?

Aquel 16 de julio de 1945 estaban reunidos a las afueras de Berlín Churchill, Stalin y Truman. Al día siguiente se produciría el famoso encuentro de Potsdam, en las afueras de Berlín, en el que los tres líderes vencedores se repartirían de la Alemania derrotada. El presidente estadounidense Harry S. Truman estaba nervioso, pendiente de recibir un mensaje cifrado. Y el mensaje llegó. Decía: «Bebé nacido satisfactoriamente». A Truman se le dibujó una sonrisa de medio lado y soltó aire. El ensayo de la bomba atómica había sido un éxito. Ya estaba lista para matar a doscientas veinte mil personas.

Para Truman era fundamental conocer el éxito del ensayo nuclear justo antes de que arrancara la Conferencia de Potsdam, porque apenas llevaba cuatro meses como presidente, estaba muy verde en política internacional y tenía que negociar con dos pesos pesados: el hábil británico Churchill y el maléfico soviético Stalin.

Por eso el ensayo de la primera bomba nuclear tenía que realizarse durante la cumbre de los tres líderes y debía estar preparada para lanzarse en cuanto terminara el encuentro. Y así fue, el 2 de agosto terminó la conferencia de Potsdam y una semana después la bomba fue lanzada.

bomba_atomica
Fat Boy, la primera bomba nuclear probada sobre humanos.

El ensayo se hizo en Alamogordo, en el desierto de Nuevo México, con cerca de trescientas personas situadas a nueve kilómetros de distancia. Cuando aquello explotó y levantó un descomunal hongo de terrible belleza, con una onda de choque que se dejó sentir a ciento sesenta kilómetros de distancia… todos como locos.

El bombardero B-29 Enola Gay lanzó el 5 de agosto sobre Hiroshima a Little Boy, una bomba de uranio de quince kilotones que mató a todo bicho viviente. Pero como este gran logro humano y científico supo a poco, se lanzó la segunda sobre Nagasaki. Triunfo total.

OPERACIÓN BARBARROJA: EL INVIERNO RUSO CONTRA HITTLER

Los ejércitos de Hitler invadieron Rusia en junio de 1941. En diciembre, esos ejércitos estaban detenidos, paralizados por el comienzo del invierno. Muchos creen que los alemanes no tuvieron en cuenta la climatología rusa a la hora de invadir. Es un error. No hubo negligencia.

Los alemanes eran perfectamente conscientes de la rigurosidad de los inviernos rusos. Hitler, autodidacta, tenía conocimientos de historia y tenía constancia de lo que le había pasado a Napoleón y a Carlos XII, el rey sueco. Los nazis tenían un departamento de meteorología como cualquier ejército. Lo único que les falló fue el cálculo de tiempo en el terminaría la campaña. Los meses más fríos son enero y febrero y los estrategas alemanes calcularon erróneamente que la campaña terminaría en diciembre. La campaña de los Balcanes se complicó y todo se retrasó.

operacion_barbarroja
Una muestra del crudo invierno ruso.

Los inviernos de 1931-1940-1941 habían sido especialmente fríos con temperaturas más extremas de los que era habitual. Los meteorólogos advirtieron al alto mando alemán y les puso en sobre aviso de la repetición de las temperaturas excesivamente bajas en el invierno de 1941-1942.

Por lo que se tuvieron en cuenta los parámetros. Pero lo que pasó es que el frío se adelantó antes de que acabaran las hostilidades. Comenzó a nevar en octubre y en noviembre ya se registraban -23ºC, siete grados que las temperaturas medias mínimas de enero. Pero es que en diciembre los termómetros marcaban -38ºC, durando todo el invierno. Todo lo líquido, gasolina, aceites, agua de suministro a las tropas, quedó congelado. Los rusos, que estaban mejor preparados para estas inclemencias, atacaron: hubo más causas, pero el frenazo en seco de la ofensiva no les permitió alargar el ataque.

NOVIEMBREDICIEMBREENEROFEBRERO
MÁXIMAS1.5-4.5-9.3-5.7
MÍNIMAS-3.3-9.5-16.2-13.6