02/03/2024

Anécdotas de la II Guerra Mundial

El primer disparo
El primer disparo de la II Guerra Mundial tuvo lugar a las 4:47 horas del 1 de septiembre de 1939, y lo realizo el acorazado alemán Schlewig Holstein que se encontraba fondeado en el puerto de Danzing en Polonia. Previamente, a las 4:30 horas el acorazado avanzo hacía el Westerplatte, donde estaba una guarnición del ejército polaco.

Muchos tiros
Según estadísticas de la 8ª Fuerza Aérea de Estados Unidos, para derribar un caza alemán hacía falta emplear una media de 12700 disparos. La artillería alemana necesitaba una media de 16 000 proyectiles de 88 milímetros, de siete kilos cada uno, para derribar un solo bombardero pesado.
El mejor piloto
Como en todas las guerras, siempre hay una clasificación de los mejores pilotos en cuanto a producir bajas en el bando enemigo. El alemán Hans-Joachim Marseille, que derribó un total de 158 aviones británicos, tuvo una muerto poco honrosa al tener abandonar su Messerchsmitt Bf 109 averiado en pleno vuelo, golpeándose la cabeza con el ala al saltar en paracaídas.

Otro alemán, Heinz Wolfgang Schnaufer, era el que mayor número de bombarderos pesados enemigos derribados había realizado con un total de 114, consiguió sobrevivir durante la guerra y murió en 1950 con 28 en un accidente de automóvil al saltarse en una señal de stop y estrellarse contra un camión que transportaba bombonas de gas. Pero no, no explotaron, le cayeron encima y le rompieron el cráneo.

Un piloto japonés, considerado el as del momento, Hiroyoshi Nishizawa cuyo apodo era Diablo, tenía el récord de haber derribado 88 aparatos de los enemigos, pero murió más tarde cuando lo que fue derribado era el avión de carga en el que iba, cuando este sobrevolaba las Islas Mindoro en Filipinas.

Glen Miller desapareció
La desaparición de Glenn Miller, el famoso músico y su orquesta, que compuso canciones tan famosas como Chattanooga Choo Choo o Sun Valley Serenade y, por supuesto, el famoso In the Mood más conocida aquí como En forma. Os dejo los vídeos para que las escuchéis y de paso veáis quien era Glenn Miller.

En 1942,Glenn Miller, que estaba en uno de sus puntos más altos de fama, se alistó en las Fuerzas Armadas, en la que alcanzaría el grado de capitán. En 1944 se fue con orquesta de gira por el Reino Unido para actuar delante de las tropas americanas que estaban allí. Pero el 15 de diciembre de 1944, desapareció. El músico decidió viajar de Londres a París con el fin de preparar una emisión de radio especial para el día de Navidad. Tomó un vuelo privado junto a un piloto y una tercera persona de identidad desconocida. Y eso es todo lo que se sabe. Las suposiciones hacen pensar la conjunción de mal tiempo y un poco de mala suerte hicieron que el avión se estrellara en el trayecto, en el Canal de la Mancha.

Los rumores que se sucedieron tras la misteriosa muerte hizo que se escuchara que fue asesinado en un burdel de París por una prostituta. Lo mismo para una muerte en un hospital inglés en el que habría muerto de una afección respiratoria. Los más valerosos en las conspiraciones afirman que no ha muerto. Hay varias explicaciones, pero a la que se puede dar mayor credibilidad es la que nos explica, declaraciones extraídas de un aviador de la RAF, que ese día unos bombarderos, a la hora de retornar a la base después de abortar una misión fallida, y para poder volver en ciertas condiciones de seguridad, decidieron vaciar sus bodegas de bombas y se describe que una avioneta, que se corresponde con la que ocupaba Miller fue alcanzada accidentalmente.

Gilipollas siempre
Los fanáticos de las Waffen-SSeran tropas adoctrinadas y fanáticas, como se demostró durante de la batalla de Normandía, donde se pudo comprobar que la resistencia que se puso al avance aliado fue absoluto y de una dureza indescriptible. En un hospital cercano a Bayeux, el coronel Fraser, oficial médico de mayor rango, estaba atendiendo a un soldado de las Waffen-SS malherido que necesitaba una transfusión de sangre de forma urgente. Cuando se le estaba administrando la sangre mediante el sistema de agujas, pregunto excitadísimo:

─¿La sangre que me esta administrando es inglesa?

El médico le comento que por supuesto. Entonces se arranco la aguja del brazo al grito de «Muero por Hitler» y murió como no quedaba otro remedio y fue su elección.

Hombre enorme
El soldado más alto de la II Guerra Mundial y puede que de toda historia de todos los ejércitos, fue el finlandés Vaino Myllyrinne. Nacido en Helsinki en 1909, padecía acromegaliaEnfermedad crónica, causada por una lesión de la glándula pituitaria, que se caracteriza por un aumento de tamaño de las manos, de los pies, de las mandíbulas y de la nariz.. A los 22 años, cuando fue tallado por primera vez para el servicio militar medía 2,22 metros y pesaba 197 kilos. Fue asignado a un regimiento de artillería.

Durante los años 30, Myllyrinne actuo por toda Europa como luchador profesional y atracción de circo. Volvió a su país por la invasión soviética para servir en el ejército finlandés durante la Guerra de Invierno, el 30 de noviembre de 1939, donde, por cierto, le tuvieron que hacer un uniforme especial. En 1940 murió el gigante americano Robert Wadlow, que medía 2,73 metros, aunque era civil. Entonces Vaino Myllyrinne se convirtió en el hombre más alto del mundo con sus 2,40.

Al finalizar la guerra en 1946 se hizo granjero. Seguió creciendo y al final de su vida había alcanzado los 2,51 metros de estatura. Falleció en 1963 y esta enterrado en Järvenpää.

Robert Wadlow y Vaino Myllyrinne en una instantánea para ver su verdadero tamaño.

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO