William James Vahey, uno de los peores pedófilos en la historia