03/03/2024

Unas cuantas chorradas

─Puri, cojones, llevas 5 pedos, 3 erúctos, te has sonado los mocos en las sábanas y has escupido debajo de la almohada… es que…

─Ya te lo advertí, Juan, en la cama soy muy guarra.

─Buenas, quiero ponerle a mi hijo Lobo.

─¿Nombre del padre?

─Alberto Kigran.

─¿Nombre de la madre?

─ María Turrón.

─Bien, entonces ¿Lobo Kigran Turrón?

─Perfecto.

─Cari, ¿se nota que he adelgazado dos kilos?

─Amor ¿tú notarías algo si se le arrancaran dos páginas al Quijote?

─…entonces Blancanieves se casó con el príncipe y fueron felices y comieron perdices. Fin.

─Vaya braguetazo que ha pegado Blancanieves ¿verdad mami?

─Venga, duermete ya, Leonor.

Querido terrícola:

Soy un extraterrestre de una galaxia muy lejana en donde podemos adoptar cualquier forma. En estos mismo instantes me he convertido en el mensaje que estas leyendo y en este mismo momento, a través de tus pupilas te estoy metiendo un dedo en el ojete.

Se que te esta gustando porque veo que te sonríes. Haz al favor de mandar este mensaje a otros terrícolas para que así podamos conquistar tu planeta. Y deja de sonreír que se van a dar cuen…

Esta comprobado científicamente que 9 de cada 10 mujeres tiene una mierda de carácter. La que no lo tiene, que resulta que es tu mujer, también lo tiene, pero como se te ocurra decirlo te infla a palos.
Entender a las mujeres es fácil. Según el psicólogo alemán Werner Öutrich Straffer si eres capaz de resolver el siguiente problema ya lo tienes: «Si tengo cuatro sandías y le resto una polla en vinagre ¿Cuál sería el diámetro de Alpha Centaury?»
─Papa, tu que eres el gitano más listo que hay sobre el planeta ¿que es un energúmenoEnergúmeno, na Del lat. tardío energumĕnus, y este del gr. ἐνεργούμενος energoúmenos «poseído», part. pas. de ἐνεργεῖν energeîn «mover, impulsar».1. m. y f. Persona poseída del demonio. → 2. m. y f. Persona furiosa, alborotada.?

─Es lo que se usa para dicir las posiciones. Ira, cuando Fernando Alonso corre en la fórmula 1 siempre dicen: “Alonso ha quedado energúmeno cinco”.

9 de 10 hombres encuestados, aseguraron que sus mujeres siempre tienen la razón. Al décimo no se le ha vuelto a ver desde que se realizo la encuesta.
El otro día mi abuela intento comer fideos con palillos en el chino y cuando acabo había hecho una bufanda.
Madurar es que veas a una mujer de 42 años con su hija de 19 y que te ponga más la madre que la hija. Pero si te ponen las dos, eso… eso es vicio, joder.
En mi infancia, adolescencia, juventud:

– Nunca tuve una blackberry, ni smartphone, ni WII, ni Playstation, ni XBox. Me iba a la calle a jugar al ascondite, al coger, a angua o perseguir una pelota.

– Sabía que me tenía que ir a cenar cuando se hacía de noche y si no volvía a tiempo, no me mandaban un whatsappp o me llaman al móvil, mi madre salía por la ventana y gritaba mi nombre y terminaba con un «sube p’a casa».

– Cuando me portaba mal, no me llevaban al psicólogo, me daba un guantazo o un babuchazo y se me quitaban todas las tonterías.

– Los amigos quedábamos para charlar, pelearnos, jugar o hacer cualquier cosa, no para whatssapear.

– Cuando nos manchábamos las manos de tierra, nos escupíamos o si encontrábamos un charco, nos las enjuagábamos. Nada de geles anti bacterias. Por cierto bebíamos a caño de las mangueras, de cualquier manguera.

Hay músicas que son capaces de transportarte a cualquier otro sitio. Hoy, si ir más lejos, estaba en un bar, pusieron rageton y me fui a otro bar.
─091 ¿dígame?

─Me he encontrado una bomba, ¿qué debo hacer?

─Ante todo no se ponga nervioso ¿puede ver de que color son los cables?

─Si, hay tres. Uno es azul pavo real, otro blanco roto y tercero es rojo coral intenso.

─Pues vas a morir maricón, que lo sepas.

Dos amigas de charla con una taja mu gorda:

─El otro día iba por la calle y me dice un gachó to bunorro: «Guapaaaaa, quiero un hijo tuyo».

─¿Y que hiciste Mari?

─Pues me fui pa él, lo cogí del brazo y me lo lleve pa casa. Entramos y le dí al mayor que es el que más me come.

No veas el vecino que tengo. Esta noche a las cuatro de la madrugado se ha puesto a aporrear mi puerta el muy cabrón. Un poco más y se me cae el taladro del susto, cojones.
Mi primo, el Juan, en el hospital después de una hostia que se dio un día que iba borracho, se despierta y ve pasar a una enfermera y le pregunta:

─Señorita enfermera, ¿me puede traer un daiquiri bien fresquito?

─Lo siento mucho, pero no creo que eso sea posible.

─¿Y esto para que carajo sirve entonces? ─mirándose la pulsera de la muñeca.

cuando_sea_mayor

Estimada profesora Mari Ángeles:

Quiero aclarar que no soy y nunca he sido bailarina de un club nocturno de striptease. Trabajo en Leroy Merlin y la semana pasada le conté a mi hija la cantidad de trabajo que tuvimos tras la última nevada. Le dije que vendimos hasta la última pala que teníamos en exposición, e incluso cuando sacamos algunas más del almacén, algunos clientes se pelearon por coger alguna.

Su dibujo no me muestra bailando en una barra americana, se supone que soy yo vendiendo hasta la última pala quita nieves en el Leroy.

Desde hoy revisaré mejor la tarea de mi hija antes de que se la entregue.

Atte.
Sra. Martínez, madre de Mariló, de 1ºB

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO