Un poquito de español correcto

Extranjerismos ocultos: el aceite y el jamón

Parece ser que los únicos extranjerismos que se utilizan en español provienen del inglés o del francés, y sobre todo, los recién llegados, en el último tercio del siglo XX y lo que llevamos del XXI; pero en muy raras ocasiones pensamos en las palabras que tomamos de otras lenguas en épocas pretéritas. Así, hoy, a ningún hispanohablante le parecen ajenas a su lengua las voces aceite y jamón, pues parece que han estado siempre con nosotros, mas no es así.

Hubo un tiempo en el que los habitantes de Al Ándalus (las actuales España y Portugal) se comunicaban con distintas lenguas: la dominante ─el árabe─, el romance y el hebreo, y los hablantes de romance utilizaban la palabra óleo/olio (deformación del latín oleum) para llamar al producto de moler las olivas; pero un día uno de estos hablantes, en Córdoba, al que su esposa había mandado a la tienda de la esquina a comprar óleo, oyó como el comprador que le precedía en la fila ─mejor vestido que él y con olor a limpio─ le pidió al tendero que le diera az-zait, y al comprobar que lo que le servían a ese señor era nada más ni nada menos que lo que él y su gente conocían como óleo, tomó la decisión de copiar el nombre en la lengua extranjera, dominante en ese momento. Y llegó a casa y se lo contó a su mujer, y esta a sus vecinas, y la cosa tuvo tal éxito que aún hoy seguimos diciendo aceite (del árabe az-zait).

Los extranjerismos no son malos por sí mismos, sino que muchas veces enriquecen nuestro caudal léxico, pero conviene examinarlos y usarlos con tiento, y evitarlos siempre que tengamos un equivalente en español.

No muy diferente fue lo que ocurrió con la pierna de cerdo curada al aire con sal, que en las lenguas habladas en la Península era conocida como pernil (sigue llamándose así en catalán y en algunas zonas del español). Esta vez la historia ocurrió en tierras del Norte, en el conocido como «camino francés», por donde llegaban los peregrinos del país vecino camino de Santiago de Compostela, bien provistos de viandas para el largo y lento recorrido. Allí, en alguna de esas reuniones improvisadas al borde del camino, junto al fuego, conversaban animadamente mezclando sus idiomas un grupo de franceses y otro de españoles, y uno de los primeros les ofreció a los lugareños un poco de su jambon; estos, al escuchar esa novedosa forma de llamar a su pernil, decidieron que les gustaba más así, y difundieron la nueva, y cuajó, de modo que hoy seguimos diciendo jamón (del francés jambon).

Extranjerismos superfluos

affaireasunto, escándalo, cuestión
amateuraficionado
backstagebambalinas
benchmarkingprueba comparativa
bonusbono, variable
boycottsabotaje, boicoteo
brainstorminglluvia de ideas
cash flowliquidez
cashen efectivo
consultingconsultoría
containercontenedor
controllerdirector administrativo
copyrightderechos de auto
dossierexpediente, informe, carpeta
emailcorreo, mensaje
feedbackretroalimentación, respuesta
feelingopinión, sensación
full timetiempo completo, dedicación exclusiva
gymgimnasio
holdingconsorcio
inputentrada, insumo
joint ventureinversión conjunta, negocio participado
knowhowexperiencia
linkenlace, liga
mailcorreo
mailingdirectorio
marketingmercadotecnia, mercadeo
merchandaisingcomercialización
mobbingacoso moral
newsletterboletín de noticias
outplacementrecolocación
outsourcingexternealización, subcontratación
poolgrupo, conjunto
premièreestreno
rankingclasificación, rango
selfieautofoto
siropjarabe
sponsorpatrocinador
staffpersonal, plantilla
targetobjetivo
timingcalendario, plazos
trainingadiestramiento, entrenamiento
workshopreunión de trabajo, taller

El gin tonic y los aderezos

Desde el 2017 al 2020 se puede considerar que el gin tónic pegó un señor pelotazo. Como toda moda, trae algunas cosas extrañas adheridas. En este caso hablaremos de botánico/s. Se suele utilizar en frases para indicar que una marca determinada contiene más de 10 botánicos o cierta marca procede de botánicos propios de la Selva Negra. Como podéis comprobar este lenguaje es para iniciados.

Cuando los no iniciados oímos esta frase, lo primero que pensamos es que hay una legión de personas expertas en botánica que se dedican a escoger, realmente no sé qué diablos es lo que se dedicarían a escoger, cosas de la naturaleza para aumentar las sensaciones producidas por esa bebida en cuestión. De toda la vida, hasta este momento, botánico es un experto en botánica que se define como:

Ciencia que estudia la estructura, las características, las propiedades y las relaciones de los vegetales y sus procesos vitales.

Este pequeño problema, viene de la traducción literal de la palabra inglesa botanical, que significa hierba, raíz o semilla y también producto botánico. Como lo que queremos hacer sentir al cliente que consume un gin-tonic o a nosotros mismos como consumidores, es que se potencie el sabor de nuestra bebida con aderezos, por lo que sería mucho más adecuado usar denominaciones españolas como hierbas aromáticas, especias o productos botánicos. Pero creo que ya vamos demasiado tarde para convencer a los aficionados al gin tonic de cambiar las cosas lingüisticas.

Polisílabos

Muchas veces pecamos al pensar que una palabra que tiene muchas sílabas es más culta al querer significar aquello de «cuanto más larga mejor y acabamos utilizando palabras rimbombantes y excesivamente largas que podemos simplificar como los siguientes casos:

anteriormente: antesaperturización: apertura
capacitado: capaz clarificar: aclarar
climatología: clima, tiempocolisionar: chocar
compartimentalizar: compartimentarcomplementar: completar
con anterioridad: antescon posterioridad: después
concretizar: concretarconflictividad: conflicto
conformar: formarconfusionismo: confusión
conmocionar: conmovercontabilizar: contar
continuado: continuocontrastación: contraste
criminalidad: crimencriminalizar: incriminar
culpabilizar: culpardeficiencia: defecto
desvalorizar: devaluardiferenciado: diferente
disponibilidad: disposicióndocumentación: documentos
durabilidad: duraciónejemplarizante: ejemplar
ejemplificación: ejemploejercitar: ejercer
emotividad: emociónequipamiento: equipo
finalidad: finfinalización: final
fundamentar: fundargratificante: grato
honorabilidad: honorimpetuosidad: ímpetu
imposibilitar: impedirinstitucionalizar: instituir
instrumentalizar: manejarintencionalidad: intención
legalidad vigente: leylistado: lista
llamamiento: llamadamarginalización: marginación
marginalizar: marginarmetodología: método
modalidad: modo, tipomotivaciones: motivos
multiplicidad: muchosnumeración: número, cifra
obligatoriedad: obligaciónoperativo: activo
peligrosidad: peligropersonalizado: personal
planificar: planearposicionarse: situarse, colocarse
posteriormente: despuéspotencialidad: potencia
presuposición: presupuestoproblemática: problema
proporcionalidad: proporciónralentizar: frenar
recepcionar: recibirreglamentación: regla
rigurosidad: rigorsecretismo: secreto
seguimiento: controlseñalización: señal
significatividad: significadosintomatología: síntomas
sobredimensionamiento: excesotecnologías: técnicas
territorialidad: territoriotipología: tipo
totalidad: todostramitación: tramité
utilización: uso

No se ha encontrado entradas