19/05/2024

Refranes, dichos y expresiones de origen bíblico

A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga
Parece aludir a la conformidad que debemos tener con la voluntad divina en todas las circunstancias de la vida, favorables o adversas.
¿Acaso soy el guardián de mi hermano?
Manifiesta nuestra repulsión a asumir la responsabilidad de actos ajenos. La frase está tomada del relato de Caín y Abel, en el libro del Génesis (Gen 4,1-16). Caín, hijo mayor de Adán y Eva, era agricultor y un buen día ofreció a Dios los frutos de la tierra. Abel, su hermano menor, era pastor de ovejas y también ofreció a Dios los primogénitos de sus rebaños. Dios miró con buenos hijos la oblación del Abel, pero no la de Caín. Esto irritó de tal manera a Caín que decidió librarse para siempre de su hermano. «¿Acaso soy el guardían de mi hermano?» es exactamente la respuesta que Caín da a la pregunta-acusación de Dios: «¿Dónde está tu hermano?» (Gen 4,9).
Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios
La expresión puede entenderse de dos maneras: cada uno debe recibir lo que en justicia le pertenece; o también, que el Estado y la Iglesia son dos realidades que hay que mantener separadas.
Antes poco y honrado que mucho y robado
Ensalza el valor de la justicia y la honradez. Si bien es cierto que en la mentalidad israelita la riqueza era una bendición de Dios, el sabio distingue muy bien entre riqueza justa e injusta. Por eso, advierte contra tesoros injustos, fruto de engaño o explotación. Otra variante: Más vale poco y bien ganado que mucho enlodado.
Aparecérsele a alguien la Virgen
Significa tener mucha suerte, especialmente en situaciones extremas o muy delicadas.
Armarse la de Dios es Cristo
Se aplica a reuniones que te generan conflictos: todo el mundo se pelea, grita y no hay modo de restablecer la calma. De mayoría opina que la locución proviene de las controversias teológicas durante el Concilio de Nicea (325 a. C.) Sobre la pobre naturaleza, humana y divina, de Jesucristo. Otras variantes son: Armarse la de Dios y Armarse un Cristo
El Benjamín de la familia
Dícese del hijo menor, a menudo el mimado de los padres. La obra se alude al último los 12 hijos de Jacob que costó la vida a su madre Raquel. Al nacer, esta le llamo Ben Oní, «Hijo de mi dolor», pero su Padre cambio este nombre de mal agüero por el de Benjamín, «Hijo de mi diestra», es decir, hijo de mi felicidad (Gen 35,16-18). Por extensión, este calificativo se aplica también a la persona de menor edad en cualquier tipo de reunión o grupo. No sólo, la botella pequeña década también se denomina un benjamín
El beso de Judas
Beso o gesto, en apariencia amistoso, pero en realidad traicionera y falso. Se aplica en general al todas las manifestaciones de fingido afecto que permiten al traidor alcanzar con disimulo sus planes, generalmente en perjuicio de la persona antes adulada. Se refiere al beso que Judas Iscariote dio a Jesús en Getsemaní como señal para proceder a su arresto. Se dice también dar el beso de Judas. Existe también el árbol de Judas (de Judea o del amor), con hojas entre violado y rojo y flor color azafrán de Indias, y la mano de Judas, apaga velas en forma de mano con una esponja empapada en la palma.
La Biblia en verso
Se aplica a toda obra, exposición oral o escrita, excesivamente larga, farragosa y de difícil comprensión. La expresión tiene su origen en la obra del abogado catalán José María Carulla y Estrada (1839-1919), conocida como «La Biblia en verso». Carulla versifico torpemente el Génesis, el Éxodo, y los libros de Tobías y Judit. Sus ripios horrendos provocaron las guasas de los amigos. Por mucho tiempo, Carulla fue el hazmerreír de las veladas literarias de la época. En lenguaje coloquial, la Biblia en verso o la Biblia en pasta significan todo lo imaginariamente posible.
Ser un buen samaritano
Se aplica la persona dispuesta a echar una mano al necesitado de ayuda urgente. La expresión deriva de la parábola del buen fama:

un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos ladrones que lo desnudaron, lo apalearon y lo dejaron medio muerto en la cuneta. Un sacerdote lo vio, pero pasó de largo. Al poco rato, pasó un levitaIsraelita de la tribu de Leví, dedicado al servicio del templo. hizo lo mismo. Por último, tras un tiempo un samaritanoLos samaritanos (en hebreo שומרונים (Shomronim) en árabe السامريون (as-Sāmariyyūn) son un grupo étnico y religioso que se considera descendiente de las doce tribus de Israel. Hablan árabe o hebreo moderno. y se compareció del herido. Lo lavó, le vendo sus heridas. Luego lo montó en su cabalgadura hasta un hostal, confiándolo al dueño, a quien anticipó incluso un dinero para que se ocupará de él.cf. Lc 10 29-37
El ejemplo del samaritano cobra gran fuerza, ya que en tiempos de Jesús la hostilidad entre judíos y samaritanos todavía era muy fuerte.

Cantar como un querubín
También se dicen plural: cantar como los querubines. Significa cantar muy bien y con voz aguda. Los querubines (en castillo, karibu) son figuras mitológicas procedentes de la cultura babilónica; a menudo se representan junto al árbol de la vida: el genios configuras semihumanas y semianimal que custodiaban la puerta de los templos y los palacios.
Cargar con la cruz
Dícese de la persona que con mayor o menor paciencia debe soportar duras pruebas. La obra se evoca la imagen de Jesús con su cruz a cuestas a través de Jerusalén: desde del pretorio, residencia del gobernador romano, hasta el calvario (en hebreo, golgotha), colina fuera de las murallas de la ciudad donde tuvo lugar la crucifixión. Los fieles cristiano reviven esta vía dolorosa o Via Crucis sobre todo en Viernes Santo, día en que se conmemora la muerte de Jesús. Se dice también Llevar la cruz a cuestas.
Colar del mosquito y tragar el camello
Actitud propia de los hipócritas que, según correas, «En cosas menudas hacen escrúpulos, y se tragan los muy gordos pecados, y no hacen caso de ellos». Ambas expresiones las utiliza Jesús en el Evangelio de Mateo denunciando las flagrante hipocresía de los escribas y fariseos: «¡Guías ciegos, y coláis el mosquito y tragáis el camello!»
Comer fruta prohibida
Se refiere a la transgresión de la ley: hacer lo prohibido. Alude al árbol de la ciencia del bien y del mal, en medio del paraíso terrenal (Gen 2,9). Dicho árbol se conoce también como el árbol del fruto prohibido, porque el único precepto impuesto por Dios al hombre fue no comer de ese árbol (Gen 2,17). El hombre y la mujer desobedecieron; y al instante de haber comido, descubrieron su desnudez (Gen 3,6). La versión latina de la Biblia (Vulgata) supone que el árbol era un manzano, seguramente porque la palabra latina malum puede significar «mal» y también «manzana».
Como midieres serás medido
Advierte que el rigor siempre encuentra su justa réplica; es decir, el intransigente con los otros, de los otros con intransigencia será tratado. También se dice Con la vara que midas seras medido.
Con más llagas que un Lázaro
Dícese de la persona mísera cubierta de úlceras y abandonada de todos. La expresión se inspira en en la parábola del rico Epulón y del pobre Lázaro narrada en el Evangelio de Lucas (Lc 16, 19-31). El autor presenta Lázaro sentado junto al portal de la casa de Epulón, cubierto de llagas y deseando hartarse con las sobras de la mesa del rico. Se dice también Parece (Va como) un Santo Lázaro. Otra variante que no menciona al personaje bíblico Con más llagas que pierna del pobre.
Correr como alma que lleva el diablo
Significa correr a toda velocidad, con miedosa agitación. La expresión parece aludir a los demonios que salen disparados ante las palabras de Jesús: tienen miedo de su autoridad.
Creerse la reina de Saba
Aplicase a la mujer presuntuosa que se presenta con aires de grandeza y pretende ser considerada por encima de los demás. La frase alude a la reina de Saba y a su visita al rey Salomón narrada en el primer libro de los Reyes. Oída la fama de Salomón, decidió someter a prueba su sabiduría con toda suerte de enigmas. Desde el reino de Saba, situado en la península arábiga, la reina se desplazó hasta Jerusalén con un enorme cargamento de perfumes y piedras preciosas. Llegada ante el rey, le planteó todas sus cuestiones. Salomón las resolvió todas, dejándola asombrada de su portentosa sabiduría. En agradecimiento, la reina hizo a Salomón espléndidos obsequios. Salomón intercambio los suyos. Además accedió a todos los deseos de la reina. Después del encuentro, la reina de Saba se volvió a su país con todo su séquito (1 RE 10, 1-13).
Cuando amigo pide, no hay «mañana»
El verdadero amigo nunca retrasa la ayuda con mil excusas, y menos aún, se hace el desatendido o se escabulle. Dice nuestro refranero: Más vale un toma que dos te daré; Tarde dar y negar andan a la par.
Cuando hicieres limosna, no toques bocina ni trompa
Invitada discreción cuando se hace el bien. El bien hay que realizar en secreto, en silencio, sin que se note. El consejo de Jesús lo recoge el Evangelio de San Mateo:
Por lo tanto, cuando hagas limosna, no la vayas trompeteando por delante y como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres.(Mt 6,2)
Otras variantes: Cuando hicieres limosna, no sea con pompa o Cuando hicieres limosna, si lo sabe esta mano, no lo sepa estótra.

El Chivo expiatorio
Dícese de la persona que cargar con todas las culpas y a ella se imputan toda la desgracias que los demás sufren. La expresión proviene de una antigua costumbre judía, practicada en la fiesta de la Expiación (Lev 16,5-10.20,22). El sumo sacerdote extendía las manos sobre la cabeza de un macho cabrío, declarando sobre el todas las maldades y pecados del pueblo de Israel. Llamaban a este macho cabrío con el nombre simbólico de Azazel, que en hebreo significa enviado o emisario. Luego, conducían al macho cabrío al desierto y de allí lo soltaban, abandonado a su suerte. De vuelta del desierto, el responsable de este trabajo tenía que purificarse, bañándose y lavando sus vestidos. Sólo así podía entrar de nuevo en el campamento.
De Pascuas a Ramos
Significa de tarde en tarde, cada mucho tiempo. De Ramos a Pascuas pasa solo una semana, de Pascuas a Ramos prácticamente un año. La expresión alude al tiempo que hay entre la Pascua de Resurrección y el domingo de Ramos.
De todo hay en la viña del Señor
Expresión figurada que indica la heterogeneidad y contrastes existentes en todo grupo humano. Aunque la frase tenga su origen en: De todo tiene la viña: uvas, pámpanos y agraz, hay que señalar la alusión a la parábola evangélica de los obreros de la viña (Mt 20,1-16).
Dios da frío conforme al vestido
La frase señala que Dios ayuda según las necesidades. También se dice Dios da (Da Dios) el frío conforme la ropa y A cada cual da Dios (el) frío conforme (como) anda vestido.
Dios me lo dio, Dios me lo quitó; bendito sea Dios
Esta frase aconseja la aceptación de las desgracias, adversidades y cambios de fortuna: tanto lo bueno como lo malo proviene de Dios. La expresión tiene su origen en el libro de Job. Al conocer la terrible desgracia de su familia y la pérdida de su hacienda, Job rasgó su manto y rapó su cabeza, se echó en tierra y con toda humildad pronunció un las siguientes palabras: «Desnudo salí del seno materno y desnudos volveré a él. Dios me lo ha dado y Dios me lo ha quitado. Bendito sea el nombre de Dios» (Job 1,21).
Donde Cristo dio las tres voces
Frase que indica un lugar muy distante, y por lo general, solitario. Parece aludir al desierto. Allí Jesús se retiró durante 40 días y por tres veces tentado por el diablo. Jesús vencio la tentación con estas tres frases:
  1. «Está escrito: “No sólo de pan vive el hombre, sino que toda palabra que sale de la boca de Dios”».
  2. «También está escrito: “No tentaras al Señor tu Dios”».
  3. «Apártate, Satanás, porque está escrito: “Al Señor tu Dios adorarás y sólo a él darás culto”».

Otros, sin embargo, asocian la expresión a las tres súplicas que el señor elevó al Padre en el huerto de Getsemaní, angustiado ante el cáliz de la pasión que tenía que beber. Esta segunda explicación no convence, ya que el huerto de Getsemaní es precisamente un lugar muy distante y solitario. También se dice Donde Cristo perdió el gorro.

Echar margaritas los puercos
significa prodigar delicadeza y atenciones a quienes o no las merecen no saben apreciarlas. La frase proviene de Jesús en el Sermón de la Montaña: «No deis las cosas santas a los perros, ni echéis vuestras perlas a los puercos» (Mt 7,5); sin embargo, en algunas traducciones mantienen la palabra «margarita». Por eso , también se dice: Echar pelas a los puercos o a los cerdos; No hay que echar perlas a los cerdos.
El fruto prohibido es el más apetecido
Expresa la inclinación humana, innata y vehemente, a desear lo prohibido. También se dice: Fruta prohibida, más apetecida.
El hombre propone y Dios dispone
Todos nuestros planes y decisiones dependen en última estancia de Dios. La frase suele emplearse cuando surgen de repente obstáculos insuperables que interrumpen nuestros proyectos o incluso los echan por tierra.
El que a hierro mata, a hierro muere
Significa que normalmente uno padece el mismo daño que él provoca a otros. La frase se inspira en las palabras que Jesús dirigió a Pedro en el Huerto de los Olivos. Para impedir la captura de jesús, Pedro cortó con su espada la oreja a Malco, siervo de un sumo sacerdote. Entonces dijo Jesús a Pedro: «Vuelve tu espada a su sitio, porque todos los que empuñen espada, a espada perecerán» (Mt 26,52; cf. Jn 18,10-11; Lc 22,49-51; Mc 14,47).
El que este libre de pecado, que tire la primera piedra
La frase va contra quienes presumen de perfección moral y religiosa, de conducta intachable. Estas mismas palabras las pronunció Jesús en el episodio de la adúltera (Jn 8,1-11): los escribas y fariseos condujeron ante Jesús una mujer sorprendida en adulterio, para que tembién él confirmara su muerte por lapidación, como ordenaba la ley. Jesús, sin embargo, no se pronunciaba ni en favor ni en contra. Simplemente pronuncio esta frase lapidaria: «Aquél de vosotros que éste sin pecado, que le arroje la primera piedra» (Jn 8,7). Oyendo estas palabras, los acusadores se fueron retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos.
El que no está conmigo está contra mi
La expresión es una amenaza contra los tibios, los indecisos ante la persona de Jesús. El mensaje de Jesús no consiente abstenciones, posturas neutrasles: o se le reconoce como Mesías o se le rechaza como un emisario de un principe de los demonios: «El que no está conmigo está contra mi; y el que no recoge conmigo, desparrama».
El que no trabaje, que no coma
Dirigida a holgazanes y vividores, la frase recalca que hay que ganarse la comida con el sudor de la frente. Son palabras inspiradas en la segunda Carta a los Tesalonicenses: «Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma» (2 Tes 3,10). Esta advertencia se explica por el contexto: en la iglesia de Tesalónica había algunos cristianos que vivían sin trabajar, desordenadamente, pero entrometiéndose en todo. El apóstol Pablo apela primero al propio ejemplo: ni él ni sus acompañantes habían comido de balde el pan de nadie; más bien habían trabajado día y noche para no ser un peso a quienes les brindaban hospitalidad.
El tonto, si es callado, por sesudo es reputado
Destaca el valor de la prudencia y la discreción en el hablar así como las ventajas del saber callar oportunamente. Hablando, el necio sólo descubre su insensatez; sin embargo, callando puede pasar por lista. También se dice: Harto sabe quien no sabe si callar sabe; Habla poco y anda grave, y parecerá que sabes.
El viento sopla donde quiere
Es un modo de decir que la inspiración divina es imprevisible. Jesús pronunció estas palabras en su entrevista con Nicodemo, el rabino judío, que deseando hablar con el Maestro, fue a visitarlo de noche. A las preguntas de Nicodemo:

¿Como puedo una nacer siendo ya viejo? ¿Puede acaso entrar de nuevo en el seno de su madre?», Jesús le respondió: «En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. Lo nacido de la carne, es carne; lo nacido del Espíritu, es espíritu. No te asombres de que te haya dicho: Tenéis que nacer de nuevo. El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va.Jn 3,8

En las adversidades se prueban y conocen los amigos, y saben las poridades
La auténtica amistad se revela en la desgracia, la prueba o tribulación. Ya lo decía el sabio Ben Sira:
Si te echas una amigo échatelo probado, y no tengas prisa en confiarte a él, porque hay amigos de ocasión, que te abandonan el día de la desgracia; hay amigos que se convierten en enemigos y te avergüenzan descubriendo tus riñas.Sir 6,7-9
En este texto también se ha inspirado nuestro refrán: En las adversidades muchos que se llaman amigos declaradamente se descubren por enemigos. Otras variantes: Por la prueba se conoce al amigo, En la adversidad y en el peligro se prueba el buen amigo, En las adversidades se prueban y conocen los amigos.

Es infinito el número de los tontos
La frase descalifica la conducta o palabras del falto de inteligencia. La paciencia es la mejor reacción amte la necedad, fenómeno muy extendido en este nuestro mundo. En hebreo se dice: «Lo torcido no puede enderezarse, lo que falta no se puede contar».
Eso es música celestial
Expresión peyorativa que el lenguaje familiar reserva a palabras elegantes y vacías, a promesas insustanciales e inútiles. Sobre el origen de dicha expresión, se ha dado muchas y variadas explicaciones partiendo de la filosofía, el arte musical, la mística… Mucho han elucubrado los autores sobre la existencia o menos de la música en el cielo: ¿allí se canta o no se canta? Basan sus cavilaciones en el testimonio de los Evangelios y el libro del Apocalipsis donde los ángeles o espíritus angélicos entonan cantos (cf. Lc 2,13-14; Ap 5,1-12).
Estar hecho un Cristo
Se aplica a una persona que presenta un estado lastimoso, en alusión al Cristo de la pasión. También se dice Poner a alguien como un Cristo, es decir, insultarle, ensuciarle, maltratarle con crueldad.
Estar hecho un Judas
Significa ser sucio, con vestidos rotos y harapientos. Según algunos, la expresión alude a las representaciones grotescas de Judas que antiguamente desfilaban por las calles durante las procesiones de Semana Santa. La gente se enseñaba con ellas y al final acababan en la hoguera. Según otros, el origen de la frase es evangélico: desde que Judas Iscariote entregó a Jesús por las 30 monedas, vestía andrajosamente. También se dice: Parecer un Judas.
Estar más contento que unas Pascuas
Significa estar muy alegre. En el calendario litúrgico católico hay tres fiestas, además de la Pascua de Resurrección, que se conocen con el nombre de «Pascua» debido a la alegría la producen: Navidad, Epifanía y Pentecostés. Ahora bien, la citada expresión se refiere a la Pascua de Pentecostés. Alegría y satisfacción también se pueden expresar con una cara de pascua(s).
Esto es (una) Babel
Es un lugar donde solo reina confución y desorden. El dicho recuerda el episodio bíblico del libro de Génesis, conocido como «La torre de Babel» (Gen 11,1-9). Tras descubrir la cocción del ladrillo, los descendientes de Noé intentaron construir una ciudad con una torre que llegara hasta el cielo con el único objetivo de hacerse famosos. En castigo a su orgullo, Dios confundió sus lenguas y luego los dispersó por toda la tierra. El nombre Babel significa embrollo o confusión: deriva del verbo hebreo bll, «embrollar», «confundir». Otra variante de idéntico significado: Esto parece la torre de Babel.
Esto y no más santo Tomás
La frase manifiesta que uno ha quedado escarmentado. Alude al comportamiento incrédulo de Tomás, uno de los doce apóstoles. Tomás no creía a los otros discípulos que le aseguraban haber visto al Señor resucitado; además exigía ver para creer: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creére» (Jn 20,25). Tomás aprendió la lección en una nueva aparición del Señor: «Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente» (Jn 20,27). Otra variante: Santo Tomás, una y no más. Otros dichos referidos al mismo episodio evangélico: Ser como santo Tomás; Ver y creer como santo Tomé (o Tomás).
Ganarás el pan con el sudor de tu frente
Insiste en la fatigosa necesidad del trabajo para poder comer. Después de la expulsión del paraíso, Adán y Eva sufren las consecuencias de su transgresión. Eva fatiga como madre y esposa. Adán, como trabajador: tendrá que sustraer el alimento de una tierra hostil, bien distinta al jardín del Edén.
Jesucristo curó ciegos y leprosos, pero no tontos
Para la necedad no hay remedio. El refrán menciona la actividad terapéutica de Jesús. Iba estrechamente unida con la enseñanza en parábolas. Así proclamaba Jesús la buena nueva y anunciaba la llegada del Reino en la Palestina del siglo I.
La carne es débil
Expresión utilizada para comprender o justificar la flaqueza humana, especialmente en la sexualidad. Está tomada literalmente del Evangelio, del relato de la agonía de Jesús en Getsemaní. Estremecido ante la inminencia de su muerte, dijo Jesús a sus discípulos adormecidos: «Velad y orad para que caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne débil» (Mt 26,41; Mc 14,38). En este contexto, la palabra «carne» hace referencia a a naturaleza humana de Jesús que, siendo Dios, experimenta el sufrimiento y el miedo como cualquier ser humano.
La fe mueve montañas
Se aplica tanto a la fe religiosa (la fe hace milagros) como a cualquier faceta de la voluntad humana (querer es poder). La expresión tiene su origen en las palabras de Jesús a sus discípulos durante la curación de un epiléptico. Inútilmente intentaron los discípulos curar al enfermo sin conseguirlo. Por eso, le preguntaron a Jesús el motivo del fracaso. «Por vuestra poca fe», respondió Jesús, y añadió: «Si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: “Desplázate de aquí allá”, y se desplazará, y nada os será imposible» (Mt 17,20-21; Mc 11,22-23; cf. Lc 17, 6). Más antigua es la variante: La fe transporta las montañas.
La raiz de todos los males es la avaricia
Provervio corriente en la literatura profana del siglo I d.C. que Pablo emplea en su primera Carta a Timoteo. Al final de su exhortación a la sobriedad y sus advertencias sobre el orgullo y la riqueza, afirma el apostol:
Porque la raíz de todos los males el afán de dinero, y algunos, por dejarse llevar de él, se extraviaron en la fe y se atormentaron con muchos sufrimientos.1 Tim 6,10

Lavarse las manos
Se utiliza cuando la persona se desentiende de las propias competencias o bien cuando intenta eludir las responsabilidad y las consecuencias ante las propias acciones. La frase alude al gesto de Pilatos que condenó a muerte a Jesús, pero luego proclama su propia inocencia: «Pilatos tomó agua y se lavó las manos delante de la gente diciendo: “Yo soy inocente de la sangre de este justo. Vosotros veréis”» (Mt 27,24). Se dice también: Lavarse las manos como Pilatos y jugando con la rima: Cagóse Pilatos y lamió los platos.
La Ley de Talión
Principio legal según el cual el culpable recibe como pena el mismo daño que ha causado. La ley de talión (del latín lex talonis, de talis, «tal cual, igual») o ley de la estricta justicia está plasmada en cuatro textos del Antiguo Testamento: Ex 21,23-25; Dt 19,15-21; 25,1-12 y Lev 24,18-20. Exceptuando el caso de homicidio, la mencionada ley no tiene en cuenta el carácter voluntario o involuntario de la acción cometida. Ver el comentario a Ojos por ojo, diente por diente.
Lo escrito, escrito está
Expresa la forme decisión del autor de no modificar en absoluto su trabajo. Es la categoría respuesta de Pilatos a los sumos sacerdotes que sugerían cambiar la inscripción sobre la cruz de Jesús: «Jesús el nazareno, el rey de los judíos». Según la traducción latina (Iesus Nazarenus Res Iudaerum) la inscripción corresponde a las siglas INRI (cf. Jn 19,19-22).
Lo que no quieras para ti, no lo hagas a nadie
Máxima de conducta bien conocida en la antigüedad, sobre todo en el judaísmo,. Se encuentra, por ejemplo, en el libro de Tobías. Entre los muchos consejos que Tobit da a su hijo Tobías, le dice: «No retengas el salario de los que trabajan para ti; dáselo al momento. Si sirves a Dios serás recompensado. Pon cuidado, hijo, en todas tus acciones y muéstrate educado en toda tu conducta. No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan. No bebas vino hasta emborracharte y no hagas de la embriagez tu compañera de camino» (Tob 4,15). Jesús transformará está máxima, conocida como la regla de oro, en términos positivos, aumentando así su exigencia: «por tanto, todo cuant queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas» (Mt 7,12; Lc 6,31).
Los últimos serán los primeros
En algunas ocasiones los humildes y sencillos son quienes obtienen los mejores puestos. La frase está sacada de los Evangelios de mateo y de Marcos. Jesús promete recompensa a cuantos le siguen en desprendimiento completo. Y luego puntualizaba: «Pero muchos primeros serán últimos, y muchos últimos, primeros» (Mt 19,30; cf. 20,16; Mc 10,31). Contra toda lógica humana, los marginados por los hombres serán en el momento decisivo los privilegiados de Dios. También se dice el refrán en su forma completa: Muchos primeros serán los últimos y los últimos será los primeros.
Llevar (se) a alguien al huerto
Significa engañar a alguien, generalmente en plano amoroso, para lograr un determinado objetivo. La expresión parece aludir a la escena del «prendimiento de Jesús» (Mt 26,47-56; Mc 14,43-52; Lc 22,47-53; Jn 18,2-11). Con engaño, Judas proporcionó a los dirigentes del pueblo la ocasión propicia para capturar a Jesús. El prendimiento tuvo lugar en el huerto de los Olivos: «El que iba a entregar les había dado la señal: “Aquel a quien yo dé un beso, ése es; prendedle” Y al instante se acercó a Jesús y le dijo: «¡Salve, Rabbí!», y le dio un beso» (Mt 26,48-49)
Llorar como una Magdalena
Significa llorar copiosamente, en completo desconsuelo. La frase hace referencia a María magdalena o de Magdala, la mujer galilea, liberada de siete demonios, siguió y sirvió a Jesús (Lc 8,2). Testigo de la crucifixión y sepultura de Jesús, María Magdalena fue la primera en descubrir el sepulcro vacío de Jesús (Jn 20, 1-2; cf. Mt 28, 1-2). María lloraba sin descanso junto al sepulcro creyendo que habían robado el cuerpo de Jesús. Entonces apareció a su lado el Señor, preguntándole la causa de su llanto. La Magdalena lo reconoció cuando Jesús pronunció su nombre: «María». Ella se volvió y le dijo: «Rabbuní, que significa Maestro» (Jn 20,16). María Magdalena recibió un encargo importante de Jesús: «Vete a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y vuestro Dios» (Jn 20, 18). De una mujer abrumada por el llanto se dice: Estar hecha una María Magdalena. Existe una especia de cardo llamado el cardo de la Magdalena.
El Mal de san Pablo
Nombre popular que se da a la epilepsia. Quizás el origen haya que buscarlo en una frase de Pablo mientras hacia su propia apología. Después de repasar los dones extraordinarios que había recibido del Señor, Pablo añadió:
Y por eso, para que no me engría con la sublimidad de esas revelaciones, me fue dado un aguijón a mi carne, un ángel de Satanás que me abofetea para que no me engría.2 Cor 12,7
Algunos autores han identificado el aguijón con una enfermedad de ataques agudos e imprevisibles, como la epilepsia por ejemplo.

Más fuerte era Sansón y le venció el amor
Que nadie presuma de ser invencible ante la pasión impetuosa del amor. Los que más se pavonean son de ordinario los primeros en sucumbir. También se dice de la persona totalmente dominada por el amor. La frase menciona a Sansón, héroe bíblico del tiempo de los Jueces, dotado de una fuerza descomunal. Le venció la traición de la mujer amada. Aprovechándose del amor loco que Sansón sentía por ella, Dalila, mujer astuta y pertinaz, logró sonsacarle el secreto de su fuerza. Sansón, harto ya de tanta insistencia, se rindió y le descubrió el misterio: la fuerza provenía de sus cabellos. Dalila entonces lo hizo dormir en sus rodillas y mandó cortar las siete trenzas de su cabeza. Sansón perdió todo su vigor. Debilitado y frágil quedó a merced de sus enemigos, los filisteos (cf, Jue 16,4-12).
Más malo que Caín
Ser malvado , perverso. La comparación con Caín nos envía al famoso episodio de Caín y Abel en el libro del Génesis (4,1-16). Caín no soporta que el Señor prefiera las ofrendas de sus hermano Abel a las suyas. Por esto, Caín mató a su hermano, convirtiéndose en el primer asesino de la humanidad. También se dice Ser como Caín. Ver la explicación de ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?
Más paciente que Job
Dícese de la persona de paciencia infinita. La expresión remite a Job, protagonista obviamente del libro de Job. Esta obra ha tenido gran repercusión en la literatura mundial. Se nos cuenta la historia de un hombre justo y recto ante Dios, que vivía deshaogado y feliz con su familia. En un cierto momento, Dios permitió a Satanás (el adversario) poner a prueba la intachable fidelidad de Job. Job lo perdió todo: familia, riquezas e incluso la salud. Desde los pies a la coronilla era una pura llaga. En su enorme sufrimiento, Job proclama siempre su fidelidad al Señor, espera en una intervención suya. Sus amigos, por su parte, la intervención suya. Sus amigos, por s parte, le insisten que se arrepienta, pues estaban convencidos de que su desgracia era el castigo por su pecado. Después de fuertes dramatismos y tensiones intensas, llega el libro al desenlace: el Señor devuelve a Job todas sus posesiones y las aumenta. En el Nuevo Testamento la Carta de Santiago propone a Job como modelo de paciencia: «Habéis oído la paciencia de Job y sabéis el final que le Señor le dio» (Sant 5,11). También se dice: Tener más paciencia que (el santo) Job.
Más viejo que Matusalén
Significa cargado de años, viejísimo y se aplica a personas, historias y sucesos muy antiguos. Matusalén (en hebreo, Methushelah) es un personaje bíblico que integra la lista de los patriarcas antedeluvianos (Gen 5,21-27). es descendiente de Set, hijo de Enoc y padre de Lamec. Dice el texto bíblico de Matusalén vivió 969 años. Evidentemente no es un dato histórico sino una afirmación teológica: una vida larga es bendición del Señor. Otras variantes: Tiene más años que Matusalén; Vive más que Matusalén. También se dice: Más vieja que Sara, alusión a la mujer de Abrahán que vivió 110 años y dio a luz ya muy anciana. Antiguamente se decía Más viejo que Sarra; Más viejo que la sarna, … que Sarra… que el escupir.
Meterse por el ojo de una aguja
Describe a la persona astuta. La expresión podría referirse a un dicho de Jesús sobre la incompatibilidad entre riquezas y Reino de Dios: «Más fácil es que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre el reino de los cielos» (Mt 19,24; Lc 18,25). La imagen es muy oriental: emplea el arquetipo popular de algo enorma, desmesurado en contraste con lo diminuto, casi invisible. es probable que fuese una expresión pintoresca frecuente en el lenguaje común; de hecho se encuentra en algunos escritos rabínicos con una ligera variante: «elefante» en lugar de «camello».
Nadie es profeta en su tierra
No es fácil ser reconocido en el propio país o entre personas allegadas. Cuando alguien triunfa es su profesión, normalmente se le ignora y menosprecia entre los suyos. El refrán es probablemente un antiguo proverbio hebreo. Lo empleó Jesús ante el menosprecio de sus conciudadanos de Nazaret (Mt 13,57; Mc 6,24; Lc 4,24; Jn 4,44). Las palabras de Jesús en la sinagoga no encajaban con su humilde procedencia: ¿de donde vienen, entonces, esa fuerza y la autoridad de sus palabras? Para ellos, Jesús era solamente el hijo de José, un simple nazaretano, un pobre carpintero anónimo, desprovisto de todo reconocimiento social.
No hay nada nuevo bajo el sol
El ser humano es esencialmente el mismo en todos los tiempos y lugares, por eso la historia se repite. El origen de la frase está en el Qohélet (Qoh 1,2-11). Antes de iniciar sus agudas reflexiones, el sabio presenta su escenario: el espacio y el tiempo, el cosmos y la historia; un cosmos que se rige por un esquema cíclico, incsante e inmutable y una historia reducida al momento presente, sin pasado ni futuro. Y concluye: «Lo que fue, eso será, lo que se hizo eso se hará. Nada nuevo hay bajo el sol» (Qoh 1,9).
No juzgues y no serás juzgados
Si se quiere evitar el juicio de los otros, hay que renunciar al que nosotros sobre ellos. La frase se encuentra en el Evangelio de Lucas. Lo pronunció Jesús ante un auditorio general: «No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados» (Lc 6,36-37; cf. Mt 7,1-2). Se tenga en cuenta que en este texto el sujeto de los verbos pasivos no es el prójimo sino Dios. Es Dios quien juzga, condena y perdona. con esta declaración, Jesús reprueba arrogarse la autoridad exclusiva de Dios como juez y que se condene sin más al hermano.
No solo de pan vive el hombre
No basta en la vida satisfacer las necesidades materiales. el ser humano, que quiere realizarse plenamente, necesita también realidades de orden superior como el espíritu, la verdad, la bondad, la belleza, la justicia… Con esta frase, Jesús rechazó la primera tentación del diablo que le invitaba a convertir las piedras en panes: «No sólo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios» (Mt 4,4; Lc 4,4). La frase se lee también en el libro Deuteronomio (8,3).
Ojo por ojo y diente por diente
La fórmula se utiliza comúnmente pra designar la ley de Talión (del latín talis, «tal cual, igual»). Este principio legal aparece tanto en el Antiguo Testamento (Ex 21,24; Lev 24,20) como en el nuevo (Mt 5,38). El principio choca con nuestra sensibilidad actual, nos provoca un rechazo casi instintivo. No olvidemos, sin embargo la finalidad de esta norma: salvaguardar la justicia y evitar la venganza desproporcionada (cf. Gen 4,23-24).
Onanismo
Interrupción del coito retirando el pene de la vagina antes de la eyaculación. Actualmente se utiliza inapropiadamente como sinónimo de masturbación. El término proviene de Onán, un personaje bíblico que para cumplir con la ley del levirato se casó con Tamar, la viuda de su hermano que no había tenido hijos. Ahora bien, sabiendo Onán que legalmente la descendencia no iba a ser suya sino de su hermano, en sus relaciones con Tamar, Onán derramaba el semen a tierra, evitando así el embarazo de Tamar. La conducta de Onán desagradó al Señor y lo hizo morir (cf. Gen 38, 1-11).
Otro gallo le cantara
La frase se inspira en las negaciones de Pedro:
Yo te aseguro: hoy, esta misma noche, antes de que el gallo cante dos veces, tu me habrás negado tresMc 14,30.Mc 14,30
También se dice Otro gallo le cantara (cantaría), si buen consejo tomara.

La oveja descarriada
Se aplica a la persona que con su actitud se aparta de forma censurable de su grupo de pertenencia. La expresión proviene de una de las tres parábolas evángelicas , que ilustran la misericordia divina: la oveja descarriada (Lc 15, 4-7), la dracma perdida (Lc 15, 8-10) y el hijo prodigo (Lc 15, 11-32). La parábola de la oveja descarriada (o perdida) se inspira en Ez 34, 11-16; subraya la alegría de Dios ante el pecador arrepentido:
¿Quién de vosotros que tiene cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va a buscar la que se perdió, hasta que la encuentra? Cuando la encuentra, se la pone muy contento sobre sobre los hombros y, llegando a casa, convoca a los amigos y vecinos y les dice: «Alegraos conmigo, porque he hallado la oveja que se me había perdido».Lc 15, 4-6

El pan nuestro de cada día
Es un hecho sumamente repetido que estamos muy acostumbrados. La expresión está sacada del Padrenuestro, la oración que Jesús enseño a los discipulos: «Danos hoy el pan nuestro de cada día…» (Mt 6,11; Lc 11,3), que puede entenderse como el pan necesario para la vida o el pan del día de mañana.
Para más (mayor) inri
Significa mayor escarnio y también el colmo, el remate de una cosa. La palabra inri está formada por las iniciales (INRI) del título que irónicamente Poncio Pilatos mando poner sobre la cruz de Jesús: Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum (Jesús Nazareno, Rey de los judíos).
Parirás con dolor
La frase se considera como pena hereditaria de la mujer: Son las palabras que Dios dirigió a Eva después de comer el fruto prohibido.
Pasar las de Caín
Significa sufrir grandes apuros y contratiempois. La frese recuerda las penas que sufrió Caín en castigo del fratricidio:
{Yavé le dijo}: Pues bien, maldito seas, lejos de este suelo que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. Aunque labres el suelo, no te dará más fruto. Vagabundo y errante serás en la tierra.Gen 4,11-12
Caín, expulsado de su patria, tuvo que huir a oriente del dén, donde fundó la ciudad de Henoc que lleva el nombre de sus hijo.

PasaR un calvario
Significa probar un sufrimiento muy intenso y prolongado. Alude al dolor de Jesús camino del Calvario, cargando con su cruz. Calvario (en latín Calvariae locus, «lugar del cráneo», que traduce el arameo golgotha, «cráneo») es la colina, entonces situada fuera de las murallas de Jerusalén, donde tuvo lugar la crucifixión de Jesús: también sse dice: Sufrir un calvario.
Perdónale tú, Señor, que no sabe lo que hace
Se aplica al ignorante o inconsciente del mal que está haciendo. Esta expresión está sacada del relato de la crucifixión. Colgado en la cruz, entre los dos malhechores, exclamaba Jesús: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hace» (Lc 23,24).
Poner el dedo en la llaga
Es tratar la parte más delicada de una cuestióno acertar con ella. Su origen está en el Evangelio de Juan, concretamente en el relato de la incredulidad de Tomás ante la aparición de Jesús. Tomás no sólo dudo del testimonio de sus hermanos; exigió además ver para creer:
Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré.Jn 20,25

Poner la otra mejilla
Significa no oponer resistencia al agresor. Esta actitud pacifistas la enseño el mismo Jesús:
Habéis oído que se dijo: Ojo por ojo y diente. Pues yo os digo: no resistáis al mal; antes bien, al que abofetee la mejilla derecha, ofrécele también la otra; al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica déjale también el manto; y al que te obligue a andar una milla vete con él dos.Mt 5,38-41 || Lc 6,29

¡Por los clavos de Cristo!
Exclamación de protesta o impaciencia o expresión de ruego insistente. El tono patético que generalmente acompaña estas palabras deriva del episodio evangélico en que se inspira: la crucifixión de Jesús (Mt 27, 32-38; Mc 15,21-27; Lc 23,26-34-38; Jn 19,17-24 ). Según los Evangelios, Jesús murió clavado en una cruz en cada mano y uno de los pies.
Por obra del Espíritu Santo
Significa la realización de algo a través de un medio misterioso y eficaz, por alusión a la concepción virginal de Jesús narrada por los evangelistas Mateo y Lucas. Así fue el origen de Jesucristo según Mateo: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo (Mt 1,18). Según Lucas , cuando el ángel Gabriel anuncio a María que iba a concebir y a dar a luz a Jesús, ella le preguntó: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón? Y el ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y se le llamará Hijo de Dios» (Lc 1,34-35).
Predicar en el desierto
Significa intentar inútilmente convencer a quien no quiere escuchar, es decir, uno habla pero nadie escucha. También se dice clamar en el desierto. El modismo proviene de un refrán más antiguo de inspiración bíblica: Predicar en el desierto, sermón perdido.
Príncipe de las tinieblas, El
Expresión referida a Satanás (el demonio, el diablo) cuyo origen sigue siendo un misterio. El Nuevo Testamento identifica Satanás con «el príncipe de este mundo» que tienta a Jesús (Mt 4,2-11), con «el enemigo» que siembra la cizaña en el campo (Mt 13,39); con «el Maligno» que arrebata la semilla de ls Palabra de Dios del corazón de los hombres (Mt 13,19) También se dice el príncipe de los demonios.
Principio del fin, El
Son indicios que anuncian el desenlace fatal de algo o de alguien. La expresión hace eco a unas palabras de Jesús en su discurso escatológico:
Oiréis también hablar de guerras y rumores de guerra. ¡Cuidado, no os alarméis! Porque eso es necesario que suceda, pero no es todavía el fin. Pues se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá en diversos lugares hambre y terremotos. Todo esto será el principio de los dolores de alumbramiento.Mt 24,6-8 || cf. Mc 13,5-13 || Lc 21, 8-19

Que no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha
La caridad, las buenas acciones, exigen discreción; no hay que pregonarlas a los cuatro vientos para todo el mundo se entere. En el Evangelio Jesús critica duramente la piedad afectada y ostentosa, típica de los fariseos; y luego añade:
Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.Mt 6,3-4
También se dice la frase completa: Que no sepa tu mano izquierda lo que hace lo que hace tu mano derecha.

Quien busca, halla, y a veces, lo que no pensaba
Subraya la importancia del trabajo diligente para alcanzar la meta propuesta. Al mismo tiempo, exhorta el proverbio a superar el desaliento en el camino, que suele ser largo y difícil. La frase podría muy bien inspirarse en un dicho de Jesús sobre la eficacia de la oración:
Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca halla; y al que llama se le abrirá.Mt 7,7-8 || Lc 11,9-10
Se dice también: Quien busca encuentra.

Quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro
Considera la amistad como una auténtica riqueza superior a los bienes materiales. La frase está tomada de un breve tratadosobre la mistad en el libro del Sirácida. Después de introducir algunas advertencias sobre el tema, el sabio describe en tres versículos al verdadero amigo:
Un amigo fiel es apoyo seguro, el que lo encuentra, encuentra un tesoro. Un amigo fiel no tiene precio, no se puede ponderar su valor. Un amogi fiel es bálsamo de vida, los que temen al Señor lo encontrarán.Sir 6,14-19

Quien no es bueno para sí, ¿cómo lo será para otro?
Recomienda practicar la benevolencia como uno mismo, si se quiere ser bueno con los demás. EWl origen de la frasepodría estar en el Sirácida, en una enseñanza sobre la tacañería:
El que es tacaño para sí ¿para quién será generoso? Ni siquiera él disfruta de sus bienes.Sir 14,5

Quien siembra vientos, recoge tempestades
Cada uno sufre las consecuencias de sus propias acciones. Así pues, la persona mala con los demás en el fondo se perjudica a si misma. El proverbio es también advertencia sobre funestas consecuencias que suelen provocar las predicciones de malos augurios. Con estas palabras el profeta Oseas anuncia el castigo a Israel completamente entregado al culto idolátrico: Si siembran viento, cosecharán tempestad: tallo que no tenga brote, no dará harina; y si la da, extranjeros la devorarán (Os 8,7). Este texto nos remite a una máxima de Proverbios: Quien siembra maldad cosecha desgracia: la vara de su arrogancia se consumirá (Prov 22,8). De nuestro refranero: Quien mal siembra, mal cosecha; Quien siembra abrojos, no ande descalzo; Haz mal y espera otro tal.
Quien toma la espada, a espada morirá
Condena el uso de la violencia y advierte que el violento será víctima de sus propias violencias. El origen de esta frase se encuentra en la escena que narra el procedimiento de Jesús. Cuando los enviados de los dirigentes del pueblo prendieron a Jesús, Pedro desenvainó su espada y le corto la oreja a un siervo del sumo sacerdote. Entonces dijo Jesús: «Vuelve tu espada a su sitio, porque todos los que empuñan espada, a espada perecerán» (Mt 26,52; cf. Jn 18,10-11; Lc 22,49-51; Mc 14,47).
Quo Vadis?
Expresión latina que significa «¿A dónde vas?». Cuenta la tradición que, mientras Pedro huía de Roma (de la cárcel Mamertina), se le apareció Jesús con la cruz a cuestas. Entonces, el apóstol pregunto: «Domine, quo vadis?» y el Señor respondió con estas palabras: «Voy a Roma para ser de nuevo crucificado». Pedro captó el mensaje, regresó a Roma y murió martirizado. Pedro ya había hecho a Jesús la misma pregunta durante la última cena. En esa ocasión Jesús le contesto: «Adonde yo voy no puedes seguirme ahora; me seguirás más tarde» (Jn 13,36). Era el anuncio velado del martirio de Pedro.
Rasgarse las vestiduras
Indica el escándalo verdadero o fingido por la conducta o las palabras de otra persona. La expresión recoge una antigua costumbre entre los judíos y otros pueblos que, en señal de duelo, rasgaban sus vestiduras a la muerte de un ser querido. En otras ocasiones realizaban escandalizados el mismo gesto, por ejemplo, al escuchar una blasfemia. Así reaccionó el sumo sacerdote Caifás ante las palabras de Jesús que proclamaban que él era el Cristo, el Hijo de Dios: «Pero os digo que a partir de ahora veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y viniendo sobre las nubes del cielo» (Mt 26,64). Caifás se rasgó las vestiduras: las palabras de Jesús eran blasfemias y la blasfemia consistía en reivindicar la categoría de Dios.
Sembrar cizaña
Esparcir rumores, preocupaciones, recelos o informaciones infundadas creando así discordia, desavenencias o enemistades personales. También se dice: Meter cizaña. La cizaña (Lolium tremulentum) es una planta graminacea; sus semillas pueden cubrirse de una especie de moho embriagador (del latín, ebracium) que daña los sembrados y es muy difícil de quitar. La expresión procede de una parábola de Jesús que ilustraba el dinamismo del Reino de Dios que crece entre trigo y cizaña:
El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró una buena semilla en su campo. Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo, sembró encima cizaña entre el trigo, y se fue. Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña.Mt 13,24-26
Los términos cizañador-ra, cizañar, cizañear, cizañero-ra participan del mismo significado figurativo de cizaña.

Sepulcro blanqueado
Aplícase a las personas hipócratas que esconden sus verdaderos pensamientos, sentimientos, su verdadera identidad bajo capa de falsa bondad y rectitud. La expresión es de origen bíblico; concretamente se lee el Evangelio de Mateo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos muertos y de toda inmundicia! Así también vosotros, por fuera parecéis justos ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad» (Mt 23,27-28). La imagen alude a la traición judía de encalar la parte exterior de los sepulcros, para poderlos reconocer fácilmente, evitando así el de tocarlos para no caer en impureza legal.
Ser un mártir
Significa el sufrimiento paciente y sereno. En determinados casos, se aplica a las personas que sufren por una causa, llegando incluso a morir por ella. Del griego martyrein, «testimoniar», la palabra mártir significa en primer lugar «testigo». En el cristianismo, son mártires los innumerables hombres y mujeres que testimonian con sus hechos y sus palabras y hechos la muerte y resurrección de Jesús. En tiempo de persecución entregan su vida, pero no traicionan la fe. En los Hechos de los Apóstoles , Lucas narra la lapidación de Esteban, el «protomártir», es decir, el primer mártir del cristianismo:
Entonces, gritando fuertemente, se taparon los oídos y todos a una se abalanzaron sobre él; le arrastraron fuera de la ciudad y empezaron a apedrearle.Hech 7,57-58
Su martirio marca el inicio de la persecución de los cristianos en el año 34 d.C. Las expresiones hacerse el mártir o poner cara de mártir se aplican a la persona que finge estar sufriendo mucho, con el fin de suscitar compasión en los demás. Traer mártir a alguien significa causarle graves problemas, uno tras otro.

Ser un viva la Virgen
Dícese del indolente, despreocupado, frívolo, irresponsable: todo le da lo mismo. Antiguamente, sin embargo, se aplicaba a la persona sencilla y cándida, incluso bobalicona. La mención de la Virgen hace pensar en María de Nazaret, la madre de Jesús. En realidad la citada expresión nada tiene que ver con la Virgen. Su origen, ciertamente curioso, parece ser la costumbre marinera de llamar ¡Viva la Virgen! al marinero más torpe de la tripulación: al formar la marinería en las guardias, todos los marineros se iban numerando. Y el último, es decir, el rezagado por torpeza o indolencia, cerraba el recuento con la expresión ¡Viva la Virgen! (supuestamente la Virgen del Carmen, patrona de los marineros). Por tanto, este apodo se aplico al marinero más descuidado, que siempre llegaba tarde a formar filas.
Sionismo
Movimiento político del siglo XIX. Su principal objetivo era la constitución de un estado israelita en Palestina. Para ello el sionismo promovió el retorno de los colonos judíos a Sión. El pionero del movimiento fue Teodoro Herzl quien en 1895 publicó El estado judío y en 1897 reunió el primer congreso sionista. A partir de la creación del Estado de Israel (14 de mayo de 1948), el sionismo se preocupa de reforzare dicho Estado, reunir en Israel a los exiliados y garantizar la unidad del pueblo judío. La palabra «sionismo» deriva se Sión, la colina al sureste de Jerusalén sobre la cual se alzaba la ciudad conquistada por David. Después de la conquista fue llamada «la ciudad de David» (2 Sam 5,7). En tiempos más recientes Sión pasó a designar el monte del templo, la ciudad de Jerusalén y también a sus habitantes (Am 6,1; Sal 48,13). En la Biblia, los «sionistas» son los judíos que gracias al edicto del rey persa Ciro el Grande regresaron a Israel en el año 538 a.C. para la reconstrucción del templo (cf. Esd 1-2).
Sodomía
Relación anal de un hombre con otro o con una mujer (de ahí los derivados sodomita, sodomítico-ca, sodomización, sodomizar). La palabra proviene de Sodoma, la ciudad pervertida que, junto con Gomorra, el Señor arrasó con una lluvia de azufre y fuego (Gen 19,23-29). El autor de Génesis hace referencia a las perversiones sexuales practicadas en Sodoma, abominables para los israelitas. Dos ángeles enviados del Señor llegaron a Sodoma, donde vivía Lot, y se hospedaron en su casa, pero «no bien se habían acostado, cuando los hombres de la ciudad, los sodomitas, rodearon la casa desde el mozo hasta el viejo, todo el pueblo sin excepción. Llamaron a voces a Lot y le dijeron: “¿Dónde están los hombres que han venido adonde a ti esta noche? Sácalos, para que abusemos de ellos”» (Gen 19,4-5). Parecer Sodoma y Gomorra se aplica veces a ciertos ambientes de libertinaje y desenfreno.
Tener ángel
Tener un atractivo, una gracia única inexplicable. Algunos entienden la expresión como poseer una misión especial, que hace a la persona «superior a los demás». La relación con la milagrosa liberación de Pedro, en los Hechos de los Apóstoles:
De pronto se presentó el ángel del Señor y la celda se llenó de luz. El ángel golpeó a Pedro en el costado, le despertó y le dijo: «Levántate aprisa». Y cayeron las cadenas de sus manos. Le dijo el ángel: «Cíñete y cálzate las sandalias». Así lo hizo. Añadió: «Ponté el manto y sígueme». Salió y disponía a seguirle. No acababa de darse cuenta de que era real cuanto hacía el ángel, sino que se figuraba ver una visión. Habiendo atravesado la primera y la segunda guardia, llegaron a la puerta de hierro que daba a la ciudad. Ésta se les abrió por si misma. Salieron y recorrieron una calle. Y de pronto el ángel se apartó de él. Pedro volvió en sí y dijo: «Ahora me doy cuenta realmente de que el Señor ha enviado su ángel y me ha liberado de las amnos de Herodes y de todo lo que esperaba el pueblo de los judíos»Hech 12,7-11

Tener gafe
Significa traer mala suerte. Es probable que «gafe» signifique lo mismo que el antiguo «gafo», es decir, leproso. La referencia bíblica del término son las llagas abiertas del desventurado Lázaro: tumbado en el portal del rico Epulón soñaba con las migajas de su mesa. Migajas que nadie le daba nada y «…hasta los perros venían y le lamían las llagas» (Lc 16,21). Así se explica el mal de san Lázaro sea el nombre popular con que se conoce la enfermedad de la lepra (y también la elefantiasis). También se dice: Ser o dar gafe.
Tener las manos limpias
Significa no estar implicado en un delito. Era costumbre en algunos pueblos antiguos que los acusados de algún delito se lavarán públicamente sus manos para demostrar su inocencia. Exactamente eso es lo que hizo Poncio Pilatos cuando le presentaron a Jesús (cf. Mt 27-24).
Tirara la primera piedra
Significa acusar, recriminar o criticar a alguien por acciones que el mismo acusador también ha cometido. La expresión recuerda la conocida escena de «La mujer adúltera» (Jn 8,1-11): mientras Jesús enseñaba en el templo, se presentaron unos escribas y fariseos con una mujer acusada de adulterio. Según la ley judía esta mujer debía morir apedreada (cf. Lev 20,10). En ningún momento contradice Jesús el precepto legal. Jesús obliga a los acusadores a confrontarse con la propia conciencia pecadora. Resultado: unos tras otros fueron desfilando del lugar. Bastaron a Jesús estás incisivas palabras: «Aquél de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra» (Jn 8,7).
Vacas gordas y vacas flacas, Las
Estas expresiones, juntas o separadamente, se refieren tanto a tiempos de escasez y penurias como a tiempos de abundancia y prosperidad. Su origen proviene del apisodio bñiblico de Gen 41,1-32. El faraón de Egipto tuvo un sueño que nadie en el país lograba interpretar: a orillas del Nilo siete vacas macilentasMACILENTASFlacas y descoloridas. devoraron a siete vacas lustrosas que pacían en un carrizal. José, hijo de Jacob y Raquel, fue el único capaz de explicar el significado de esas imágenes misteriosas. Las siete vacas gordas significan siete años de abundancia a los que seguirían siete años de hambre (las siete vacas flacas). la explicación del sueño dad por José dejó asombrado al faraón. Así José se hizo cargo de la administración de todo el país. Siguiendo los planes que había propuesto, hizo José grandes reservas de grano durante los años prósperos. De este modo, evitó que el país pereciera de hambre durante el tiempo de escasez. Se suele decir: Estar en época de vacas gordas o de vacas flacas.
Vade retro
Expresión latina empleada para rechazar propuestas deshonestas. Significa : «¡vuelve atrás!» , «¡retrocede!», «¡apártate!». Según la Vulgata, fue la respuesta de Jesús a la tercera tentación del diablo: «Vade retro me Satana, porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás y sólo a él darás culto» (Mt 4,10). las mismas palabras aparecen, siempre según la Vulgata, en el primer anuncio de la pasión del Evangelio de Marcos. Esta vez Jesús no se refiere al diablo sino a Pedro. Pedro corrige a Jesús mientras predice su muerte inminente: «Vade retro me Satana ─dice Jesús─, porque tus pensamientos no son los de Dios sino los de los hombres» (Mc 8,33).
Venderse por un plato de lentejas
Significa ceder la honra y los derechos a cambio de cosas materiales. La expresión tiene su origen en el libro de Génesis, en el conocido relato de la venta de la primogenitura de Esaú (Gen 25,29-34). Esaú era hijo de Isaac y Rebeca y hermano gemelo Jacob. Esaú, el primero en salir del vientre materno, era un experto cazador. Jacob, por su parte, era persona muy casera. Isaac prefería a Esaú, y Rebeca a Jacob. Cierto día Esaú regresaba de caza, cansado y muerto de hambre. Jacob había preparado un plato de lentejas y Esaú la pidió comida. Jacob accedió, pero a cambio de la cesión de la primogenitura: «Véndeme ahora mismo tu primogenitura». Dijo Esaú: «Estoy que me muero. ¿Qué me importa la primogenitura?». Dijo Jacob: «Júramelo ahora mismo». Esaú lo juró y vendió su primogenitura a Jacob. Jacob ofreció a Esaú pan y el guiso de lentejas; éste comió y bebió, se levantó y se fue. Así desdeño Esaú la primogenitura» (Gen 25,31-35). Se dice también: Venderse la herencia por un plato de lentejas.
Venir de perlas
Aplicase a algo muy oportuno y conveniente. Hay quien descubre en la expresión una referencia a la parábola de la perla preciosa de Jesús. Después de la narración de la parábola del tesoro escondido, prosigue Jesús en la misma línea: «También es semjante el Reino de los Cielos a un mercader que anda buscando perlas finas, y que, al encontrar una perla de granvalor, va, vende todo lo que tiene y la compra» (Mt 13,45-46). La enseñanza del maestro es diáfana: el encuentro con el Reino de los Cielos exige dejarlo todo para entrar en él (cf. Mt 19,21).
Ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio
Resaltar la mínima deficiencia en los demás sin percatarse de los enormes defectos personales. La expresión proviene del Evangelio de Mateo:no juzgar a los demás. El juicio es competencia exclusiva de Dios: «¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo? ¿O cómo vas a decir a tu hermano: “Deja que te saque la brizna del ojo”, teniendo la viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano» (Mt 7,3-5). Otras variantes: Ver la mota en el ojo ajeno y no ver la viga en el nuestro; En el ojo de su vecina ve una paja y en el suyo no ve una tranca; Ninguno ve el arguero en su ojo mesmo, y vele en el del compañero; o también, Ninguno ve en su ojo el arguero sino en el ajeno.
Via crucis
Es un sufrimiento continuo, incesante. En lenguaje coloquial se llama Via crucis a un recorrido por varios bares y tabernas (hacer el via crucis). El Via Crucis o camino de la cruz es una devoción cristiana, tradicional y popular, que contempla la pasión y muerte de Jesús, siguiendo paso a paso su camino hasta el Calvario. Consta de catorce pasos o «estaciones»: nueve tienen referencia evangélica y cinco pertenecen a la tradición cristiana más antigua.
  • I estación: Jesús condenado a muerte (Mt 27,22-26).
  • II estación: Jesús carga con la cruz (Jn 19,17).
  • III estación: Jesús cae por primera vez.
  • IV estación: Jesús encuentra a su madre.
  • V estación: El cirineo ayuda a Jesús a llevar la cruz (Lc 23,26).
  • VI estación: la Verónica limpia el rostro de Jesús.
  • VII estación: Jesús cae por segunda vez.
  • VIII estación: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén (Lc 23,28).
  • IX estación: Jesús cae por tercera vez.
  • X estación: Jesús es despojado de sus vestidos (Mt 27,28).
  • XI estación: Jesús es clavado en la cruz (Lc 23,33).
  • XII estación: Jesús muere en la cruz (Mc 15,37).
  • XIII estación: Jesús muerto en brazos de su madre.
  • XIV estación: Jesús es sepultado (Jn 19,42).

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO