02/03/2024

Napoleón en su exilio forzado en Santa Elena

Residencia de Napoleón en la Isla de Santa Elena

Desde que fue expulsado por los ingleses a la isla Santa Elena, Napoleón se dedicó sistemáticamente a proclamar a los cuatros vientos que sufría un trato cruel.

Napoleón disponía de una vivienda, Longwood House, con 23 habitaciones, con un cuerpo de servicio compuesto por 56 personas y entre ellos, curiosamente, 4 jardineros chinos.

Podía dar paseos, montar a caballo o en coche de caballos, que era conducido por dos expertos cocheros con un tiro de seis briosos corceles, a los que el ex emperador obligaba a ir a galope por esos caminos pedregosos en mal estado y con excesivas curvas. Algunos de los caballos en su posesión eran de excelente genética como demuestran los premios ganados en las diversas pruebas que el gobernador celebraba y Napoleón ganaba, bueno sus caballos.

Podía jugar al billar y disfrutó de unas maravillas tecnológicas de la época: una máquina neumática para hacer hielo.

En las fiestas privadas que celebraba siempre vestía de gala y cuando había invitados contrataba soldados o marineros ingleses para el servicio que se vestían de librea imperial. El servicio que se ponía sobre la mesa era de plata y con la vajilla de Sèvres que tenía impresas todas las victorias del emperador.

Los gastos de mantenimiento de la vida de Napoleón en Santa Elena eran de 12.000 libras al año. Intentaron controlarlos y reducirlos a 8.000, lo consiguieron y la vida de Napoleón se vio recortada. Como resultado de este control, el puerto de Jamestown vivió la destrucción de la vajilla imperial y la venta por piezas. Como resultado se vendieron a peso unos 30 kilogramos de plata.

Uno de los compradores pregunto con curiosidad:

— ¿Qué tal está el emperador?

— Bien para ser un hombre que necesita para vender su vajilla —respondía el criado.

Como siempre, los cotilleos llegaron a Europa y se hizo plausible la creencia de que estaba siendo maltratado por los ingleses. Pero hay que tener en cuenta que su economía era saneada, hay que recordar que era multimillonario además de mísero, y que seguramente lo de vender la vajilla era algo que no hacía falta realmente.

Santa Elena a vista de satélite de la Nasa
Santa Elena a vista de satélite de la Nasa
FRASES DE NAPOLEÓN
  • Antes de pensar en la injuria que hemos recibido, hay que dejar pasar cuanto menos una noche.
  • Como en otro tiempo de Egipto, he regresado ahora porque la patria estaba en peligro… No quiero hacer más la guerra. Es menester olvidar que hemos sido los amos del mundo… Antaño, yo perseguí el fin de fundar los Estados Unidos de Europa, y para esto era necesario permitir ciertas instituciones que debían garantizar la libertad de los ciudadanos. Ahora, mi única mira es el afianzamiento de Francia…
  • El método más seguro de permanecer pobre es, sin duda, ser una persona franca.
  • Mi grandeza no reside en no haber caído nunca, sino en haberme levantado siempre.
  • Un ejército se mueve por su estómago.
  • El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse.
  • ¿Qué es el futuro? ¿Qué es el pasado? ¿Qué somos? ¿Cuál es el fluido mágico que nos rodea y oculta las cosas que más necesitamos saber? Vivimos y morimos en medio de maravillas.
  • Hay pícaros suficientemente pícaros para portarse como personas honradas.
  • Nada puede ir bien en un sistema político en el que las palabras contradicen los hechos.
  • Una cabeza sin memoria es como una fortaleza sin guarnición.
  • Sólo hay dos fuerzas en el mundo, la espada y el espíritu. A la larga, la espada siempre será conquistada por el espíritu.
  • Diez personas que hablan hacen más ruido que diez mil que están en silencio.
  • El campo de batalla es una escena de caos constante. El ganador será el que controle ese caos, tanto el suyo como el de sus enemigos.
  • La historia es la versión de los hechos pasados que la gente ha decidido acordar.
  • No debes luchar demasiado a menudo con un enemigo, o vas a enseñarle tu arte de la guerra.

Noticia curiosa relacionada con Santa Elena y su aeropuerto

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO