Michael Jackson y su Thriller (1983): cómo se forjo un mito