07/02/2023

Mata Hari, nuestra espía favorita

En una época, finales del siglo XIX y principios del siglo XX, en la que las mujeres no tenían ningún valor para la vida social, exceptuando la procreación y el recreo sexual, una mujer bella y atrevida decide sacarse de la manga una historia personal inventada, evadiendo una existencia sordida con un matrimonio fracasado. Solo su esfuerzo y su inventiva la llevan al estrellato, pero también la arrastran a un mundo de dobles intenciones, de hombres insatisfechos sexualmente y los poderes políticos corruptos que la utilizan y que acabarán cobrando su precio. Está es la historia de Mata Hari, que no fue tan malvada como la pintan, pero tampoco fue muy precavida ante las señales de peligro. Era una buscavidasBuscavidasTb. buscavida en acep. 2. || 1. m. y f. coloq. Persona demasiado curiosa en averiguar las vidas ajenas. || 2. m. y f. coloq. Persona diligente en buscarse por cualquier medio lícito el modo de vivir. de la época que se aprovecho, bastante bien, mientras le duraron los recursos que la madre naturaleza le había provisto. Imaginaos como sería, mejor lo véis. Moda femenina de 1910 contra Mata Hari.

Mata Hari en comparación con la moda de vestir de 1900-1910Margaretha Geertruida Zelle. Si al leer este nombre no te suena de nada, no te debes de preocupar. Ahora, si te digo Mata HariMata HariMargaretha Geertruida van Zelle más conocida como Mata HariWikipedia y no te suena, deberías empezar a preocuparte. Y para disipar todas tus preocupaciones vamos a profundizar en la vida y obra de esta mujer que lo único que hizo es buscarse la vida de la mejor manera posible, aunque acabara de forma trágica.

Su nacionalidad era holandesa, actuales Países Bajos. Nacida en el pueblo de LeeuwardenLeeuwarden tradicionalmente en español Leuvarda o LeuvardenLeeuwarden tradicionalmente en español Leuvarda o LeuvardenWikipedia el 7 de agosto de 1876. Quedó huérfana de madre a la temprana edad de 13 años y su padre, comerciante que se dedicaba al negocio de los sombreros, no pudo, o no quiso, ocuparse de ella, ya que el negocio no iba demasiado bien. Pasó así a cargo de un tío que la internó en una escuela de LeidenLeidenLeiden, Países BajosWikipedia . Aquí hipnotizó a su primera víctima masculina: el director de la escuela. Por lo visto este buen señor, que hasta el momento estaba en sus cabales, al ver a Margaretha perdió bastante el norte fijándose en la sensualidad que derrochaba, además de esa mirada profunda gracias a sus ojos almendrados. Conforme fue pasando el tiempo, nuestro director entró en barrena y se dedicaba a escribirle cartas subidas de tono, dando muestras de una total dependencia de Margaretha que, finalmente le llevan a arrojarse a sus pies suplicándole que nunca lo abandone.

De joven, Margaretha fue enviada a vivir con unos parientes. A los 16 años, el director de su escuela intentó aprovecharse de ella. Se armó un escándalo.
De joven, Margaretha fue enviada a vivir con unos parientes. A los 16 años, el director de su escuela intentó aprovecharse de ella. Se armó un escándalo.

El tío, ante tal despropósito, decide acudir en su ayuda. Una vez en La HayaLa HayaLa Haya, Países BajosWikipedia, liberada de sus quehaceres estudiantiles, se dedica a dar rienda suelta a su imaginación que la lleva a conocer mundo de forma virtual. A los 18 años, mientras lee un periódico encuentra entre los avisos, una solicitud de matrimonio acompañada de la firma de Rudolf MacLeod que ocupaba el puesto de capitán en las Indias Orientales y que, casualmente, se encuentra disfrutando de un permiso en ÁmsterdamÁmsterdamÁmsterdam, Países BajosWikipedia. Desde ese momento quedará claro que la atracción, cual urracaUrracaDel n. p. Urraca; cf. marica, lat. tardío gaia, fr. margot e ingl. mag, denominaciones de la urraca provenientes de n. p. de mujer. || 1. f. Ave similar al cuervo, pero más pequeña, de plumaje negro y blanco, y con una cola más larga, que remeda {imitar algo, hacerlo semejante a otra cosa} palabras y suele llevarse al nido objetos pequeños, sobre todo si son brillantes. || 2. f. Ant., Bol., Ec., El Salv., Guat., Hond., Méx., Nic., Par. y Ven. Ave semejante al arrendajo. Urraca, por los galones dorados e incluso por los uniformes raídosRaído, daDel part. de raer. || 1. adj. Dicho de una prenda o de un tejido: Muy gastado por el uso, sin llegar a estar roto. || 2. adj. Dicho de una persona: Vestida con ropa raída o descuidada.. Ya lo explico una vez:

Me gustan todos los hombres, pero como amante prefiero un pobre soldado a un banquero.Mata Hari
Mata Hari pintada por Klimbims
Mata Hari coloreada por Klimbims

Sin perder el tiempo, contesta, eso sí, incluyendo una foto suya y se va inmediatamente para Ámsterdam, tal es su fé en si misma. El capitán recibe alrededor de 15 cartas pero sólo responde una ¿imaginas quién ha sido la elegida? Será por las palabras escritas por la mano de la propia Margaretha que conoceremos lo beneficioso que ha sido el encuentro. Al día siguiente le escribe alegrándose del encuentro en el interior «de ese coche con los cristales empañados» a la vez que se siente muy feliz por ser ambos tan fogosos. Entre carta y carta ella se queda embarazada y la boda debe ser acelerada.

Margaretha y Macleod, fotos de boda
Margaretha no había cumplido los 19 años cuando se enamoró de Rudolf Zelle, un borracho sifilítico y jugador que le doblaba la edad. Siempre sentiría preferencia por los uniformes. Como esposa de un oficial, Margaretha esperaba recuperar el nivel de vida que había tenido de niña.

En 1897 llega a las Indias Holandesas, primero a la ciudad de MalangMalangWikipedia y luego a Banjoe-BiroeBanyubiru, también deletreado Banyu-Biru (en la época colonial Banjoebiroe o Banjoe Biroe) es un pueblo y subdistrito indonesio (indonesio: kecamatan) situado en la regencia de Java Central de Semarang, a unos 45 kilómetros al sur de la ciudad de Semarang y 5 kilómetros al sur de Ambarawa. Banyubiru, también deletreado Banyu-Biru (en la época colonial Banjoebiroe o Banjoe Biroe) es un pueblo y subdistrito indonesio (indonesio: kecamatan) situado en la regencia de Java Central de Semarang, a unos 45 kilómetros al sur de la ciudad de Semarang y cinco kilómetros al sur de Ambarawa. , en el corazón de Java. El matrimonio fue problemático desde el primer momento. MacLeod era un alcohólico que le propinaba palizas a menudo y que no se molestó en ocultarle a su amante. Margaretha le dejó una temporada por otro oficial, pero volvió con él atendiendo a sus ruegos. MacLeod, en su cada vez más insoportable relación, escribió a su hermana en una carta en la que le decía «ruega a Dios que lo libre de esa zorra».  Como joven coqueta en un puesto militar en las calurosas Indias, Margaretha no era mejor material para el matrimonio que MacLeod. «Los jóvenes tenientes me persiguen y están enamorados de mí», escribió. «Es difícil para mí comportarme de manera que no dé a mi marido ningún motivo de reproche». Margaretha volvió a empezar su vida. Años después dijo en una entrevista: «Creía que todas las mujeres que huían de sus maridos se iban a París».  Sobre su esposo comento:

Casi podría haber sido mi padre. Ver a un joven apuesto hacía que mi corazón empezara a latir más rápido…. Yo era muy temperamental. También tenía aspiraciones artísticas…. Quería vivir como una mariposa al sol. Mata Hari
En 1897, Margaretha (primera fila, a la izquierda) siguió a su marido (segunda fila, desde la izquierda) en barco hasta su destino en las Indias Orientales Holandesas. En particular, lleva el mismo vestido que en la foto anterior.
En 1897, Margaretha (sentada, primera a la izquierda) siguió a su marido (de pie, izquierda, segundo) en barco hasta su destino en las Indias Orientales Holandesas. Como curiosidad, lleva el mismo vestido que en la foto de bodas en la que está sentada.

Margaretha, la zorra del capitán Rudolf, sigue mostrando su interés por los uniformes por lo que dedica su tiempo libre a refugiarse en brazos de jóvenes oficiales. Nada mejoró tras el nacimiento de sus hijos, Norman-John (1897) y Louise Jeanne (1898). En 1899, el niño murió y la niña se salvó milagrosamente. Se desconoce el porqué. Según unas fuentes, fueron envenenados por orden de un enemigo de MacLeod o por una sirvienta a la que éste había tratado de forma indecorosa; según otras fuentes, fue una consecuencia de la sífilis transmitida por los padres. Finalmente, el matrimonio se separa y la hija queda a cargo del padre y Margaretha vuelve a Ámsterdam sin un florín.

Rudolf Macleod con sus hijos Norman y Jeanna Louis

En las Indias, Margaretha se familiarizó con el GandrungGandrung El gandrung es una danza tradicional de Indonesia. El gandrung tiene muchas variaciones y es popular en Bali, Lombok y Java oriental entre los balineses, los sasak y los javaneses (especialmente los javaneses de Osing). La variante más popular es el gandrung de la región de Banyuwangi, en la península oriental de Java, hasta el punto de que la ciudad suele denominarse Kota Gandrung o «la ciudad del gandrung». Originalmente era una danza ritual dedicada a la diosa del arroz y la fertilidad, Dewi Sri, pero actualmente se interpreta como danza social de cortejo y amor en eventos comunales y sociales, o como atracción turística. El Festival Gandrung Sewu se celebra anualmente en Banyuwangi.Wikipedia, una danza tradicional de Indonesia. Cuatro de estas bailarinas javanesas habían aparecido en la Feria Mundial de París de 1889. Originalmente una demostración de amor y dedicación a Dewi SriDewi Shri Dewi Shri o Dewi Sri, es la diosa de la fertilidad y del arroz en la isla de Bali y de Java según la mitología indonesia. Según la mitología, tiene la energía del Inframundo y de la Luna y tiene la energía de Gaia y de Terra. Controla los alimentos de la tierra y de la muerte y es considerada la madre de la vida al estar relacionada con el arroz (el alimento primario de Indonesia). Dewi Shri corresponde a las diosas hindúes Deví y Sri. , la diosa del arroz y la fertilidad, en la época de los MacLeod la danza se había convertido en un simple rito de cortejo. Las bailarinas, vestidas con trajes tradicionales que incluían tocados ornamentales, elegían a sus parejas entre el público, que (como en el acto posterior de Margaretha) donaba dinero en agradecimiento. El Gandrung solía celebrarse durante toda la noche. Este tipo de eventos, cargados de erotismo, probablemente habrían tenido un fuerte efecto en una joven europea. La joven Margaretha, que acababa de superar su moral victoriana, se convirtió en una estudiante de lo que debía ser para ella un arte semierótico.

La puesta en escena de Mata Hari

La puesta en escena de Mata Hari

La puesta en escena de Mata Hari
«En mi danza uno se olvida de la mujer que hay en mí, de modo que cuando lo ofrezco todo y finalmente a mí misma al dios ─lo que está simbolizado por el desprendimiento de mi sensual prenda, la última pieza de ropa que tengo puesta─ y permanezco allí, aunque sólo sea por un segundo completamente desnuda, nunca he evocado todavía ningún sentimiento más que el interés por el estado de ánimo que expresa mi danza»

No tenemos certeza de cuál fue el momento en el que decidió aunar su espectacular físico y todos su conocimientos asimilados en la India. Tomó la decisión de ir a París, donde intentó ganarse la vida de forma respetable dando lecciones de piano y alemán, ofreciéndose como dama de compañía o como modelo para artistas, lo que le proporcionó contactos en el mundo de la farándula. Como experta amazona, solicitó trabajo como instructora de equitación y luego, cada vez más desesperada y al parecer coqueteando con la prostitución, como amazona del Circo Molier, cuyo propietario la presentó como bailarina en los salones de una de las damas de la clase alta de París. En aquella época en la que no había radio, ni televisión, ni cine, estos salones de la alta sociedad permitían a los ricos y poderosos divertirse en un entorno íntimo sin codearse con las masas. Para hacernos una idea de lo exótica que era, esta era su contestación estandarizada a los que trataban de investigar su «oscuro pasado»:

Nací en el sur de la india, en la ciudad santa de Jaffnapatan, en una familia de la casta de los Brahmanes. Cuando mi madre, bayadera del templo de Kanda Swany murió al darme la luz, fui adoptada por los sacerdotes y llamada Mata Hari {Ojo de la Aurora}. Ellos me mantuvieron encerrada en el templo toda la infancia, enseñándome las danzas milenarias que muy pocos conocen.Mata Hari

Los parisinos al descubrir este brillante en bruto se sienten felices. En 1905 conoce a Arthur MeyerArthur MeyerArthur MeyerWikipedia que es el director del prestigioso Museo Gaulois. El 14 de abril, auspiciada por este buen señor decide ofrecer una representación de Mata Hari en la que se anuncia como bailarina javanesa que dará a conocer las danzas rituales desconocidas en Occidente.

Sin formación en danza clásica, demasiado alta para pasar por bailarina, Marguérite sabía que necesitaba algo más para diferenciarse y no ser confundida con una vulgar bailarina de salón. En Europa, todo lo oriental estaba de moda, así como un nuevo naturalismoNaturalismoDe natural e -ismo. || 1. m. Esc. y Pint. Tendencia a la representación fiel y descarnada de la realidad. || 2. m. Fil. Doctrina que considera la naturaleza como único referente de la realidad y que, consecuentemente, intenta explicar esta sin recurrir a lo sobrenatural o a lo trascendente. || 3. m. T. lit. Corriente literaria del siglo XIX que intensifica los caracteres del realismo inspirándose en la ciencia experimental y en la concepción determinista de las actitudes humanas. en la danza. La estadounidense Isadora DuncanIsadora DuncanIsadora DuncanWikipedia se había hecho famosa por aparecer descalza con una toga que le dejaba al descubierto las piernas. Marguérite fue un paso más allá. Sabiendo que su habilidad no estaba en su movimiento, sino en su atractivo sexual, utilizó lo uno para encubrir lo otro. Aprovechando su condición de esposa de un oficial, pero haciéndose pasar por su viuda, consiguió entrar en los círculos de la clase alta, a los que de otro modo no habría podido acceder.

Mata Hari desnudo frontal

Mata Hari desnudo frontal

Mata Hari desnudo frontal

Entre el selecto público podemos encontrar a los embajadores de Japón y Alemania, a la princesa de Radolin (Polonia), a unos cuantos críticos más o menos afortunados. Arthur Meyer, ejerciendo de anfitrión, explica brevemente lo que allí va a mostrarse y se retira. En febrero de 1905 hizo su primera aparición exclusiva en un salón de París. Su estrategia era sencilla: su rutina, anunciada como una invocación sagrada a ShivaShivaShiva, dios hindú de la destrucción, combinaba el erotismo crudo con un barniz de religiosidad. Apareció con un traje diseñado por ella misma: velos diáfanos y brassière (top) metálico, un caché-siensCaché-siensCaché-siens adornado con joyas falsas. Comienza el espectáculo; una orquesta que está oculta al público comienza a sonar y aparecen cuatro nautchis, bailarinas que la acompañan que han sido instruidas por ella, que se sientan alrededor de una estatua de Shiva. Entonces hace su aparición Mata Hari. Comienza así su danza ritual en el que, mientras se contorsiona de forma sensual al ritmo de la música, va dejando caer los diáfanos velos que ya dejaban entrever su esbelta figura, a la vez que el ambiente se calienta con el acompañamiento de las melódicas voces de las nautchis. Termina la actuación cubierta tan sólo por un cinturón que le llega hasta el pubis, dos discos de reluciente metal que le tapan sólo la areola de los pechos y unos cuantos brazaletes en los brazos y tobillos. Mientras un público jadeante intenta recuperarse de semejante espectáculo, ya comienzan a correr los comentarios sobre la actuación por todo París que caerá, en breve, a sus pies. El hecho de que el acto fuera totalmente inventado pasó completamente desapercibido para estos entusiastas de la autenticidad cultural. Cuando un respetado crítico escribió sin aliento en una revista de sociedad: «Lady MacLeod es Venus», su carrera estaba hecha.

Lady MacLeod con el tocado que llevaba en sus primeras apariciones. En aquella época, incluso un vistazo a las axilas rozaba lo erótico.
Lady MacLeod con el tocado que llevaba en sus primeras apariciones. En aquella época, incluso un vistazo a las axilas rozaba lo erótico.

A la mañana siguiente, los periódicos parisinos estaban entusiasmados con la nueva estrella del firmamento. El Gallic calificó su actuación de «lejos de los entrechats de nuestras bailarinas clásicas». The Press dijo que «baila con sus músculos, con todo su cuerpo, superando así los métodos ordinarios». Parisian Life describió su acto de forma más sucintaSucinto, taDel lat. succinctus, part. pas. de succingĕre «ceñir». || 1. adj. Breve, compendioso. || 2. adj. p. us. Recogido o ceñido por abajo.: «Lleva el traje de la bayadera, lo más simplificado posible, y hacia el final lo simplifica aún más».

En 1905, la fabulosa Mata Hari era la sensación de París. Su historia cambiaba cada vez que la contaba, ya fuera como hija de un sacerdote hindú con una mujer blanca o como indiscreción de un lord escocés con una tentadora malaya que murió al dar a luz, dejándola para que se criara como bailarina de templo y llevara los secretos del misterioso Oriente a los salones de la clase alta europea.

Mata Hari había dado el salto de bailarina erótica a artista. Se hizo con los servicios de Gabriel AstrucGabriel AstrucFue un periodista, agente, promotor, director de teatro, empresario teatral y dramaturgo francés cuya carrera conecta muchos de los incidentes y personalidades más conocidos del París de la Belle Epoque. Gabriel AstrucWikipedia, famoso por haber traído a Francia los Ballets Rusos de MontecarloBallets Russes de Monte-CarloBallets Russes de Monte-Carlo (Ballets Rusos de Montecarlo) fue una compañía de ballet con sede en la capital monegasca creada a la muerte de Serguéi Diáguilev en 1929 y tras la disolución de su legendaria compañía, los Ballets Rusos. Bajo la dirección de los empresarios René Blum y Coronel de Basil (Vasili Grigórievich Voskresenski) la nueva compañía se proponía mantener vivo el repertorio de los Ballets Rusos y continuar su tradición artística. Para ello contaron con algunos de los más cercanos colaboradores de Diáguilev como Serge Grigóriev, su director de escena, Borís Kojnó, su libretista y sus coreógrafos George Balanchine y Léonide Massine. Wikipedia. La contrató en el salón de música más importante de París, el Olympia, por 10 000 francos de oro.

Sigmund FreudSigmund FreudSigmund FreudWikipedia acababa de establecer su teoría de la libidoLibidoLibido (del latín libīdo «deseo, pulsión« y en sentido estricto «lascivia» {propensión a los deleites carnales}) es un término que se usa en medicina y psicoanálisis de manera general para denominar al deseo sexual de una persona. Como comportamiento sexual, la libido ocuparía la fase apetitiva en la cual un individuo trata de acceder a una pareja potencial mediante el desarrollo de ciertas pautas etológicas. No obstante, existen definiciones más técnicas del concepto, como las encontradas en las obras de Sigmund Freud y Carl Gustav Jung que hacen referencia a la fuerza o energía psíquica. Estos autores vinculan la energía libidinal, respectivamente, a las pulsiones y a su carácter eminentemente sexual como meta primaria (Freud) o a una energía mental indeterminada que mueve el desarrollo personal general de un individuo (Jung). Sigmund Freud, a su vez, habría tomado el término de A. Moll, quien lo utilizó en 1898 en la obra Untersuchungen über die Libido sexualis «Investigaciones acerca de la Libido sexualis». Wikipedia, pero hoy parece evidente que Margaretha buscaba figuras paternas en un esfuerzo por recuperar su infancia, como objeto del afecto de un hombre mayor y poderoso, y había aprendido por las malas que el sexo era su señuelo.
"Con cada velo que me quitaba, mi éxito aumentaba. Pretendiendo considerar mis bailes muy artísticos y llenos de carácter, alabando así mi arte, vinieron a ver la desnudez, y así sigue siendo."
«Con cada velo que me quitaba, mi éxito aumentaba. Pretendiendo considerar mis bailes muy artísticos y llenos de carácter, alabando así mi arte, vinieron a ver la desnudez, y así sigue siendo»

De ahí, el salto a la fama y directamente actuar en el Olimpia francés, donde estará actuando hasta noviembre; su siguiente parada será Montecarlo en Mónaco, donde no todo es trabajar y bailar. Entre medio, se deja seducir por amantes de todo tipo y condición. En 1906 se refugiar en Viena, donde triunfará con los conformantes del movimieno artístico SezessionSezessionSecesión («sezession» en alemán) es el término con el que se conoce a varios movimientos artísticos de finales del siglo XIX, identificados historiográficamente con el modernismo, y caracterizados por la voluntad rupturista de un grupo de artistas que pretendían fundar un arte nuevo, moderno y libre, frente a las instituciones oficiales, que veían como tradicionales y anquilosadas. Wikipedia, convirtiéndose así en su musa predilecta a la que coparán de atenciones para poder así retenerla el mayor tiempo posible.

Mata Hari desnuda 1910
Mata Hari mostrando su pecho en 1910

Como artista, Mata Hari había conseguido entrar en los salones de los ricos y poderosos; como buscavidas encontró su camino a sus camas. «Desde el momento en que presenté mis danzas javanesas, mi destino se decidió rápidamente», recordaba. «…Recibí la protección de los desconocidos más ricos y no dejé de beneficiarme de ello». La lista de sus amantes parece un «quién es quién»Quíen es quíen de principios de siglo: los compositores Jules MassenetJules Émile Frédéric Massenet Jules Émile Frédéric Massenet Wikipedia y Giacomo PucciniGiacomo Antonio Domenico Michele Secondo Maria PucciniWikipedia, el financiero Barón Henri de RothschildHenri de RothschildHenri de RothschildRevista Vanityfair, el chocolatero Gaston du MenierGaston MenierGaston MenierWikipedia en francés. El banquero Félix Xavier Rousseau la alojó en un castillo cerca de Tours y en una mansión en las afueras de París, con muebles finos y caballos de carreras, su propio carruaje y una equipación completa, llevándose él mismo a la ruina financiera.

Una vez «exprimida» Francia, Mata Hari llevó su espectáculo a España, Italia, Rusia, Austria y Alemania. En Berlín, sus conquistas incluyeron al acaudalado oficial Alfred Kiepert, que le hizo un regalo de despedida de 300 000 marcos de oro (más de 4,47 millones de dólares hoy en día, 4 193 011 €uros); el duque de Cumberland, un primo del rey inglés Jorge V que se había puesto del lado de Alemania y había casado a su hijo con la hija del káiser; e incluso el príncipe heredero Guillermo. Un entrevistador francés escribió de ella: «Se ha vuelto berlinesa y habla alemán con un acento lo menos oriental posible».

El capitán del ejército alemán Alfred Kiepert llevó a Mata Hari a observar las maniobras del ejército alemán.
El capitán del ejército alemán Alfred Kiepert llevó a Mata Hari a observar las maniobras del ejército alemán. Cuando su esposa húngara (en la imagen), Martha, le obligó a deshacerse de su amante, este le dio a Mata Hari un regalo de despedida de 300.000 marcos de oro.

Pero como ya vamos imaginando, Mata Hari, es un espíritu inquieto y en 1907 vuela directamente a la tierra de los faraones, Egipto. Este año es una época oscura en la que no tenemos constancia de los acontecimientos que la llevaron allí. Es en mayo de 1908 cuando regresa a París. Las cosas han cambiado, Europa está sumida en un caos político que prevée cambios radicales y su llegada no es la que ella esperaba, pues artísticamente hace tres años que no actúa en la capital. Sin embargo, el recibimiento masculino sí que es espectacular y en lo personal hombres de elevada posición social se encargan de darle la bienvenida que espera y que ella cree que se merece.

Los hombres que pasan por su cama cuando se encuentra alojada en el hotel son de lo más variopinto, eso sí, con un denominador común, no son unos don nadie: el Ministro de Guerra, Adolphe MessimyAdolphe MessimyAdolphe MessimyWikipedia en italiano, el abogado Clunet que posteriormente sería su abogado en el juicio por espía. Pero como era una mujer muy activa también se dedicó a hacer sus pinitos en Alemania donde, con motivo de una invitación a unas maniobras del ejército, decidió mantener una relación bilateral horizontal con el prefecto de policía.

Está de red de contactos que se estaba pergeñandoPergeñarDe pergeño. || 1. tr. coloq. Disponer o ejecutar algo con más o menos habilidad. llegaría un momento que parecería algo más que sospechosa. Parece ser que en 1914 ya va imaginando el percalconocer alguien el percal1. loc. verb. coloq. Estar bien enterado de un asunto o conocer bien a alguien. de lo que pronto le va a ocurrir y decide vender ropa y joyas, marchando a Berlín abandonando definitivamente Neuilly sur Seine.

Mata Hari a la moda
En Ámsterdam, en 1915, cuando los alemanes le pidieron que espiara a los franceses

La siguiente vez que tenemos constancia de sus andanzas es en Ámsterdam acompañada por el jefe del espionaje alemán. Pero esto no le evita hacer delirar al público holandés con sus actuaciones en el gran teatro municipal. Un poco más tarde decide regresar a París donde se dedica a deleitar a las tropas lo que nos lleva a inducir que el trabajo de trastienda, el espionaje, le interesa más que su faceta artística.

En este momento hace acto de aparición en Madrid, en España. Los «intelectuales» celebran tan agradable visita y nuestra protagonista, sabiendo la neutralidad de España en todos los asuntos bélicos, cree que es el escenario ideal para todas sus operaciones de inteligencia. Madrid es en este momento el eje central del espionaje internacional en el que podemos ver los cambios de intenciones según se vean los titulares del periódico. Ese en este instante cuando la inteligencia británica decide vigilarla de forma intensiva. Informan al Deuxiéme Bureau Français de las supuestas actividades que mantiene con los alemanes. Pero nuestra imprevisible espía decide en 1916 volver a Francia.

Mientras ocurre un afloramiento de sentimientos no esperados. Hace acto de aparición Vadín Masloff, capitán ruso de tan sólo 23 años que se queda absorto con la belleza de Mata Hari, que ya no es una niña y ronda los 40 años. Parece que el éxtasis es mutuo y para celebrarlo se encierran en una habitación durante tres días y tres noches en los que Masloff se vuelve un poco más pobre pues se gasta todo el dinero que tiene. Pero parece que lo merece, ya que Mata Hari se ha enamorado por primera vez.

Vadíms Masloff, joven amante de Mata Hari

Pero todo tiene un tiempo y nuestro apuesto capitán debe volver al frente donde, casualidades de la vida, es herido en un ojo de cierta gravedad. Mientras está recuperándose de su herida en un hospital militar de Vittel, Mata Hari acude al capitán Ladoux de la Deuxiéme Bureau con la intención de solicitarle un salvoconducto para acudir al lado de su amado y atenderlo. De lo que acaeció en esta reunión hay dos versiones.

Mata Hari con Masloff

En la primera Mata Hari dio su versión en la que asegura que fue a ver Ladoux únicamente para que le extendiera el salvoconducto y para ello le mostró la carta de su protector holandés, el barón van der Kappelen en el que se podía leer: «Margaretha, ustedes que quiere tanto a Francia…». Cuando Ladoux lee el texto, hace un alto y añade: «Usté que tanto quiera Francia podría prestarnos grandes servicios, ¿no ha pensado nunca en ello?».

Por su parte, el capitán Ladoux disiente de esta versión y explica en sus memorias que fue la mismísima Mata Hari la que ofreció sus servicios como espía aliada; y que el respondió:

─No tenemos a nadie en Holanda. Podría usted sernos de gran utilidad… ¿Sabe utilizar tintas simpáticasTinta invisibleSe denomina tinta simpática o tinta invisible a aquella que no se deja ver en el papel en el que se ha escrito hasta que no se aplica el reactivo conveniente, calor o agentes químicos. Wikipedia?

─No, pero ya aprenderé; tienen un nombre muy agradable.

─Sí, pero si lo cogen a uno, es el patíbulo.

─No es fácil coger a Mata Hari. Sé defenderme.

─Ya nos hemos dado cuenta.

─¿Aún continúan con esas odiosas sospechas?

─Estoy seguro, comprenda, absolutamente seguro de que usted es un agente al servicio de Alemania. Lo que no sé todavía es porque vino hacerme esta proposición, que va a ponerla en la tesitura de traicionar a los alemanes o a nosotros. [/intense_alert]

Así que nosotros tenemos que decidir qué versión escoger, pero una cosa que si tenemos clara es que nuestra espía favorita necesitara fondos para acabar de desligarse de todos sus «protectores» y finalmente, casarse con Vadim.

Una vez finalizada la entrevista el salvoconducto pasa a manos de Mata Hari, eso sí, con la puntualización del capitán Ledoux que le hace saber que cerca de Vittel, donde se encuentra hospitalizado su amante, se está construyendo un importante campo de aviación. Como todavía no tienen claro si le interesa más el joven soldado ruso o el espionaje, la dejarán hacer pero bajo estricta supervisión. Llegan informes de que ha sido vista en el Gran Hotel en compañía de un joven oficial ruso, con una venda negra en el ojo: es Vadim que ha quedado tuerto al servicio de Francia. Una vez obtenida la información viaja a Ámsterdam, como se había comprometido con el francés, pero con la mala suerte de que el barco es detenido por los ingleses y desviado al puerto de Falmouth. Aquí acaba el viaje de Mata Hari gracias al Servicio de Inteligencia Británico que le subvenciona un viaje gratuito a España.

Mata Hari escotada
A principios de 1914, Mata Hari consiguió un contrato de seis meses con el Metropol de Berlín, a partir de septiembre, por 48 000 marcos (unos 700 000 dólares de hoy → 624,47 €uros). Al no requerir desnudos, habría sido su cenit artístico. Sin embargo, en julio, Austria invadió Serbia

Los franceses habían conseguido descifrar los códigos Enigma. Lo que querían era que Mata Hari se dedicara a mandar mensajes a los alemanes. Instalada en el Ritz de Madrid, se conecta con el agregado militar alemán, Arnold von Kalle, y logra para Francia un dato valioso: la ubicación de los submarinos alemanes de Marruecos. No se sabe a ciencia cierta qué es lo que les ofreció a los alemanes pero, por esas mismas fechas fueron hundidos varios buques ingleses. Tal es el caso del buque Leon GambettaLéon Gambetta (1903)El Léon Gambetta fue un crucero acorazado de 12 400 toneladas de la Marina Francesa. Fue el buque cabeza de su clase. En su momento, los Gambetta fueron los cruceros más grandes de su tipo, en la Marina Francesa, pero carecían de gran potencia de fuego y eran vulnerables a ataques submarinos. Wikipedia que pierde 650 hombres al ser torpedeado por un submarino austríaco.

A finales de 1916 los franceses interceptan dos mensajes de von Kalle para el jefe del espionaje alemán en Holanda. En ellos se comunica que el agente H21 regresa a París y que debe entregar a este agente la cantidad de 5000 francos, que serán abonados única y exclusivamente en el Comptoir d”EscompteEl Comptoir National d"Escompte de Paris (CNEP), uno de los bancos antecesores del grupo BNP Paribas, fue creado por decreto el 10 de marzo de 1848. Al igual que el Comptoir National d"Escompte de Mulhouse, se creó en una época de revolución industrial, crisis económica y revolución bancaria (conocida como la «Segunda Revolución Bancaria»). en París. También se habla de los itinerarios seguidos por dicho agente H21, dando la casualidad de que son coincidentes con los de Mata Hari. Años después los estudiosos del tema Mata Hari parece que coinciden en que von Kalle tenía sospechas de que estos mensajes podían ser interceptados y lo que hizo es dejar a Mata Hari con el culo al aire, que ya empezaba a convertirse en una pieza molesta y demasiado comprometida. Por si esto parecía tan solo un pequeño descalabro para nuestra espía, los franceses hicieron a su vez un movimiento enviándole un falso telegrama de su novio Masloff para que se reuniera a la mayor brevedad posible con él en París. Parece que todo el mundo acechaba a Margaretha.

Major Arnold Kalle
Major Arnold Kalle

Cuando llega a París el primero en recibirla es el capitán Ledoux que lo primero que le comenta es una advertencia: «nunca debe olvidar que no me conoce, ni yo a usted». Ella, a su vez, de advierte de que los alemanes también han descifrado los códigos franceses, pero, nuestro capitán me parece que hace oídos sordos a esta advertencia. Le aclara que von Kalle se ha burlado de él. En ese instante se comprueba que los 5000 francos han sido ingresados en su cuenta y que ella, sin perder tiempo, los ha retirado. En ese mismo instante se decide su detención.

Mata Hari arrestada
Fotografías de la ficha policial de Mata Hari, arrestada 13/02/1917

Durante cinco meses estuvo aislada en Saint-Lazare, la Bastilla húmeda y oscura de su época. El juez de instrucción Pierre Bouchardon, del Ministerio de Justicia, apodado «el Gran Inquisidor», ya había decidido su culpabilidad.

«Desde la primera entrevista, tuve la intuición de que estaba en presencia de una persona a sueldo de nuestros enemigos», recordó. «…A la luz pálida que se infiltraba en el patio de la cárcel, no se parecía en nada a la bailarina que había hechizado a tantos hombres…. Felina, flexible y artificial, acostumbrada a jugárselo todo y a cualquier cosa sin escrúpulos, sin piedad, siempre dispuesta a devorar fortunas, dejando que sus amantes se volaran los sesos, era una espía nata» (Énfasis en el original).

Después de meses de reclusión en condiciones miserables, la antigua sensación de París imploró a Bouchardon: «No soporto esta vida. Preferiría colgarme de los barrotes de mi ventana antes que vivir así». Cuando Ladoux presentó las transcripciones del tráfico radiofónico incriminatorio, admitió haber aceptado el dinero alemán, pero protestó: «¿No será posible que los propios alemanes hayan lanzado a la inteligencia francesa sobre una pista falsa… que estén telegrafiando sólo lo que quieren que se sepa?».

Prisión de San Lázaro
Prisión de Saint-Lazare

La prisión de Saint-Lazare se convirtió en una leprosería en la época del Reino del Terror, en 1793. A principios del siglo XIX se convirtió en una cárcel de mujeres, sucia y sin calefacción.

Después de una primera noche en una celda acolchada y con vigilancia de suicidio, Mata Hari, que había vivido tan lujosamente en su época, vivió aislada en el pabellón conocido como «La Ménagerie», por su infestación de ratas, piojos y pulgas. Solo podía comer sopa y pan, con quince minutos de ejercicio al día y carne una vez a la semana. Su única compañía eran las monjas de la orden de Marie-Joseph, que atendían a las prisioneras. Su abogado, el ineficaz Edouard Clunet, protestó en vano por las condiciones. El capitán Pierre Bouchardon, encargado de los interrogatorios, la interroga una y otra vez. Durante más de cinco meses, Mata Hari se aferró a su historia de que había sido una espía para Francia, no contra ella. Los llamamientos del gobierno holandés no sirvieron de nada. Seguía manteniendo su inocencia cuando fue juzgada el 24 de julio.

En 1935, Saint-Lazare fue demolido en su mayor parte. Sólo quedan la enfermería y la capilla, catalogadas como monumentos históricos desde noviembre de 2005.

El juicio de La República de Francia contra Marguérite Gertrude MacLeod-Zelle comenzó el 24 de julio de 1917 y duró sólo dos días. Las pruebas incómodas, como el código roto, fueron declaradas secreto de Estado, inadmisibles. La acusación, sosteniendo que ella había vendido secretos a los alemanes y que no había informado más que de desinformación, la culpó de la muerte de 50 000 soldados franceses. En cuanto a las pruebas, el fiscal André Mornet admitió que no tenía «ni para azotar a un gato», pero los jueces sólo tardaron 45 minutos en emitir un veredicto de culpabilidad y condenarla a muerte. Los periódicos informaron de que Mata Hari exclamó: «¡Es imposible!».

El Consejo de Guerra contra Mata Hari se inicia los días 24 y 25 de julio de 1917. El capitán Bouchardon, que la interrogará en el Palacio de Justicia, actuará como relator; y como abogado defensor, Clunet, su antiguo amante. Para más escarnio de Mata Hari, Bouchardon le lee una carta en la que su amado soldado Vadim reniega el haber mantenido una relación con ella. Ante todo este cúmulo de señalamientos, Mata Hari decide hablar y tirar de la manta. Lo que siempre nos queda en duda es si dirá la verdad.

El interrogador, el capitán Pierre Bouchardon (a la izquierda), y el fiscal, el capitán André Mornet, se muestran satisfechos el día de la ejecución de Mata Hari

Como ha quedado claro, ella cobró ese dinero, pero no por los servicios prestados que todos creemos; fueron servicios personales realizados a von Kalle que este trato de cargar al gobierno alemán. Que la supuesta información que extrajo a este, sólo consistían en titulares que leyó en los periódicos a los que añadió, gracias a su gran inventiva, algunos aderezos fantásticos. Para apoyar esta tesis, Clunet deja dicho:

Todos esos ímpetus tumultuosos ahogan su vida interior en un abismo caótico. Siendo franca, se esfuerza y complace en decir mentiras a sus amigos. Lo que en un ser normal pudiera tomarse por culpabilidad, en ella no es sino el cúmulo de su desenfrenada imaginación {…} La inculpada tenía establecido su cuartel general en el gran hotel, y dirigía siempre sus preferencias hacia los oficiales de las nacionalidades aliadas que se encontraba allí de paso, sobre todo si estos eran de elevaba graduación.

Pero, habiendo tantos muertos, sobre todo jóvenes en las trincheras, el tribunal no podía dedicarse a perder su tiempo en estudiar psicológicamente a la condenada. Por ello es rápidamente condenada a muerte en nombre del pueblo francés. Aunque Clunet interpone un recurso de casación, entre julio y octubre el rechazado. Nuestra espía favorita y Diva consumada es condenada a muerte.

Según un testigo presencial, el periodista británico Henry Wales:

La primera indicación que recibió de que su petición había sido denegada fue cuando fue conducida al amanecer desde su celda en la prisión de Saint-Lazare a un automóvil que la esperaba y luego fue llevada al cuartel donde la esperaba el pelotón de fusilamiento. La férrea voluntad de la bella mujer no le había fallado ni una sola vez. El padre Arbaux, acompañado por dos hermanas de la caridad, el capitán Bouchardon y el maestre Clunet, su abogado, entraron en su celda, donde aún dormía, un sueño tranquilo y sin sobresaltos, según observaron los lacayos y los guardianes.

Las hermanas la sacudieron suavemente. Se levantó y le dijeron que había llegado su hora.

Los recibe tranquila y sólo reclama:

¿Por qué justicia a la madrugada? En la India es una ceremonia a pleno día, que se celebra como un rito, ante el pueblo coronado de jazmines…

Todos la escuchan embobados y Clunet en un último intento de conseguir algo mejor para su defendida se acerca y le habla al oído. Mata Hari mira a Bouchardon y le dice:

¿Sabe lo que me sugiere el bueno de Clunet? ¡Que me acoja al artículo 27, declarando que estoy en estado interesante! No, no usaré este recurso.

Solicita escribir unas cartas. Bouchardon accede y le ofrece papel y lápiz. Una será para su hija Juana Luisa, y la otra para el ingrato de Masloff.

Luego se puso las medias, negras, de seda, de película, grotescas en estas circunstancias. Se puso las zapatillas de tacón alto en los pies y se ató las cintas de seda sobre los empeines.

Se levantó y cogió la larga capa de terciopelo negro, ribeteada de piel en la parte inferior y con un enorme cuello cuadrado de piel colgando por la espalda, de un gancho situado sobre la cabecera de su cama. Se colocó la capa sobre el pesado kimono de seda que llevaba sobre el camisón.

Su abundante pelo negro seguía enroscado en la cabeza en forma de trenzas. Se puso un gran sombrero de fieltro negro con una cinta de seda negra y un lazo. Con lentitud e indiferencia, parecía que se había puesto un par de guantes negros de cabritilla. Luego dijo con calma: «Estoy lista».

El grupo salió lentamente de su celda y se dirigió al coche que la esperaba.

El coche atravesó a toda velocidad el corazón de la ciudad dormida. Apenas eran las cinco y media de la mañana y el sol aún no había salido del todo.

A través de París, el coche se dirigió a la Caserne de Vincennes, el cuartel del antiguo fuerte que los alemanes asaltaron en 1870. En los fosos de Vincennes, preparados están esperándo los soldados del Regimiento de Dragones. El oficial da la orden de que nadie se acerque a ella, no ser el médico y la religiosa, y sólo bajo petición. Bien vestida y serena, caminó sin ayuda hasta el poste y se negó a que le vendaran los ojos. El sargento mayor al mando del pelotón de fusilamiento dijo: «Por Dios. Esta señora sabe cómo morir». La atan al poste por la cintura. Ella dice: «No es mi público, pero intentaré triunfar». Se comenta que en el momento justo anterior de que los disparos de los soldados cumplan su cometido ella les mando un beso. A la orden de disparar, uno de los fusileros se desmayó. A pesar de que son 12 soldados los que disparan sólo cuatro balas hacen impacto en su cuerpo y únicamente una de ellas en el blanco. Su cuerpo, no reclamado, fue donado al departamento de medicina de la Universidad de París, perdido para la historia.

En un nuevo giro, tanto Ladoux como Denvignes fueron arrestados poco después por espionaje. Ambos fueron finalmente liberados por razones inexplicables. ¿Habían traicionado a Mata Hari a Berlín? ¿La utilizaron para desviar la atención de su propia traición? ¿O estaban atrapados en la fiebre del espionaje inducida por los alemanes? La verdad nunca se sabrá. Aunque se la suele presentar como una mujer fatal o una inocente incauta, Mata Hari no era ni lo uno ni lo otro. Utilizó sus habilidades de seducción con hombres de bandos opuestos, y finalmente fue traicionada por ambos. Mornet la llamó «la mayor mujer espía del siglo». Puede que eso no fuera cierto entonces, pero cien años después no queda ninguna más famosa que Mata Hari.

Pero este no es el final.

En 2001, la fundación Mata Hari y la ciudad de Leeuwarden presentaron una demanda que todavía está en curso ante el ministerio de justicia francés para limpiar su nombre. Las modernas investigaciones, como la de León Schirmann, Mata Hari, historia de una manipulación, muestran cómo fue acorralada por uno y por otro bando. Sus admiradores siguen esperando la reivindicación de la estrella.

Mata Hari pintada por Klimbims

Arriba