La Toga romana: símbolo de estatus clave en las elecciones y nos dio la palabra «candidato»

Hoy en día, la toga romana se suele asociar, sobre todo, con fiestas de disfraces, pero la simple, a la vez que sofisticada vestimenta, oculta una historia más interesante y compleja. Todo, desde la política hasta la identidad persona, e incluso la agricultura, pasando por los cuerpos de los romanos, podía estar envuelto en una sola pieza de tela o sabana.

La Toga Romana

La cultura romana estaba muy influenciada por la antigua Grecia y Etruria. Tanto los hombres como las mujeres de la Antigua Grecia usaban una prenda hecha de una sola sábana de tela que cubría sus cuerpos y se sujetaba con alfileres y corbatas, pero generalmente la usaba la clase trabajadora, mientras que los etruscos usaban una versión más simple y corta de la toga romana llamada tebenna que tampoco tenía un significado social. Los romanos derivaron el nombre «toga» de un término asociado a la realeza romana, travea, y finalmente se refirieron a sí mismos como la togati, que significa «el pueblo de la toga».

La principal aportación etruscas a la indumentaria fue la TEBENNA (o trebenna) antecedente de la toga romana. Era una prenda masculina. Envolvía el cuerpo dejando el hombre derecho desnudo. Los romanos adaptaron este indumento haciéndolo mucho más largo y doblándolo en repetidos pliegues.

En primer lugar, aunque no se han conservado vestigios materiales de indumentaria etrusca, si contamos, afortunadamente, con restos pictóricos de excepcional belleza e importancia que nos permiten deducir cómo fue la vestimenta de esta antigua civilización. Partimos de la base de que los ejemplos que nos han llegado eran de etruscos adinerados así como de músicos y danzantes. En algún caso también de sirvientes.
 
Tabenna etrusca
 
Conocían el arte de tejer. Sus indumentos eran de lana y lino. De hecho, el lino etrusco gozaba de gran fama. En las pinturas se aprecian la fascinación por los indumentos de vivo colorido: azul, verde, amarillo, naranja, rojizo, púrpura, etc. Es una indumentaria basada en la griega con claras influencias orientales que se aprecian en los tocados cónicos y en los zapatos puntiagudos hechos de cuero y teñidos de colores.
 
Los trajes eran cosidos o drapeadosEl drapeado es una técnica de costura que conforma pliegues en la tela para darle mayor volumen y caída.. Las mujeres llevaban túnicas tipo chitón Era semejante a una túnica llevada tanto por los hombres como por las mujeres con prenda interior. Se desconoce si debajo del quitón se llevaba otra prenda, como una camisa. Consistía en una pieza de tela de forma rectangular, y se colocaba alrededor del cuerpo: para sacar el brazo derecho por el lado cerrado se practicaba una abertura. Sobre el hombro izquierdo se ataban los dos extremos del lado abierto, mediante fíbulas. En el lado izquierdo la abertura dejaba al descubierto hasta el muslo, debajo del cual se prendía el quitón con un alfiler o se cosían las puntas. Citón o quitón o quitón, con o sin cinturón, de manga corta que cubrían con un manto largo y rectangular, al estilo del himation griego. Es una indumentaria más lujosa que la griega, rica en variedad, cortes y diseños, así como motivos ornamentales (estrellas, lunares, flores) dispuestos en cenefas, en complejos bordados. Utilizaban sofisticadas joyas y broches (fíbulas).

Los fiesteros modernos que se disfrazan de romanos o griegos suelen confeccionar sus togas a partir de sábanas, pero las togas antiguas se hacían con sábanas de lana de unos 5 o 6 metros de largo y unos 3 metros de ancho que se cortaban en un semicírculo para poder arremolinar alrededor del cuerpo y mantenerlas en su lugar sin botones, broches o alfileres. Por supuesto, cuanto más fino era el material, más rico se suponía que era el portador. Incluso la forma en que la toga estaba colocada sobre el que la utiliza da a los demás espectadores pistas sobre la riqueza, el poder y el estatus del portador.

La mayoría de las togas eran de color blanco rotoEl blanco roto es un tono que añade al blanco más puro y luminoso un toque de color, ya sea grisáceo o beige. Es un blanco que no es níveo, pero que sin embargo nos ayuda a crear ambientes relajantes y sobrios, en contraste con otros tonos., pero ciertos adornos denotaban posiciones privilegiadas, por ejemplo, los miembros del Senado Romano se identificaban con una raya púrpura. Sin embargo, mientras se presentaban a las elecciones, llevaban togas blanqueadas con azufre hasta que fueran blancas para poder destacar entre la multitud. Tal toga era conocida como toga candida («toga blanca»), y es el origen de la palabra moderna «candidato».

Tipos de togas romanas

Bajo la Toga

¿Qué llevaban los romanos bajo sus togas? No eran boxers o calzoncillos. Los senadores de Roma y la élite rica bajo sus togas más que ropa, portaban una incógnita. No es que la ropa interior no fuera importante en la antigua Roma ─el arte en el que se representa a gladiadores, atletas, esclavos y trabajadores comunes portan una prenda de vestir similar a un taparrabos llamada «subligaculum» cubriendo sus partes «nobles»─ pero la prenda que dominaba en la clase baja era más cercano a un suspensorio de hoy en día que de lo que suponemos que es la ropa interior actual.

subligaculum romano

Esto significa que las togas podían tener zonas por donde entrara aire frío, incluso en el clima templado de la antigua Roma, que tenía su cuota de olas de frío ocasionales. Afortunadamente, se pudieron hacer provisiones. El historiador romano SuetonioSu obra fue extensa tanto en la lengua latina como en la griega pero, por desgracia, de toda ella tan sólo se han conservado dos obras. La primera, completa, es sus Vidas de los doce césares (De vita Caesarum o De vita duodecim Caesarum, libri VIII). La segunda, en estado más fragmentario, es su De viris illustribus («Sobre los hombres ilustres»), un compendio biográfico. Del resto solo quedan los títulos o algunos pasajes. Cayo o Gayo Suetonio TranquiloWikipedia escribió que el emperador AugustoEl mandato de Augusto inició una era de paz relativa conocida como la Paz romana o Pax Augusta (en su honor). Salvo por las constantes guerras fronterizas, y con la excepción de una guerra civil de sucesión imperial que duró un año, la sociedad del Mediterráneo gozó de un ambiente pacífico durante más de dos siglos. De igual forma, Augusto expandió el Imperio romano, asegurando en el proceso sus fronteras mediante la subordinación a Roma de las regiones circundantes. Augusto, nacido Cayo Octavio TurinoWikipedia una vez tuvo que usar cuatro túnicas, un protector de pecho de lana, una camiseta, calcetines gruesos y envolturas para sus piernas bajo una toga gruesa para mantenerse caliente.

Senadores romanos togados

La muerte del Toga

La imagen popular de la antigua Roma estaría incompleta sin que cada hombre, mujer y niño estuviera envuelto en su toga, pero sólo los ciudadanos varones de la élite la llevaban. Los hombres de clase baja, especialmente los soldados,  la toga en favor de un atuendo que les diera más amplitud de movimiento porque es muy difícil trabajar en los campos, por no hablar de luchar en el campo de batalla, cubierto con un delicado terno de lana.

De hecho, su incomodidad fue gran parte de por qué los antiguos romanos se cansaron de luchar para ponerse correctamente sus togas. También eran costosas de producir y difíciles de mantener limpias, por lo que finalmente fueron desechadas a favor de las túnicas y mantos, que siguieron siendo populares hasta el final de la era medieval.

Como se vestían los romanos