La mierda del protocolo

Contenidos

Boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos

Hoy venía acompañando a mi amiga Inma desde la estación a su casa y estabamos hablando de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio. Me comentaba que en no sé que cadena estaban hablando de uno que se había colado con un traje mitad chaqué, mitad smoking y que dos de los «comentaristas que saben de todo» estaban enfrentados porque uno decía que muy bien y otro que muy mal. A esto que Inma me dice «que no, que no está bien, que el protocolo…». ¿Que protocolo ni que niño muerto? ¿Donde está el protocolo de la boda de estos dos? El protocolo es una forma «elegante» de dar una patada en el culo a aquel que no se adapta a lo que yo quiero, así que me he cabreado pues la mayoría de las personas, sobre todo de la alta sociedad los tiquismiquis, utilizan protocolo como si eso fuera ley y no lo es, y para ello acudamos a la RAE, joder.

PROTOCOLO
  1. Conjunto de reglas de formalidad que rigen los actos y ceremonias diplomáticos y oficiales.
    “cumplir con el protocolo”
  2. Conjunto de reglas de cortesía que se siguen en las relaciones sociales y que han sido establecidas por costumbre.
    “una visita de protocolo; el protocolo dice que la mesa es presidida por la persona más importante”

¿Y que cojones es una regla? Además de la menstruación y de lo primero del cuadro, lo interesante es la segunda acepción.

REGLA
  1. Instrumento para medir y trazar líneas rectas que consiste en una barra rectangular y plana graduada en centímetros y milímetros.
  2. Principio que se impone o se adopta para dirigir la conducta o la correcta realización de una acción o el correcto desarrollo de una actividad.
    “una regla moral; las reglas de un juego; solo respecto de la computación civil de los plazos se mantiene la regla tradicional de no excluir los días inhábiles; su deber es cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, conforme a las reglas de la buena fe y diligencia”

¿Y que es un principio? Acordemonos de la frase de Groucho Marx: «Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros».

PRINCIPIO

Un principio es una ley o regla que se cumple o debe seguirse con cierto propósito, como consecuencia necesaria de algo o con el fin de lograr lo conseguido. Las leyes naturales son ejemplos de principios físicos, en matemáticas, algoritmia y otros campos también existen principios necesarios o que se cumplen sin más o que deberían cumplirse si se pretende tener cierto estado de hechos.

Pero aquí ya se habla de ley y eso es para casos mucho más rigidos que una celebración para ponernos hasta las trancas de beber y comer.

Boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos

Todo esto lo podemos resumir en que la gente hace reglas para poder crear protocolos. Si yo digo que el protocolo indica que en mi boda hay que ir vestido de saltimbanquis los señores y de amazonas las señoras, lo único que estoy haciendo es cubrirme las espaldas para poder largar al que me de la gana si considero que no esta dentro del protocolo marcado por mis reales gustos. Por eso los clubs de hombres ingleses son una cutrez. Los clubs de campo son para figurar y los clubs de pesca, caza, monta, doma, lectura, sexo, dominación, esoterismo, programación, scalextric o lo que demonios queráis poner, son lo que son, sitios donde hay que seguir un protocolo con unas reglas inventadas por los mamomes del club para entrar y ya está. Tanto protocolo y tanta mierda.

PUEDE SER INTERESANTE
RUMORES MALICIOSOS

Partiendo de estas dos definiciones, podemos afirmar sin ningún temor, que puedes ir a una boda como te salga de los cojones de la gana, eso si, ten claro que puede que no te dejen acceder. De acuerdo que hay normas de educación, respeto, no dar la nota, comportamientos adecuados, y en ciertos casos, protocolos oficiales que son una serie de recomendaciones a partir de las cuales se tomaran decisiones para determinar si entras o no, como cuando te dicen que no puedes entrar en una discoteca o club con calzado deportivo o naúticas, o sin corbata en ciertos restaurantes o si eres del sexo femenino en ciertos sitios muy distinguidos.

Hasta los protocolos de internet se saltan algunos. Y recordar que hay una figura única que es capaz de acabar con todos los protocolos: los cuñaos. Pues eso.