Guglielmo Marconi y la invención de la radio

Nacido en 1874 en Bolonia, Italia, Guglielmo Marconi fue el bisnieto del fundador de Jameson’s Irish Whiskey. La familia de su padre era increíblemente rica, lo que le benefició, ya que creció estudiando con los mejores tutores antes de viajar a estudiar en el Instituto Técnico de Livorno y en la Universidad de Bolonia.

Marconi delante de uno de sus inventos

Con tan sólo 20 años, Marconi comenzó a investigar las llamadas «ondas invisibles» descubiertas por el físico alemán Heinrich Rudolf Hertz. Para convencer a su madre de que se tomaba en serio la tecnología en la que se fundamentaría la radio cuando regresó a la finca de su familia en Italia, construyó un radiotransmisor y el receptor que hacía sonar una pequeña campana cuando presionaba un botón en un banco situado en el exterior de la casa.

Durante su juventud, Marconi, se interesa por la ciencia, en especial por la electricidad y la fisica. En ese entonces, ya habia estudiado los tratados mateméticos de James Clark MaxwellJames Clerk Maxwell fue un científico escocés especializado en el campo de la física matemática. Su mayor logro fue la formulación de la teoría clásica de la radiación electromagnética, que unificó por primera vez la electricidad, el magnetismo y la luz como manifestaciones distintas de un mismo fenómeno. Las ecuaciones de Maxwell, formuladas para el electromagnetismo, han sido ampliamente consideradas la «segunda gran unificación de la física», siendo la primera aquella realizada por Isaac Newton. James Clerk MaxwellWikipedia , los experimentos de Heinrich Hertz y la investigaciôn sobre electricidad conducida por Oliver Lodge. Uno de sus vecinos, Augusto Righi, notable fisico pionero en el estudio del electromagnetismo, fue también uno de sus tutores.

Su familia le apoyo sin escatimar en gastos, lo suficiente como para motivarlo y empujarlo a seguir trabajando e incluso le suministró todo el material y medios necesarios para montar un laboratorio que le permitió llevar a buen puerto sus experimentos. Finalmente consiguió transmitir ondas hasta a media milla de distancia (804,7 metros), lo que por aquel entonces se consideraba la máxima distancia posible de transmisión. Construyó una versión más potente de su máquina generadora de ondas en un intento de conseguir contratos gubernamentales para sus experimentos, pero cuando esto no funcionó, se fue a otro país a buscar esos contratos.

Marconi visita España
El 19 de mayo de 1912 llega a España Guillermo Marconi, y la periodista y telegrafista Consuelo Álvarez, Violeta, cuenta la crónica de su llegada y su intervención en el Ateneo, con todo lujo de detalles, para la revista El Telegrafista Español

Marconi en Inglaterra

Tras la desgana mostrada por el gobierno italiano por su trabajo, Marconi y su madre viajaron a Inglaterra en 1896, donde fueron tratados estrellas de la ciencia desde su llegada. Uno de los mayores apoyos que encontró Marconi fue por parte de la Oficina de Correos Británica, que suministro al inventor con fondos suficientes para crear una máquina que aumentara el alcance de la radiodifusión hasta 12 millas, alrededor de 20 km. Poco después, construyó una estación inalámbrica que permitió a la Reina Victoria enviar mensajes al Príncipe Eduardo cuando estaba en el yate real, lo cual fue tecnológicamente maravilloso, pero que debía ser un poco embarazoso para el príncipe estar siempre en el radio de influencia de mamá.

Pero la polémica estalló cuando el físico ruso Aleksandr PopovDesde 1890 continuó los experimentos de Hertz. Construyó su primer receptor de radio en 1894 y lo presentó ante la Sociedad Rusa de Física y Química el 7 de mayo de 1895, cuando transmitió señales entre un barco y tierra firme a cinco kilómetros de distancia. Por la misma época Guillermo Marconi, de forma independiente, realizaba sus investigaciones que lo llevaron también a lograr la transmisión sin cables. Aleksandr PopovWikipedia presentó ese mismo año, ante una audiencia considerable de científicos de la Universidad de San Petersburgo, un receptor de ondas de radio muy similar al de Marconi. Aunque parece probado que Marconi realizó su demostración días antes que la de Popov, el Gobierno ruso sigue a día de hoy reclamando la paternidad del invento.

Las demostraciones en los Estados Unidos fueron aún más espectaculares. En Sandy Hook, Nueva Jersey, Marconi cubrió las regatas internacionales de la Copa América para el New York Herald en otoño de 1899. Después de la impresionante demostración, Marconi y su equipo instalaron equipos inalámbricos a bordo del S.S. Saint Paul de la empresa naviera American Line, convirtiéndolo en el primer transatlántico que informó de su llegada a Gran Bretaña por vía inalámbrica desde 66 millas náuticas de la costa inglesa, alrededor de 122 km.

Ondas de radio

A principios del siglo XX, los científicos se vieron confundidos y preocupados al intentar discernir si las ondas de radio se movían en línea recta o lo hacían adaptándose a la curvatura de la Tierra. Marconi creía que seguían la curvatura del planeta, aunque no tenía ninguna evidencia que respaldara su hipótesis, pero no era el tipo de persona que dejaba de trabajar sólo porque alguien le comentara que estaba equivocado.

Tipos de popagación de las ondas de radio

Para probar su teoría, Marconi emitió una onda de radio de 2209 millas desde Poldhu, Cornwall a Terranova, algo más de 3500 km. El 12 de diciembre de 1901, la tripulación de Marconi en Cornwall puso su equipo a plena potencia, enviando ondas de un pie de largo, unos 30 cm, conteniendo un simple mensaje: la letra «S». La transmisión le dio a Marconi fama mundial, aunque no estaba seguro del todo de cómo funcionaban las ondas.

En 1904, decidió montar una empresa que se dedicaría a transmitir noticias nocturnas a los barcos que se suscribieran al servicio. Lamentablemente, no fue un gran éxito en ese momento. Irónicamente, Marconi estaba completamente equivocado sobre la forma en que viajan las ondas de radio. En realidad, se mueven en líneas rectas, pero cuando rebotan en la ionosfera de la Tierra, imitan la curvatura de la Tierra.

Eludiendo su destino

En menos de 10 años, después de su increíble prueba de la señal de radio transatlántica, Marconi fue galardonado con el Premio Nobel de Física, un honor que compartió con el físico alemán Karl F. Braun, el inventor del tubo de rayos catódicos. Este premio hizo de Marconi una persona muy conocida. Empezó a vender radios de la compañía Marconi bajo la tutela de «Marconi Men», a compañías navieras para enviar señales de socorro, informes de navegación y comunicación a bordo.

Fotografía panorámica del Lusitania tras llegar al puerto de Nueva York en su viaje inaugural en 1907.

Tres años después de su triunfo, Marconi fue invitado al viaje inaugural del Titanic, en el que se utilizó sus radios. Lo que realmente quería ver era cómo funcionaban, pero desafortunadamente, tenía trabajo acumulado que hacer. Optó, en cambio, por viajar en el Lusitania que partió tres días antes del desafortunado viaje del Titanic.

Después del hundimiento del Titanic el 15 de abril de 1912, el director general de correos de Gran Bretaña explicó que los supervivientes tenían que agradecerle a Marconi por sus vidas. «Los que se han salvado, se han salvado por medio de los inventos de un hombre, el Sr. Marconi, y su maravilloso invento», comento. En un extraño giro de acontecimientos, el Lusitania se hundió tres años después, al ser atacado por un submarino alemán.

Marconi y Mussolini

El éxito de Marconi en Inglaterra y América finalmente obligó a Italia a tomar nota, décadas después de que se volvieran locos por su trabajo en el resto de los países. En los años 20, fue elogiado como el gran genio italiano, y después de que se uniera al Partido Fascista Italiano, Benito Mussolini lo nombró presidente de la Real Academia de Italia. Mussolini y Marconi eran tan cercanos que se rumoreaba que Mussolini fue el padrino de su segunda boda, pero en realidad, Mussolini tuvo que enviar sus disculpas por todos los dictados que tuvo que hacer.

Marconi y Mussolini
Mussolini y Marconi

Incluso mientras actuaba como jefe de la RAILa Rai (siglas de Radiotelevisione Italiana, en español «Radiotelevisión Italiana») es la compañía de radiodifusión pública de Italia. La empresa fue fundada oficialmente el 10 de abril de 1954, cuando el estado italiano tomó el control de la sociedad concesionaria de radiodifusión (Radio Audizioni Italiane) para crear una empresa pública de radio y televisión. Wikipedia., Marconi continuó sus experimentos, pero sufrió nueve ataques al corazón en tres años mientras trabajaba en la tecnología de microondas. Falleció el 20 de julio de 1937. El país apago durante su funeral, y a las 18:00, todas las transmisiones de la BBCLa British Broadcasting Corporation (BBC, «corporación de radiodifusión británica», traducido del inglés) es el servicio público de radio y televisión del Reino Unido. Tiene su sede en la Broadcasting House en Londres. La BBC opera bajo el mandato de una carta real que garantiza su independencia frente a controles de tipo político o comercial. Wikipedia y de la oficina de correos inalámbrica de las Islas Británicas mantuvieron dos minutos de silencio por el fallecimiento del padre de la radio moderna.

El gran misterio: el rayo de la muerte

Entre sus muchos inventos hay uno en particular que fascina a los investigadores de misterios: el «rayo de la muerte». Arma de la que Marconi no ha dejado nada escrito y que negó haber creado en una entrevista con el New York Herald, calificándola de «pura fantasía». La propagación de los rumores sobre el rayo de la muerte comenzó en mayo de 1935, dos años más tarde Marconi murió, llevándose el supuesto secreto a su tumba. Según los informes, se trataba de microondas capaces de inhibir el funcionamiento de las armas enemigas, desactivando los circuitos eléctricos y, por consiguiente, los motores.

Hoy en día este tipo de arma ya no es ciencia ficción, los rusos han anunciado desde hace tiempo que han construido un cañón radio-electrónico que apaga los motores de los barcos, aviones y tanques. Lo han probado con éxito y ahora el arma se adapta a la última generación de helicópteros militares, pronto se montará en todos los nuevos cazabombarderos en desarrollo. Fue entonces cuando el rayo de la muerte de Marconi volvió al centro de atención: los partidarios de su existencia han recuperado fuerzas. Este invento siempre ha sido considerado una leyenda urbana, resultado de la propaganda fascista, un engaño que circuló para generar el temor de que Italia tuviera un arma mortal a su disposición. A decir verdad, el invento también ha sido atribuido a muchos otros científicos ilustres de la época, empezando por Nikola Tesla.

Rachele Mussolini
Rachele Mussolini

La fuente más autorizada, probablemente, está contenida en unas memorias escritas en 1973 por Rachele Mussolini. La esposa del Duce afirma haber sido testigo de una demostración del rayo de la muerte en junio de 1937, en la autopista a Ostia: según la historia, una fuerza misteriosa fue capaz de bloquear los motores de los coches que viajaban. Después de unas semanas el experimento se repetiría en el cielo de Orbetello, donde dos aviones teledirigidos fueron bloqueados en vuelo.

Primera emisión de radio comercial

El 20 de agosto de 1920 se empezó a retransmitir el primer programa radiofónico de entretenimiento en Michigan, Estados Unidos. Fue la «WWJ» a través de la frecuencia 950 AM la que transmitió un programa de noticias de Detroit y ese mismo día se realizaron unas 1.920 emisiones de prueba para comprobar que el equipo era capaz de realizar servicios regulares. Así la WWJ se convirtió en la primera radio emisora del mundo que empezó a retransmitir radial y puntualmente de manera exitosa, ya que con anterioridad se habían llevado a cabo pruebas en otros países pero sin mucho éxito de continuidad. Al principio no había publicidad y los oyentes eran unos pocos aficionados locales. Pero sus programas de prueba gustaban cada vez más, gracias en parte al inventor Lee DeForestDe Forest nació en 1873 en Council Bluffs, Iowa, pero creció en Talladega, Alabama, donde habían enviado a su padre, ministro religioso, para reorganizar una escuela negra. Fue un lugar solitario para el joven Lee; privado de las habituales relaciones juveniles, dispuso de mucho tiempo para leer. Su padre intervino directamente en la educación del niño, con la esperanza de orientarlo a la vocación religiosa. Lee De ForestWikipedia, que trabajaba en la radio y que estuvo promocionando esta nueva forma de transmitir a través de este medio durante mucho tiempo. Además, el 31 de agosto de ese mismo año, el diario Detroit News también promocionó el programa de radio, lo que hizo que el «Detroit News Radiophone» empezara a crecer en popularidad.

 Fotografía de los preparativos para una transmisión del "Detroit News Radiophone" (THE TALKING MACHINE WORLD)
Fotografía de los preparativos para una transmisión del Detroit News Radiophone