24/06/2024

Gente rica con ayudas: Jesús Ger García, Marina d’Or

A principios de los años 80 del siglo pasado, Jesús Ger García, cabeza pensante de Marina d’Or, comenzó su sueño poniendo las bases para su Ciudad de Vacaciones, pero fue en 2002 cuando Marina dOr → Ciudad de Vacaciones, es una urbanización ubicada en el municipio castellonense de Oropesa del Mar, con hoteles de categorías 5, 4 y 3 estrellas, así como con apartamentos turísticos en alquiler, 8 parques de ocio, un centro médico y un balneario de agua marina. Ocupa una superficie aproximada de 1 400 000 metros cuadrados, de los cuales más de 500 000 metros están destinados a zonas verdes y áreas ajardinadas, además de contar con varias dotaciones deportivas y recreativas propias del carácter turístico de la urbanización. Fue ideada y promovida bajo la presidencia del empresario Jesús Ger GarcíaJesús Ger GarcíaJesús Ger GarcíaWikipedia, que inició su construcción en los años 90. Ha llegado a contar con más de 3000 empleados y unas 100 oficinas en España y en el extranjero (Reino Unido, Francia, China e Irlanda) despego y cogió velocidad. En 2005 las ventas fueron de 413 millones de euros y el beneficio operativoSe determinará a partir del resultado de explotación de la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio determinado de acuerdo con el Código de Comercio y demás normativa contable de desarrollo, eliminando la amortización del inmovilizado, la imputación de subvenciones de inmovilizado no financiero y otras, el deterioro y resultado por enajenaciones de inmovilizado. de 139 millones. Se le considera ambicioso, opulento y exigente que ha sido capaz de crear una zona de 1 500 000 de m2 en la costa de Oropesa. Lo componen 5 hoteles, 6000 apartamentos, balnearios, parques infantiles, zonas deportivas, centros comerciales y un campo de golf y un parque acuático.

Pero el oscurantismo y las polémicas subyacen en todo este proyecto. Siempre se ha aprovechado de los beneficios que terceros le concedían. En septiembre de 1999, Marina d’Or se benefició de una exención del 95 % de las licencias de obras para la construcción de un hotel, un aparta-hotel y un complejo de ocio, dentro de Marina d’Or Park. Supuso un ahorro de tres millones de euros (500 millones de pesetas). La licencia fue concedida, aunque el Instituto de Defensa y Estudio Medioambiental (IDEA) presentó ante el Ministerio de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de la localidad, hasta tres escritos denunciando el incumplimiento de varias leyes.

El diario El País en noviembre de 2002 informo que, después de una reunión en la que formaban parte el alcalde de Oropesa, Francisco Garrido, junto con Jesús Ger, solicitó al Ejército de Tierra que instalara, y a Defensa que financiase, un puente sobre el río Chinchilla hasta el complejo urbanístico Marina d’Or para sustituir el que fue arrasado a finales de octubre del mismo año a causa de la gota fría. La obra se realizó inmediatamente.

 

El ex presidente del PP y de la Diputación de Castellón, Carlos FabraCarlos Fabra CarrerasCarlos Fabra CarrerasWikipedia, admitió públicamente haber mediado ante la Secretaría de Estado para el Deporte para conseguir los Mundiales Juveniles de Ajedrez se celebrasen en Marina d’Or. Javier OchoaFrancisco Javier Ochoa de EchagüenFrancisco Javier Ochoa de EchagüenWikipedia, Presidente de la Federación Española de Ajedrez, lo calificó de «presiones». En el momento de celebrarse el mundial, Ger y la esposa de Fabra, Amparo Fernández, eran socios de la empresa Aparthoteles La Coma, S.L.

Vista nocturna del complejo Marina d'Or

En septiembre de 2005 la comisión informativa de Urbanismo de Castellón aprobó un dictamen que denegó la cédula de urbanización solicitada por el Ayuntamiento de Oropesa para que Marina d’Or pudiera ampliar el desarrollo de esta zona. Fueron 350 000 m2 en la zona de Les Amplàries.

El Ayuntamiento de Oropesa adjudicó el programa a una de las empresas del grupo Marina d’Or, pese a que las propuestas presentadas no cumplían las condiciones. Fue con los votos de un edil del PSPV (Partido Socialista del Pais Valenciá) al que se expulsó del partido posteriormente y el PP, entre ellos Tomás Fabregat, que comparte propiedades con una empresa de este mismo grupo.

Pero lo que si duda era el pelotazo, es el macro proyecto de 18,8 millones de metros2 a tres kilómetros de sus Ciudad de Vacaciones: Marina d’Or Golf. En teoría costará más de seis mil millones de euros y será el mayor desarrollo urbanístico de Europa. Se levantará un casino al estilo Las Vegas, una Torre Eiffel, una playa artificial caribeña, una pista se esquí, 7 hoteles, 42 000 viviendas y un parque temático. Todo ha sido muy criticado por los ecologistas y el complejo de vacaciones será el mayor beneficiado por la construcción del tristemente famoso aeropuerto de Castellón a tan solo 15 kilómetros.

Pero el Tribunal Supremo (TS) ha declarado nulo de pleno derecho el Plan Parcial del proyecto de Marina d’Or Golf. Un golpe que puede ser letal, ya que la actuación se queda sin un ordenamiento urbanístico con el que estructurarse. El proyecto, además, incluía una cesión de terrenos a la Generalitat para desarrollar el parque Mundo Ilusión, que se quedó en un sueño.

ACTUALIZACIÓN
Leyendo periódicos me he encontrado este artículo de El Confidencial titulado Miedo y asco en Marina d’Or y os hago un resumen de cuando habla de la ciudad de vacaciones de Jesús Ger.

Íñigo Domínguez, corresponsal en Roma de El Correo, que en el verano de 2008 regresó a España con una misión periodística: recorrer la costa mediterránea en coche siguiendo la senda del ladrillo. Libros del KO recopila ahora esas crónicas en Mediterráneo descapotable (Un viaje ridículo por aquel país tan feliz).

El punto álgido de Mediterráneo descapotable es la inevitable parada en Marina d´Or, narrada con una extraña mezcla de humor y horror. He aquí el desasosiego de un periodista al borde del repelús físico: Era una desazón constante. Me esperaba algo hortera… pero no eso.

Era algo abrumador. Podías tocar con las manos ─en crudo, sin disfraces y sin intermediados─ la verdad de la burbuja al desnudo: gente a la que se vendía aquello como si fuera el paraíso en la tierra… aunque era lo más horroroso que había visto en mi vida. ¡En la recepción había una simulación de frescos de la Capilla Sixtina! Nunca hubiera imaginado que se iba a construir algo semejante en el país. Marina d´Or era la metáfora perfecta de en qué se había convertido España. La creencia de que aquello era lo más de lo más, la culminación de nuestros deseos de bienestar, lujo y riqueza. La sublimación final. Que tamaña porquería se hubiera convertido en nuestro ideal de vida, me deprimía profundamente, recuerda Domínguez.

En Marina d’Or hay varios hoteles, pero el del viajero es el no va más. Vienen en peregrinación de los otros hoteles y de los bloques de apartamentos para verlo. Entran familias en bermudas, abrumadas por la atmósfera importante, y alzan la vista a los frescos del techo… En el mostrador, el viajero tiene sobre sí nada menos que «La creación de Adán»La creación de AdánLa creación de Adán → Miguel Ángel de Miguel ÁngelMiguel Ángel → Michelangelo Buonarroti Michelangelo Buonarroti → Miguel ÁngelWikipedia. Marina d’Or es el clímax de un frenesí ibérico de la última década. Quedará como un monumento en el desierto, y desde luego merece visitarse.

Antes de irse, el viajero entra en una oficina de ventas… Una señorita intenta colocarle unos apartamentos. Valen 276 000 en primera línea. Le asegura que en invierno aquello está muy animado, porque organizan «eventos»: concursos de culturismo, competiciones de dardos, concentraciones de Ferraris o el certamen de Miss España… Luego se lanza con el próximo proyecto: «Marina d’Or no es lo que es, es lo que será». Tras esta enigmática frase bíblica, empieza a describirle lo indescriptible, Marina d’Or Golf, un complejo que planean perpetrar detrás del actual, en pleno monte, pero que será cien veces más grande. Están obsesionados con los números elefantiásicos. «Son diecinueve millones de metros cuadrados, más que Valladolid o Valencia», dice para impresionar al viajero. Lo consigue. Esta cosa tendrá tres campos de golf diseñados por Sergio García y Greg Norman, un balneario para siete mil personas, un lago artificial con dos kilómetros de playas caribeñas y arrecifes del Pacífico para bucear… La chica no para de pasar páginas del catálogo con fotomontajes delirantes de hoteles y restaurantes temáticos. Reproducción a escala de la plaza de San Marcos de Venecia y canales con góndolas, reproducción del Arco del Triunfo de París y la torre Eiffel, reproducción de la torre de Pisa, bolera prehistórica, restaurante en una reproducción de la prisión de Alcatraz… Al viajero están a punto de estallarle las neuronas. Pero de repente la señorita pasa una página y ve a unos tíos esquiando. El viajero solo puede balbucear:

─¿Pero esto qué es?

─Un hotel alpino con un kilómetro de pistas de esquí.

─Pero es imposible, estamos en Castellón, en la playa.

─Es posible, en Marina d’Or es posible.

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO