Frases de madre

Las madres son esos seres que se dedican a cuidar de nosotros hasta que no pueden con su alma, da igual la edad que tengas, lo malo que seas y lo independiente que tu te sientas. Para ilustrar lo que es una madre, no diré nada sobre ellas. Os ilustrare con un bonito cuento.

Un niño que estaba por nacer, le dijo a Dios.

─Me vas a enviar mañana a la tierra, pero ¿cómo viviré siendo tan pequeño e indefenso como soy?

─No te preocupes, cuando llegues allí abajo, alguien te esta esperando, te cuidará ─le dijo Dios.

─Pero es que, aquí en el cielo, no hago más que cantar y sonreír y eso me basta para ser feliz ─le aclaro el niño.

─Quien te va a cuidar en la Tierra te cantará, te sonreirá todos los días y tu sentirás su amor y serás mucho más feliz ─lo tranquilizo Dios.

─Y ¿cómo entenderé cuando me hable? si no conozco el extraño idioma que hablan los humanos? ─pregunto preocupado el niño.

─Quien te va cuidar te dirá las palabras mas dulces y mas tiernas que puedas escuchar, y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar ─le dijo Dios.

─Y ¿qué hará cuando quiera hablar contigo?

─Tu cuidador te juntará las manitas y te enseñará a orar. ─le explico.

─He oído que la tierra hay personas malas ¿quién me defenderá?

─Tu cuidador te defenderá aun a costa de su vida.

─Pero estaré siempre triste porque no te veré más, señor ─sufría el niño.

─Tu cuidador te hablará de mi y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque, no lo olvides, Yo siempre estaré a tu lado.

En ese instante, una gran paz reinaba en el cielo pero ya se oían voces terrestre, y el niño presuroso, repetía suavemente:

─Dios mío, si ya me voy, dime su nombre, ¿cómo se llama quien cuidara de mi?

─Su nombre no importa, tu le llamarás «Mamá».

mama2

Frases de madres

Volvamos a la realidad y veamos lo poco equivocado que estaba el señor del triángulo en la cabeza.

  • Sécate el pelo, que si duermes con el pelo mojado puede darte un aire
  • ¿Que te has creído? ¿Que yo no he sido joven también? ¿Eeeh?
  • Un día cojo la puerta, y no me veis más el pelo.
  • Un día cojo la puerta, y no me veis más el pelo.
  • Vivir de alquiler es tirar el dinero.
  • Hija, come zanahorias, que es bueno para la vista.
  • Mamá, ¿qué hay de comer? Comida.
  • ─Mamá, ¿donde están los tenis?
    ─En su sitio
    ─Pero, no las encuentro. Aquí no están.
    ─Como vaya yo y las encuentre… te vas enterar.
  • Los interruptores de la luz están para algo ¿no?
  • ─Hijo tráeme eso de mi cuarto.
    ─¿Qué es eso, mamá?
    ─Lo verde que esta allí, encima de la cómoda.
  • Si estás enfermo para ir a clase, también lo estás para salir a la calle.
  • No es más ordenada quien más ordena, sino la que menos desordena.
  • No me he pasado dos horas cocinando para que no te lo comas.
  • Si te escuece es que se está curando.
  • ─Mamá dame dinero para… lo que sea.
    ─Qué te crees que soy, ¿el Banco de España?
  • Deberías aprender de {fulanito o menganito}.
  • Nunca aprenderás/Si es que no aprendes.
  • ─Todos mis amigos lo hacen
    ─Y si todos tus amigos se tiran por un puente, ¿tu te tiras también?
  • ─Pero si a tal le dejan ir.
    ─Me da igual esa tal, mi hijo eres tú.
  • Cuando vivas en tu casa harás lo que quieras. Mientras vivas en esta casa se hará lo que yo diga.
  • ¿Qué pasa? Que tus amigos no tienen casa, o ¿qué?
  • Es que no había otro como tu padre.
  • ─Mamá, hemos suspendido todos.
    ─Me da igual todos. A mi me importas tú.
  • Si no comes, te vas quedar enano.
  • Abrígate, que hace frío.
  • Bébete el zumo antes de que se le vayan las vitaminas.
  • Del guantazo que te doy te hago un hombre.
  • Como me quite la zapatilla os vais a enterar.
  • En otro sitio tenías que haber nacido, te ibas a enterar.
  • Hasta que no lo rompas no te quedarás a gusto.
  • Me vuelves a contestar así y te estampo los dientes contra la pared.
  • Hija, nunca seas la primera en nada.
  • Antes de meterte en el agua tienes que estar dos horas de digestión.
  • Por si acaso, hijo, por si acaso.
  • No voy a tirar comida, ¿tu sabes cuantos negritos pasan hambre?
  • Asegúrate de que llevas la ropa interior limpia, nunca se sabe.
  • Te voy a enderezar de un tortazo.
  • ─Me han castigado sin motivo en el colegio.
    ─Algo habrás hecho.
  • ─Dejame ir, es muy injusto, mis amigas van.
    ─El mundo es un lugar terriblemente injusto.
  • Que sea la última vez que me lo haces.
  • ¡Te lo dije!
  • Asegúrate de tirar bien de la cadena.
  • Cierra la boca y come.
  • No te acuestes muy tarde.
  • Eres igualito que tu padre.
  • Hazme una llamada perdida cuando llegues.
  • Un día de estos me vais a matar de un disgusto.
  • ¿Ahora sales? Pero si ya no son horas de estar en la calle.
  • Ya acudirás a mi cuando necesites algo.
  • Tu nunca me escuchas, ahora…un día de estos me vas a escuchar.
  • Esto me va a doler más a mi que a ti.
  • Una buena guerra tenía que venir para que aprendierais.
  • Con la comida no se juega.
  • Que no te lo tenga que repetir.
  • Si no te las comes, para cenar y si no, para desayunar.
  • Como no dejes de llorar te voy a dar para que lo hagas con motivos.
  • Ponte recta, que te va a salir chepa.
  • Si eres mayorcito para para volver tarde, lo eres para levantarte temprano.
  • Como te caigas, vas a cobrar.
  • Si te portas mal, los Reyes Magos te traerán carbón.
  • No tires eso, que se puede aprovechar
  • Te voy a lavar la boca con jabón.
  • Culo veo, culo quiero. Como hagas… {algo que te matas seguro}, te mato.
  • Señor, pero, ¿qué he hecho yo para merecer esto?
  • ¿Vas a ir así vestida?
  • No te acerques tanto a la tele que te vas quedar ciego.
  • ─Mamá, ¿me compras una moto?
    ─Te voy a comprar dos.
  • No hagas eso, que te, que te, que te, que te….
  • Como se entere tu padre.
  • Con lo guapa que saliste y mira la pinta que traes.
  • Te cuento hasta tres.
  • Porque sí y porque no.
  • No leas sin luz que te vas a quedar ciego.
  • Todo lo que me he sacrificado por vosotros y ¿así me lo pagáis?
  • ─¿Se dice poooooor….?
    ─Por favor, mamá.
  • En cuanto venga tu padre….
  • Niño, deja de arrastrar el culo por el suelo, que mira como te has puesto.
  • Déjate de decir tonterías que te vas a llevar un sopapo.
  • ¿Es que tengo que ir detrás de vosotros para que hagáis las cosas bien?
  • Esa niña no me gusta para ti.
  • A ver cuando sales del cuarto de baño de una vez.
  • Te lo llevo diciendo años, ahora viene tal, te lo dice, y le haces caso.
  • No te rasques más que pareces un mono.
  • ¿Para qué me preguntas si vas a hacer lo que te de la gana?
  • De puertas para afuera todo es fiesta y de puertas para adentro todo molesta.
  • No te sientes en los baños públicos, que puedes coger cualquier cosa.
  • Estas no son horas de llamar a una casa decente.
  • ¿Qué pasa que aquí nadie colabora? Me puedo estar muriendo que ni un vaso de agua le dan a una.
  • Porque soy tu mamá y punto.
  • ─Adios, mamá, me marcho
    ─No te encargo ná.
  • Cuando tengas hijos, te acordarás de mí.
  • ¡Qué leches ni qué niño muerto!
  • Tengamos la fiesta en paz.
  • ─A tu madre no le levantes la voz ¡eh!
    ─Pero si….
    ─¡NI PEROS, NI PERAS!.
  • Tu cuarto parece una leonera.
  • Daros un besito y hacer las paces.
  • ¿Quién te crees que soy? ¿La sirvienta?
  • Te lo digo por tu bien.
  • Búscate un hombre que no te de mala vida
  • Para mí siempre serás mi bebé, aunque tengas 80 años.
  • Como te vea con un cigarro, te lo tragas.
  • Los dientes no sirven para esas cosas.
  • No tardes, y me traes las vueltas.
  • No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.
  • Esto no es un hotel en el que uno viene, come y se va.
  • Por aquí no se pisa que acabo de fregar.
  • Lo negro del plátano se come y está buenísimo.
  • No te tragues el chicle, que se te van a pegar las tripas.
  • ¿Qué? ¿No tienes nada que contarme?
  • No andes descalza que te vas a resfriar.
  • A ver si te cortas el pelo, que pareces un pordiosero.