24/06/2024

Fortunas españolas, los Botín

Se inicia la andadura de esta empresa en 1857 sin que aparezca el nombre de Botín por ninguna parte. No era su afán global lo que le caracterizaba. Estaba más centrado en lo local, en cubrir las necesidades comerciales del entorno cercano. El trigo y todos los cereales de Castilla, eran embarcados en Santander con destino las américas donde se intercambiaba por otros productos o directamente había sido vendido. Por esta razón se llegaron a unir los comerciantes de la provincia y fundan lo que se conoce como Banco Santander. Esto es lo que comunica la propia entidad de forma oficial.

Sede actual del Banco Santander, en la ciudad de Santander
Sede actual del Banco Santander en la ciudad de Santander

El 20 de agosto de 1857 es cuando comenzó a operar la entidad en un local propiedad del marqués de Pombo, que posteriormente se convertiría en el Club de Regatas. En 1890 su sede se traslado al número 2 del Muelle, lo que es hoy el Paseo de Perada. El capital social inicial era de 5 millones de reales de vellón ─la equivalencia a la moneda actual sería unos 3,75 millones de euros─ y la plantilla estaba compuesta de trece personas.

Según la crónicas de la época, los comienzos no fueron muy espectaculares, como era de suponer. Hasta ese momento los bancos podían emitir papel moneda, pero ese chollo se le acabó rápidamente y se reservo solamente al Banco de España. Emilio Botín López, el Iniciador, no sería presidente de turno hasta 1909 que era de la opinión de que en los negocios había que jugar siempre con ventaja, con un as en la manga. La presidencia en esos momentos era rotatoria, lo que hijo su trayectoria bancaria mucho más corta que su hijo y su nieto. Hoy el SCH, «Santander», como le gustaba a Emilio Botín Sanz de Sautuola García de los Ríos (1934-2014), contaba en 2015 de un crecimiento neto de 5966 millones de euros, contaba con unos activos de 1 340 260 millones de euros y contaba con 193.863 empleados, siendo la primera entidad financiera española por volumen de activos. Ahora esta al cargo Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola O’Shea (Santander, España, 4 de octubre de 1960) presidenta del Banco Santander, consejera delegada de la filial británica del Grupo Santander y miembro del consejo de administración de Coca-Cola. Es hija del que fuera presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, y de Paloma O’Shea, Marquesa de O’Shea. Pero antes le daremos un repaso a Emilio Botín III, el Rapido.

El mote le viene por su forma de ir deprisa a todos sitios, además de ser una persona metódica. Antes de acudir al banco práctica su deporte favorito, el golf, cuyo recorrido de los 18 hoyos hace entero andando. Luego come algo, un refrigerio. Después suele descansar en uno de los apartados del club. Sin tener casi contacto con nadie en el club, regresa a la sede central del banco. Los lunes que son los de reunión del Comité Ejecutivo acude a primera hora, el resto de los días un poco más tarde. Muchas veces lo único que cena es una lata de sardinas y le encanta el pescado azul y la dieta mediterránea.

Su método de trabajo consistía en internacionalizar la entidad mediante compras. Su idea es «devorar antes de que te devoren». Ha convertido a la entidad en la más importante de España, una de las más importantes del mundo y el se había convertido en un zar de las finanzas. Ha conseguido dar un vuelco a la forma de hacer negocios en la banca nacional e internacional. A los 26 años fue nombrado consejero del Santander, y accedió a la presidencia en 1986. Hasta entonces había permanecido bajo el paraguas protector de Emilio II, el Viejo.

Emilio Botín III, el zar de las finanzas
Emilio Botín III, el zar de las finanzas

Emilito como es conocido en el ambiente, tiene que luchar por quitarse el sambenitoSambenito1. m. Capotillo o escapulario que se ponía a los penitentes reconciliados por el tribunal eclesiástico de la Inquisición. ↔ 2. m. Letrero que se ponía en las iglesias con el nombre y castigo de los penitenciados, y las señales de su castigo. ↔ 3. m. Descrédito que queda de una acción. de heredero tosco, abúlicoAbuliaDel gr. ἀβουλία aboulía. ↔ 1. f. Pasividad, desinterés, falta de voluntad. y sin grandes ideas, objetivo que finalmente consiguió. Aunque su padre murió con 90 años, la entidad no había destacado en nada. Se encontraba por debajo del Banesto, del Central, del Hispano y del Bilbao. El Vizcaya esta a la par.

Lo único que consiguió su padre fue controlar con mano férrea la entidad hasta que el concepto entidad y familia formaron un solo elemento. Tenía, a criterio de los que lo conocieron, grandes dotes de negociante y gran conversador. Nadie sabe que le dijo al presidente del Banesto para que no devorase. No menos espectacular fue la batalla que Emilio II debió librar con los hermanos Serrano Goyría para conservar la supremacía del banco. El Viejo no paró hasta quitarles de enmedio. Ha dejado dos frases para la posteridad:

  • Casi nadie gasta de acuerdo con lo que tiene. Unos viven por encima de sus posibilidades y otros por debajo.
  • Ricos, lo que se dice ricos, somos muy pocos.

La saga de la generación que encabeza Emilio III es así:

Árbol genealógico familia Botin III

La historia del apellido Botín es mucho más enigmática que la de los Sanz de Sautuola ─el otro apellido ilustre de la familia─. El primer apellido con pedigrí lo aporta el bisabuelo, Marcelino Sanz de Sautuola, quien descubrió, junto a su hija María, las cuevas de Altamira en 1879.Los Sanz de Sautuola heredaron la finca de Puente de San Miguel. Después al casarse María con Emilio Botín López, el matrimonio fijó su residencia en Puente San Miguel, que ha sido la casa-cuna de todos los Botín, incluidos los seis hijos de Emilio III. Los que la conocieron a la abuela decían que era una persona muy ahorradora y que se dedicaba a la beneficencia altruista dando de comer a muchos habitantes necesitados de Puente de San Miguel.

Emilio Botín esta casado con Paloma O’Shea Artiñano con la que ha tenido seis hijos. Conforme a tradición familiar Ana Patricia Botín será la continuadora de la saga. Por otra parte Paloma O’Shea ha sido capaz de ser independiente de la fama y el dinero de su esposo. En 1991 creó la Escuela Superior de Música Reina Sofía y a la vez se ha convertido en una de las promotoras de la música clásica en España de más éxito.

En enero de 1999 se produjo la fusión del Banco Santander con el Banco Central Hispano, convirtiéndose así en una de las entidades más importantes de España y de Europa.

Políticamente, la familia siempre ha defendido que había que estar de parte del gobierno de turno. Por eso respaldó la intervención de Rumasa que ordeno Felipe González. Pero hay quien asegura que cuando decidió no financiar Filesa, provocó que se dedicaran a perseguir al Santander.

Lo que podemos llegar a comprobar es que la fortuna de los Botín es de las pocas que tras generaciones permanece unida y sólida, ajena a lo voluble De carácter inconstante. de la construcción y a todo tipo de especulaciones. Emilio Botín representa a los principales accionistas del banco, la cual presidía. Había sellado un pacto con sus hijos Ana Patricia y Francisco Javier a través de la sindicación de sus respectivas participaciones individuales. El conjunto de la familia controlaba aproximadamente un 8 % del capital del Santander, un paquete que en bolsa estaba valorado en más de 3 000 millones de euros.

Pero no solo del Santander han vivido o vivirán los botín. Poseen inmobiliarias, chalés de lujo en Madrid, fincas en Cantabria, también en la Mancha. Posee una valiosa pinacoteca que incluye al menos algún Greco, Zurbarán y Goya. Una de las formas que tenía de gestionar su fortuna era a través de la Sicav Cartera Mobiliaria, con una salida superior a los 600 millones de euros. En 2006 era una de las mayores registradas.

Cartera Mobiliaria tiene el 66 % de su patrimonio en activos del Tesoro, aunque ha tomado posiciones que rondan los 20 millones de euros en Telefónica, Repsol e Iberdrola También hay algo de Morgan Stanley.

Cartel de cine de Altamira con Antonio Banderas

En 1879, un arqueólogo amateur, Marcelino Sanz de Sautuola (Antonio Banderas), y su hija de 8 años, María, descubrieron en Cantabria una de las obras prehistóricas más importantes de la Historia: las pinturas de Altamira. Lejos de proporcionarle honor y gloria, su deslumbrante contribución a la historia le enfrentó sin embargo con la Iglesia católica, y también con la indiferencia y el escarnio de la comunidad científica de la época. A pesar de sus esfuerzos por demostrar la veracidad del descubrimiento.

PODRÍA INTERESARTE

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO