19/05/2024

El ferrocarril en Europa

En el siglo XVI se podía ver un antecedente del tren en minas de la región de Transilvania, Rumanía: carriles de madera que hacían de carretera sobre los que rodaban unas vagonetas. Se utilizan para extraer el mineral carros empujados a mano, con ruedas.

vagoneta_transilvania
Vagoneta original usada en las minas de Transilvania

En el siglo XVII, en Inglaterra, había una cosa parecida a lo que hemos mencionado antes, que llevaba el carbón en vagones desde las minas a los ríos o a la costa para realizar el transporte en barcos, ya sea por rutas fluviales o marítimas. Se sabe que en 1604 una mina de hulla cercana a la ría de Tyne utilizaba vías construidas con vigas de madera de pino, obteniendo así un apoyo liso para las ruedas de los carros; se desconoce el método seguido para evitar el descarrilamiento. Posteriormente, para aumentar la duración de las vías, se emplearon perfiles compuestos: viga de pino protegida en la cara de rodadura por tablas de madera dura.

secciones_de_carriles
Rieles de vías del tren.

En 1763, Richard ReynoldsRichard Reynolds (maestro de hierro) creó el primer rail de fundición para remplazar a los de madera. Otra forma de carril, el carril de borde , se utilizó por primera vez por William Jessop en una línea que se abrió como parte del Canal de bosque de Charnwood, entre Loughborough y Nanpantan en Leicestershire , en 1789. En 1790, Jessop y su socio Outram comenzaron a fabricar rieles de borde.

TrevithickRichard TrevithickRichard TrevithickWikipedia construyó en 1802 una máquina de alta presión para una planta siderúrgica en Merthyr Tydfil, Gales. La sujetó a un bastidor y la convirtió en algo parecido a lo que conocemos como una locomotora. El 21 de febrero de 1804, la locomotora de Trevithick remolcó cinco vagones con diez toneladas de hierro y 70 hombres a una velocidad media aproximada de 3,9 km/h (2,4 mph), y necesitó cuatro horas y cinco minutos para cubrir toda la distancia. Parece que la máquina sola alcanzaba los 25 km/h. Aunque funcionaba, esta locomotora no tuvo éxito porque era demasiado pesada para los raíles de hierro fundido, ideados para carromatos tirados por caballos y rompía las vías por el sobrepeso. A los cinco meses dejó de funcionar y se volvió a utilizarla como máquina estacionaria.

La era del tren empezó de verdad en 1830. Por primera vez se iba a poder viajar a una velocidad más rápida que la diligencia o el caballo. Se redujeron las distancias y el viaje de Londres a Edimburgo, de 12 días de duración en sus buenos tiempos, pasó a tan solo 6 días. Por supuesto para que esto triunfara había que luchar contra los escépticosEscépticos{persona} Que duda o desconfía de la verdad, eficacia o posibilidades de algo, especialmente de las creencias comúnmente admitidas. y contra los que odiaban la evolución, esos de «cualquier tiempo pasado fue mejor». Pedro Felipe MonlauPedro Felipe Monlau y RocaPedro Felipe Monlau y RocaWikipedia, médico barcelones afirmaba a mediados del siglo XIX:

Este monstruo del vapor y el telégrafo eléctrico son lo peor que hay para el sistema nervioso.

Me recuerda un poco a esa gente de las antenas y los microondas, pero que están whatsaapeando constantemente en el grupo anti ondas extrañas y asesinas.

La prensa tampoco estuvo muy por la labor de defender al tren. Un diario londinense decía de Stephenson y demás innovadores:

No vale la pena ocuparse de los visionarios que pretenden reemplazar las diligencia. ¿Hay algo más ridículo, más absurdo, que sostener que una locomotora nos llevará con doble velocidad que una diligencia? Si alguien quisiera viajar velozmente, más vale ponerlo en la boca de un cañón y lanzarlo así de una comarca a otra…

Periódicos como The Times cuando se iba a dar la salida a la primera compañía de explotación ferroviaria en Inglaterra dijeron:

Pretenden alcanzar una velocidad incluso de 32 kilómetros hora, cuando es sabido que no se ha logrado nunca más de 9. La perfección de la locomotora es problemática. Además, tiene un peso enorme: pesan ocho toneladas, y un peso tal, lanzado a velocidad de que se habla, destrozará los carriles y la máquina y los coches descarrilarán, y todo saltará por los aires. Además, ¿cómo se arrancará el hielo de las vías en las grandes heladas? Todos están locos.

Pero el inventor de la criatura se reía. A su hijo Robert StephensonRobert StephensonRobert StephensonWikipedia le escribió de la siguiente manera optimista:

Los caminos de hierro reemplazarán pronto a los demás medios de transporte, y servirán lo mismo para el rey que para el último de sus vasallos. No está lejos el tiempo en que será más ventajoso para el operario ir a su trabajo en tren que marchar a pie. Habrá dificultades, pero tu verás con tus ojos, hijo mío, lo que estoy ahora prediciendo. Estoy de ello tan seguro como de que estamos vivos.

El hijo de Stephenson trabajaba en Newcastle en 1828 en una locomotora que acallarán de una vez todas las voces críticas, la máquina de vapor RocketThe RocketThe RocketWikipedia que llegó a alcanzar los 45 kilómetros por hora de pico en un recorrido de 90 kilómetros de distancia, aunque la media fue de 21. Al año siguiente se estreno la línea Liverpool-Manchester con 46 kilómetros de recorrido y eso fue el clavo que sello la tapa del ataúd de los escépticos. En 1848 Thomas Russell CarmptonThomas Russell CramptonThomas Russell CramptonWikipedia construyó una máquina gigante Liverpool para la línea Londres-Wolterton; antes en la línea belga Lieja-Namour, habían superado por primera vez los 100 km/h. La súper máquina superó por primera vez los 130 km/h. Lo siguiente fue los vagones iluminados con lámparas de gas (1858) y el vagón restaurante (1863). En 1865 George M. PullmanGeorge Mortimer Pullman George Mortimer Pullman Wikipedia desarrolló el coche cama, el lujo y la comodidad para el viajero exigente.

En España, el primer tren hecho a rodar el 28 de octubre de 1848: la línea Barcelona-MadridEl Ferrocarril de Barcelona a MataróAlfred Puro, iniciativa de José María Roca y Miguel Biada que habían probado su invento en Cuba. El 9 de febrero de 1851, la reina Isabel IIIsabel II de España llamada «la de los Tristes Destinos» o «la Reina Castiza»Isabel II de España, llamada «la de los Tristes Destinos» o «la Reina Castiza»Wikipedia inauguro la línea Aranjuez-Madrid. Circulaban tres trenes diarios en cada dirección y los precios eran:

CLASES PRECIOS
Primera 20 reales
Segunda 14 reales
Tercera 8 reales
Cuarta 4 reales

Se le llamó popularmente el tren de la fresaTren de la FresaTren de la FresaWikipedia y era el primer tramo que serviría posteriormente para unir Madrid con las playas de Alicante. En 1860 se inauguro la línea Madrid -Sevilla.

EL TREN EN ESPAÑA – DOCUMENTAL

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO