Ed Gein, «bricolage casero» con restos humanos

Los crímenes cometidos por Ed Gein han servido de inspiración para dar vida a muchos asesinos ficticios, como Buffalo Bill de El silencio de los corderos, Norman BatesNorman Bates - Psicosis (Alfred Hitchcock)Norman Bates de Psicósis de Alfred HitchcockWikipedia de Psicósis y LeatherfaceLeatherface de La Matanza de TexasLeatherface de La Matanza de TexasWikipedia de La matanza de Texas. No podemos generalizar que todos los asesinos hayan sido unos sádicos, pero este, concretamente, ha sido tan salvaje y despiadado que ha servido de inspiración para algunos de los asesinos más sádicos de las películas de Hollywood. Ed Gein, conocido también como el Carnicero de Plainfield, ha destacado en este aspecto.

TE PUEDE INTERESAR
EMOJI, LA PALABRA DEL AÑO

Su primer asesinato

Sus profesores y compañeros de clase en la escuela primaria lo definen como una persona tímida, pero con actitudes un tanto extrañas, como los ataques de risa espontáneos, que aparentemente respondían a sus parlamentos interiores. La escuela culpó a su madre, que, al parecer, lo castigaba cuando trataba de entablar nuevas amistades. El resultado fue que su infancia se puede considerar bastante solitaria.

Además de penalizar su vida social, su madre confinaría a Ed, y a su hermano Henry, en la granja familiar. A menudo les leía la Biblia y predicaba que el mundo era malo por definición, que todas las mujeres eran putas y que beber y la inmoralidad eran instrumentos diabólicos.

Ed Gein y su hermano Henry trabajaban en la granja. Contaba por aquel entonces 38 años de edad. Quemaban las malas hierbas y rastrojos de los alrededores de los pantanos, algo normal, pero cuando en un momento dado, el fuego se descontroló, extendiéndose, con lo que tuvieron que avisar a los bomberos. Una vez finalizada la labor de los bomberos, y el fuego extinguido, Ed advirtió a las autoridades que su hermano había desaparecido.

Ed Gein
Ed Gein

Esa misma noche, el cuerpo fue encontrado tumbado boca abajo cerca del pantano, muerto, asfixiado. Al principio, se creyó que fue debido al incendio, aunque las autoridades se dieron cuenta rápidamente de que Henry había muerto antes de que el fuego se descontrolara y que tenía la cabeza golpeada y llena de moratones. Las autoridades sospechaban que Ed había matado a su hermano, aunque no había suficientes evidencias probatorias, por lo que se vieron obligados a aceptar que su muerte había sido un accidente. Conforme pasó el tiempo, los investigadores confirmaron que no había duda de que Ed había sido el asesino de su hermano.

Después de la muerte de su hermano y la de su madre, ocurrida unos años más tarde, Gein hizo arreglados en la granja. Sin embargo, en lugar de convertirlo en un hogar práctico y habitable, abandonó todas las habitaciones que habíam sido usadas por su madre y se mudó a una pequeña habitación al lado de la cocina. Las partes inutilizadas de la casa permanecían prístinasPristino, pristinaadjetivo ─ formal ─ Que se mantiene inalterado, puro, tal como era en su forma primera u original, el resto de habitaciones sufrían deterioro, ya que Gein no dio importancia al mantenimiento de estas dependencias.

Mientras vivía aislado en su granja, Gein se interesó por las revistas de culto a la muerte y en historias de canibalismo relacionado con los prisioneros nazis. Sin embargo, aunque se había vuelto un ser terrible y sádico, consiguió mantenerlo en secreto.

1957, dueña de ferretería local desaparece

Bernice Worden había sido vista por última vez la noche anterior y había sido notificada desaparición después de que la ferretería permaneciera cerrada durante todo el día. Su hijo Frank, que, por cierto, era el ayudante del sheriff, entró en la tienda y descubrió la caja registradora abierta y manchas de sangre en el suelo.

Ed Gein e imágenes de los restos de las víctimas hallados en su casa
Ed Gein e imágenes de los restos de las víctimas hallados en su casa

Mientras entrevistaban a Frank, los investigadores descubrieron que Gein había estado en la tienda la noche anterior y le había dicho a Worden que volvería por la mañana a por un galón de anticongelante.

La última venta hecha en la tienda por Bernice Worden fue, justamente, de un galón de anticongelante. Los investigadores se dirigieron a la casa de Ed Gein, lo arrestaron y registraron la propiedad.

Cabeza de Bernice Worden
Cabeza de Bernice Worden

La casa de Edward Gein

Se habían preparado para encontrar el cuerpo de Bernice Worden en la granja de Ed. Sin embargo, nada podía hacer imaginar a los policías lo que iban a encontrarse.

La ferreteria de Bernice Worden
La ferreteria de Bernice Worden

Mientras registraban la casa, las autoridades hallaron los objetos que más tarde inspirarían películas de terror como El silencio de los corderos, Psicosis y La matanza de Texas.

La casa de Ed Gein estaba llena de huesos y órganos pertenecientes a cuerpos humanos. Había innumerables huesos, tanto fragmentados como osamenta completa, cráneos empalados en los postes del cabecero de la cama, y tazones y utensilios de cocina hechos con cráneos. Peor que el hallazgo de los huesos fue el descubrimiento de los utensilios domésticos realizados con piel humana.

Las autoridades encontraron sillas tapizadas en piel humana, un cesto de basura hecho de piel, mallas hechas de piel perteneciente a piernas humanas, máscaras hechas con piel de caras humanas, un cinturón hecho de pezones, un par de labios que se usan como cordón de una persiana, un corsé hecho de un torso femenino y una pantalla de lámpara hecha con una cara humana.

La cocina de la casa de Ed Gein
La cocina de la casa de Ed Gein

Junto con los artículos de piel, la policía encontró varias partes del cuerpo desmembradas, incluyendo uñas, cuatro narices y los genitales de nueve mujeres diferentes.

El cuerpo de Bernice Worden también fue encontrado, decapitado. Su cabeza había sido colgada en un saco de arpillera, y su corazón colgaba en una bolsa de plástico cerca de una estufa. Su cuerpo había sido colgado boca abajo y había sido destripado como un ciervo.

Una silla de la casa de Ed Gein. La base está tapizada con piel humana.
Una silla de la casa de Ed Gein. La base está tapizada con piel humana

Encuentran los restos Mary Hogan

Gein confesó rápidamente. Le dijo a la policía que había realizado no menos de 40 visitas a los tres cementerios locales para exhumar cuerpos. Afirmaba que lo había hecho mientras se encontraba en un estado de ofuscación. Gein admitió haber robado nueve tumbas, llevando a los investigadores a los respectivos lugares. Debido a que las autoridades no estaban seguras de si el pequeño Gein era capaz de cavar una tumba él solo en una noche, exhumaron dos de las tumbas y las encontraron vacías, corroborando así la confesión de Gein. Gein, a todo esto, negó haber tenido sexo con los cuerpos que exhumó, alegando que Olían muy mal.

Ampiación de adornos creado por Ed Gain
Adornos creados por Ed Gain y ampliación para mayor detalle

Un joven de 16 años cuyos padres eran amigos de Gein, afirmó que Ed asistía a los partidos de béisbol e iba al cine con él, indicando que tenía conocimiento de las cabezas supuestamente reducidas, que Gein había descrito como reliquias de Filipinas enviadas por un primo que había servido allí en la Segunda Guerra Mundial. Tras la investigación de la policía, se determinó que se trataba de pieles faciales humanas, cuidadosamente peladas de cadáveres y utilizadas como máscaras por Gein.

Además de sus métodos, Gein también reveló los motivos. Explicó a las autoridades que poco después de la muerte de su madre, había empezado a diseñar un traje de mujer para poder convertirse, literalmente, en ella y ponerse en su piel.Aunque había incontables partes de cuerpos en su casa, Gein fue procesado por un solo cargo de asesinato: el de Bernice Worden.

Policía buscando pruebas en la casa de Ed Gein
Policía buscando pruebas en la casa de Ed Gein

Ed Gein se declaró inocente alegando locura y fue declarado no apto para ser juzgado. Fue enviado al Hospital Central Estatal para Criminales Dementes, donde se le diagnosticó esquizofrenia. Fue juzgado de nuevo posteriormente, después de que los médicos creyeran que podía ser juzgado, pero fue declarado, nuevamente, con incapacidad mental. Fue encerrado para pasar el resto de su vida en un hospital psiquiátrico, y murió, siendo considerado uno de los asesinos en serie más turbadores de la historia, en el Instituto de Salud Mental de Mendota a la edad de 77 años el 26 de julio de 1984.

Objetos creados por Ed Gein

Cinturón

Después de arrestarlo, los oficiales fueron a buscar evidencias a su casa y lo primero que encontraron fue una campana que servía de timbre para avisar de la llegada de alguien, y la cuerda con la que se golpeaba el badajo estaba hecha con pezones humanos. En su infancia, Gein exhibió comportamientos femeninos, que promovió el acoso de sus compañeros de clase. Después de la muerte de su madre, parecía que estaba cada vez más desesperado por convertirse en una mujer y de eso hizo un cinturón; pero estaba realizado con pezones, y con todo esto conseguiría satisfacer su lujuria y lo motivaba a aumentar su colección de fetiches femeninos.

Cinturón realizado con pezones humanos de las víctimas

Cinturón realizado con pezones humanos de las víctimas

Tazones

Los asesinos en serie, por norma, suelen estar obsesionados con diferentes partes del cuerpo de sus víctimas; pero se ha comprobado que la mayoría de ellos sienten una especial predilección por los cráneos de sus víctimas. Richard Ramírez (alias el Acosador Nocturno) le gustaba hacer dibujos del cráneo de su víctima. Y a otro asesino en serie ruso, Alexander, le encantaba abrir los cráneos de sus víctimas y verter vodka en ellos y luego beber. Ed Gein era un ladrón de cadáveres, solía robar partes de cadáveres de cementerios cercanos y solía robar cráneos para hacer cacerolas e improvisar ceniceros. También incrustó huesos en tenedores y cucharas para personalizar sus cubiertos según su demente gusto.

Se encontraron varios tazones creados a partir de craneos humanos seccionados por la parte superior
Se encontraron varios tazones creados a partir de cráneos humanos seccionados por la parte superior

Sillas

Las autoridades que visitaron la casa de Gein dijeron que solía guardar órganos en su frigorífico y que también pudiera ser que hubiera consumido partes de ellos, después de cocinarlos en la estufa o en el horno. Algunos dicen que puede que en alguna ocasión hubiera compartido su cena con algunos conocidos, que no tenían ni idea de que la cena estaba realizada con restos de cadáveres humanos. Entre los inhumanos objetos que las autoridades descubrieron en la casa de Gein había un juego de sillas cuyo tapizado estaba realizado con las pieles que habían sido previamente arrancadas a sus víctimas.

Recreación de como podía haber sido los sillones hechos pro Ed Gain con restos humanos
Recreación de como podía haber sido los sillones hechos por Ed Gain con restos humanos

Máscaras

Ed Gein quería ser mujer y este impulso, se acrecentó más aún después de la muerte de su madre. Usaba partes del cuerpo de las mujeres como ropa y se aseguró de que su traje incluyera varias máscaras, todas hechas con rostros de mujeres muertas. Las máscaras parecían tan reales, utilizando las pieles de las caras de sus víctimas, incluyendo el pelo, la frente, las cejas, los ojos (con pestañas), la nariz, las orejas, los labios, la barbilla y la mandíbula.

Máscara realizada con piel arrancada del rostro de un humano
Máscara realizada con piel arrancada del rostro de un humano

Colgadores de pared

A Ed Gein le gustaba decorar su hogar con un toque especial, pero era puro caos. En su hogar, se acumulaban extraños objetos apilándose y mezclándose todo por el suelo. Podíamos encontrar desde una papelera hecha con piel humana, pasando por una colección de narices y la cabeza de Mary Hogan en una bolsa. Gein decoró las paredes con diferentes tipos de tapices, pero no eran sólo tapices un objetos convencionales, sino que estaban ejecutados a mano por el propio Gein habiendo utilizado varias partes de cuerpos humanos como dedos y narices.

Vaginas de mujeres que adornaban las paredes de la casa de Ed Gein
Vaginas de mujeres que adornaban las paredes de la casa de Ed Gein

Guantes

El vestuario de Gein también incluía algunos accesorios, como un delantal hecho con la piel de sus víctimas. Uno de los objetos más extraños, incluso creemos que para el mismísimo Gein, eran un par de guantes en los que las puntadas de las costuras, gruesas y enormes, siguen el contorno de los pulgares y los dedos, similares a los que un forense podría utilizar después de realizar una autopsia para cerrar el cadáver; lo que nos lleva a conjeturar que, como la soledad era su fiel compañera, solía leer con asiduidad y probablemente de esta lectura extrajo los conocimientos para realizar todo este arte de atrocidades con lo que aprendió de forma autodidacta. Los guantes estaban hechos de piel humana de los cuerpos de sus víctimas.

Guantes creados por Ed Gein a partir de piel humana. Se puede apreciar las toscas costuras para unir las piezas
Guantes creados por Ed Gein a partir de piel humana. Se puede apreciar las toscas costuras para unir las piezas

Collares

Durante la investigación, algo recurrente en el ajuar macabro de Gein, parece ser que fue un collar supuestamente encontrado en su casa. Aunque no hay evidencia concreta sobre su existencia o si fue realmente encontrado o no, el mencionado collar sería el artículo más horrible jamás encontrado en la casa de un asesino, porque este collar no era convencional, era un collar realizado con lenguas. Solía cortar la lengua de sus víctimas y luego los ensartaba para realizar un collar.

Objetos utilizados para decorar paredes
Objetos utilizados para decorar paredes

En el registro de la casa se encontraron:

  •  Cuatro narices.
  •  Huesos o fragmentos pertenecientes a humanos.
  •  Nueve máscaras de piel humana.
  •  Tazones hechos de cráneos humanos.
  •  Diez cabezas femeninas con la parte superior cortada.
  •  Sillas tapizadas con piel humana.
  •  La cabeza de Mary Hogan en una bolsa de papel.
  •  La cabeza de Bernice Worden en un saco.
  •  Nueve vulvas en una caja de zapatos.
  •  Los cráneos en sus postes del cabecero de la cama.
  •  Los órganos en el frigorífico.
  •  Un par de labios en un cordón para una persiana.
  •  Un cinturón hecho de pezones femeninos.
  •  Una pantalla de lámpara hecha de la piel perteneciente a un rostro humano.

Estos artefactos fueron fotografiados en el laboratorio criminalístico y luego fueron destruidos de forma apropiada.

Actualización de 2012

En octubre de 2012 se analizó la sangre de una botella antigua que estaba sellada y se encontró en un viejo retrete al aire libre junto con cinco esqueletos de mujeres, demostrándose que era la sangre de Ed Gein mezclada con la sangre de varias mujeres. Este es otro hallazgo de restos, el segundo, que han sido descubiertos muchos años después de la muerte de Ed Gein. Los cinco esqueletos de mujeres y los huesos de los pies de siete personas más fueron descubiertos cuando se estaba rompiendo el suelo para construir una casa a unos 12 kilómetros del antiguo hogar de los Gein. La policía local cree que Gein puede ser responsable de muchas víctimas que nunca fueron encontradas. Es sólo ahora que sale a la luz más información sobre Ed Gein. Cuántas personas mató Ed Gein, tal vez nunca lo sepamos. Puede ser que muchas de sus víctimas nunca sean encontradas.

TE PUEDE INTERESAR
LA MAGIA DE LOS ÁRBOLES

El fantasma de Ed Gein

Muchas personas en los años posteriores a su muerte han afirmado haber visto a un Ed Gein más joven caminando por la carretera en dirección a su antigua casa que se había quemado hasta los cimientos años atrás. A menudo se le ve en su coche conduciendo por las carreteras que rodean su antigua casa. Varias parejas jóvenes estacionadas en áreas donde las parejas van a refocilarse, han afirmado, a lo largo de años, que se les ha acercado un hombre que encaja con la descripción de Gein y varios han afirmado que Gein ha golpeado en las ventanillas de sus vehículos. La policía local se negó a publicar el dibujo del acosador de la carretera de los amantes porque se parecía mucho a Ed Gein.

No se ha encontrado entradas