07/02/2023

Curiosidades interesantes XXIX

VIDRIO
La botella de vidrio cumple una finalidad muy importante en la evolución de los vinos, en su interior se redondean los taninos procedentes de la uva y del envejecimiento del vino en la barrica y se forman nuevas notas aromáticas fruto del medio reductor que proporciona la botella al aislar al vino del oxígeno. La capacidad de la botella influye en el proceso evolutivo del vino, las botellas con mayor capacidad favorecen una mayor longevidad del vino que contienen.

Las capacidades de las botellas de vino o cava tienen nombres, parece que queda muy ordinario decir la cifra del líquido que se aloja en su interior, a saber:

NOMBRE CAPACIDAD EQUIVALENCIA
Cuarto de botella o benjamín 0,187 litros ¼ de botella
Media botella 0,375 litros ½ de botella
Botella estándar 0,75 litros 1 botella
Mágnum 1,5 litros 2 botellas
Doble mágnun o Jéroboam 3 litros 4 botellas
Réhoboam (a veces Jéroboam) 4,5 litros 6 botellas
Imperial o Mathusalem 6 litros 8 botellas
Salmanazar 9 litros 12 botellas
Baltasar 12 litros 16 botellas
Nabucodonosor 15 litros 20 botellas
Melchor o Solomón 18 litros 24 botellas
Sovereign 25 litros 35 botellas
Primat 27 litros 36 botellas
Melquíades 30 litros 40 botellas

Hasta la Mágnum son bastante habituales, a medida que aumenta la capacidad son mucho más raras de encontrar, casi testimoniales. Así pues, son múltiplos de la botella estándar que a su vez se considera el equivalente a 6 copas. A raíz de esto, cabe recordar que la botella de vino más grande del mundo correspondía a un vino de Napa Valley de la variedad cabernet sauvignon cuya botella, denominada «Maximus» corresponde a 173 botellas de 0´75 litros. Para disponer de esta botella en tu bodega particular «solo» hay que disponer de 56 000 euros.

Capacidades de las botellas de vino estandarizadas
Capacidades de las botellas de vino estandarizadas
NO FUNCIONA
  • Poner una cuchara de plata para determinar si las setas son venenosas, no funciona.
  • Poner un corcho para que absorba el veneno de las setas, tampoco funciona.
  • Poner las alcachofas a hervir con un corcho en el agua, no sirve para que no se ennegrezcan y no es peligroso.
  • Hay gente que trata de ablandar el pulpo más rápido añadiendo un corcho en el agua de cocción, pero no produce ningún efecto. Para ello, se puede congelar o darle una paliza (darle la del pulpo). Estos dos métodos rompen las fibras y si sirven.
ANÍS
Cuando llegan las navidades todos nos acordamos de los villancicos y de tres instrumentos fundamentales para interpretarlos con criterio: la pandereta, la zambomba y la botella de anís del mono.
Los tres instrumentos imprescindibles para liarla parda en Navidad y que se acuerden de ti todos tus vecinos. Fiesta.
Los tres instrumentos imprescindibles para liarla parda en Navidad y que se acuerden de ti todos tus vecinos. Fiesta

Pero como todo buen invento, fue el resultado de un golpe de suerte o una serendipia. Resulta que el dueño de Anís del Mono, con sede en Badalona, Vicente Bosch, estaba de viaje por París y adquirió una botellita de perfume con un diseño muy curioso. Basándose en él y adaptando su tamaño, en 1870 hizo aparición en el mercado la famosa botella con los rombos característicos. Pero por si fuera poco, la etiqueta también fue una innovación. Para empezar era octogonal realizada por el suegro de Bosch, el señor Sala, en el que se podía observar al enigmático mono-hombre con su lema en el que aseguraba lo bueno que era:  «Es el mejor. La ciencia lo dijo y yo no miento» . Nunca se ha sabido a ciencia cierta de donde salió la inspiración, pero hasta nuestros días han llegado dos teorías:

  1. ª – Se inspiraron en un mono que vivía en la fábrica de destilación.
  2. ª – Y no se sabe bien si es una defensa o un ataque a la teoría de la evolución de Charles Darwin.

La creativa botella de Anís del Mono con su etiqueta octogonal y su mono-hombre un tanto exótico.

Lo que si desencadeno es una fiebre de etiquetas decoradas y nombradas con animales: las Tres Palomas, el Águila, el Gato, el Orangután… Y una de las más curiosas fue una llamada Anís el Tigre en la que se podía ver a un tigre devorando a un mono. Hasta ese momento las botellas eran casi todas de forma cilíndrica y gracias a la maleabilidad del vidrio, comenzaron a salir al mercado botellas de todos las formas, de prisma (Cointreau, Jack Daniel’s), y por supuesto todas aquellas con formas de lo más extrañas, de gitana, monumentos como la torre Eiffel, la Giralda o incluso con la marca.

Muchas de las etiquetas que aparecieron a raíz de la del Anís del Mono
Muchas de las etiquetas que aparecieron a raíz de la del Anís del Mono
Arriba