07/02/2023

Compañias Militares Privadas o CMP

Las películas de mercenarios siempre han gustado a un gran sector de amantes del cine. Antiguamente en las películas de mercenarios trataban de soldados que iban a la guerra a luchar como defensores de los valores de un país concreto, normalemente estadounidense, y una vez deshauciados por su paises, y como no sabían hacer otra cosa, se dedicaban a hacer lo mismo, pero al que le pagara lo que ellos estipulaban oportuno.

La Real Academia Española define mercenario como

Dicho de una tropa: Que por estipendio –por dinero– sirve en la guerra a un poder extranjero.

Es decir, aquí se presenta al mercenario como un individuo que por una retribución lucha para un poder que no es el de su país sino el de otro. Y esta, que es la creencia habitual, es necesaria reorientarla a la correcta comprensión de lo que es hoy en día un mercenario o un «soldado privado».

mercenarios suizos

Históricamente, los mercenarios eran tropas de algún lugar concreto con una habilidad o capacidad especial que hacía que un ejército o poder requiriese sus servicios. Normalmente no estaban enrolados en dicho ejército o fuerza de manera obligada –como sí lo estaban muchas de las tropas regulares o de leva–, sino que, simplemente eran remunerados a cambio de su servicio durante el tiempo que se hubiese convenido. Así, a lo largo de los siglos, las compañías de mercenarios –que a veces llegaban a contar con numerosos efectivos– estuvieron presentes en la mayoría de los conflictos bélicos hasta el siglo XIX aproximadamente. Su paulatina desaparición estuvo motivada por el creciente poder de los estados, especialmente europeos, que ya no necesitaban de sus servicios al disponer tanto de dinero como de hombres para desarrollar las tareas que realizaban dichos mercenarios. Salvo algún caso muy excepcional, como los mercenarios contratados por el rey Leopoldo IILeopoldo II de Bélgica cuyo nombre de nacimiento era Leopoldo Luis Felipe María Víctor de Sajonia-Coburgo-GothaLeopoldo II de BélgicaWikipedia de Bélgica para su colonia del Congo, durante el final de los siglos XIX y la primera mitad del XX, la «desmercenarización» de los conflictos fue absoluta.

Durante la Guerra FríaGuerra FríaLa Guerra Fría fue un enfrentamiento político, económico, social, ideológico, militar e informativo iniciado tras finalizar la Segunda Guerra Mundial entre el bloque Occidental (occidental-capitalista), liderado por los Estados Unidos, y el bloque del Este (oriental-comunista), liderado por la Unión Soviética. Wikipedia la situación de vacío de mercenarios continuó, ya que la lucha, frontal o indirecta, era entre estados o estados contra fuerzas no estatales altamente ideologizadas –nacionalistas o comunistas normalmente–, estas últimas a menudo escasas de recursos –caso de las numerosas guerrillas en África y Asia– y que lógicamente no se podían permitir un aporte extra de fuerza militar pagando, ya que tampoco era raro que esa fuerza extra viniese regalada o por Estados Unidos o por la Unión Soviética, así que el gremio de los mercenarios apenas tenía trabajo.

Soldados de la compañia militar privada Blackwater
Soldados de la compañia militar privada Blackwater

El cambio radical vino con el fin de la Guerra Fría. La desaparición de la URSS hizo que el gran conflicto entre estados de los últimos cincuenta años acabase de un día para otro, pero no por ello desaparecieron otros conflictos que habían estado tapados por la inmensidad de las tensiones EEUU-URSS. A finales de los años ochenta y principios de los noventa del pasado siglo, las desmovilizaciones militares y las reducciones en el gasto militar en medio mundo fueron enormes. Ya no era necesario tener grandes ejércitos preparados día y noche para entrar en una guerra que no iba a llegar, sino que las necesidades ahora residían en ejércitos pequeños y de gran calidad gracias a la tecnología. Del mismo modo, la predominancia en aquellos años de tesis neoliberales a ambas orillas del Atlántico – Estados Unidos y Reino Unido respectivamente – acabó por contagiar al ámbito de la defensa y la seguridad, que hasta entonces había sido sagrado. Todo el entramado que hay detrás de un ejército, como la producción de armamento, el I+D+iInvestigación, desarrollo e innovaciónInvestigación, desarrollo e innovación (habitualmente indicado por la expresión I+D+i o I+D+I) es un concepto de reciente aparición, en el contexto de los estudios de ciencia, tecnología y sociedad; como superación del anterior concepto de investigación y desarrollo (I+D). Mientras que el de desarrollo es un término proveniente del mundo de la economía, los de investigación e innovación provienen respectivamente del mundo de la ciencia y la tecnología, y su dinámica relación se encuentra en el contexto de la diferenciación entre ciencia pura y ciencia aplicada; cualquiera de ellos es de compleja definición. Wikipedia, la logística, servicios muy específicos, etc. debían pasar a manos del mercado. Y es en este momento y especialmente en Norteamérica cuando empiezan a surgir las compañías militares privadas, mientras que en otras partes del mundo, especialmente en vías de desarrollo, resurge la figura del mercenario.

Habiendo pues establecido el punto de partida, vamos a precisar aún más los términos, ya que nos referiremos a «compañías militares privadas» y «mercenarios» como dos conceptos distintos, aunque en ciertos momentos lleguen a estar muy próximos.

Las compañías militares privadas son empresas dedicadas al ámbito de la seguridad y la defensa, cuyo grado de especialización en un servicio es muy alto y normalmente trabajan con estados u organizaciones internacionales en todo tipo de conflictos y escenarios, además de que sus tarifas no son precisamente baratas; en cambio, consideraremos a los mercenarios como luchadores a sueldo sin un estatus legal reconocido en ningún país –no figuran como una empresa en ningún sitio– y cuyo grado de especialización se deriva más al combate y no a otras labores técnicas que precisa un conflicto. Estos últimos, a pesar de ser actualmente más escasos, podrían ser la continuación de los mercenarios históricos, cosa que la mayoría de compañías militares privadas no son.

No debemos olvidar que tanto los empleados de las compañías militares privadas como los mercenarios trabajan habitualmente en escenarios donde se está desarrollando un conflicto armado o una situación de seguridad delicada. También es necesario recalcar que tanto unos como otros pueden ir armados –desde una pistola hasta pilotando un helicóptero de combate– por lo que en un momento dado pueden ocasionar daños a terceros o verse envueltos en un combate real. Y a pesar de que tanto empleados de CMP como mercenarios tienen un estatus reconocido ante el derecho internacional público, no es el mismo; de hecho varían notablemente, por lo que viene a ser un motivo más de diferenciar correctamente los «mercenarios» bajo una empresa contratada a su vez por un estado o una organización internacional de los «mercenarios» sin más, aunque esta vez sea desde un punto de vista jurídico y no semántico o conceptual.

En primer lugar, veamos qué ocurre con los individuos contratados por una empresa que esté contratada a su vez por un estado o una organización internacional para prestar un servicio determinado a sus fuerzas armadas, policía, asesores o cuerpo que sea. Es decir, empleados de una compañía militar privada/contratista de seguridad privada/empresa militar privada/proveedores de servicios militares, etc.

La 3ª Convención de GinebraTercer Convenio de GinebraEl Tercer Convenio de Ginebra, relativo al tratamiento de los prisioneros de guerra, es uno de los cuatro tratados de los Convenios de Ginebra. Fue adoptado por primera vez en el año 1929, pero fue actualizado significativamente en el año 1949. En él se definen las protecciones humanitarias para los prisioneros de guerra. Wikipedia Documentación, del año 1949, en relación al trato de prisioneros de guerra, establece el estatus que este tipo de empleados tienen en un escenario bélico y por tanto, el trato que deberían recibir en caso de ser capturados por fuerzas enemigas. Así, en el artículo 4.4 de este convenio se establece que:

Son prisioneros de guerra, en el sentido del presente Convenio, las personas que, perteneciendo a una de las siguientes categorías, caigan en poder del enemigo: […] las personas que sigan a las fuerzas armadas sin formar realmente parte integrante de ellas, tales como los miembros civiles de tripulaciones de aviones militares, corresponsales de guerra, proveedores, miembros de unidades de trabajo o de servicios encargados del bienestar de los militares, a condición de que hayan recibido autorización de las fuerzas armadas a las cuales acompañan, teniendo éstas la obligación de proporcionarles, con tal finalidad, una tarjeta de identidad similar al modelo adjunto.

Así, partiendo de la perspectiva de que las fuerzas armadas son aquellas que están activamente participando en combate, estos «proveedores» – que es todo lo que en este tratado se entiende que engloba el mundo de las compañías militares privadas y sus sinónimos – no pueden participar en dicho conflicto combatiendo, limitándose a tareas «inocuas» y que no revistan agresión a la otra parte. En caso contrario, se les considerará como mercenarios, cambiando su trato y estatus al siguiente según el artículo 47 del protocolo adicional a los Convenios de Ginebra:

  1. Los mercenarios no tendrán derecho al estatuto de combatiente o de prisionero de guerra.
  2. Se entiende por mercenario toda persona:
    • que haya sido especialmente reclutada, localmente o en el extranjero, a fin de combatir en un conflicto armado;
    • que, de hecho, tome parte directa en las hostilidades;
    • que tome parte en las hostilidades animada esencialmente por el deseo de obtener un provecho personal y a la que se haga efectivamente la promesa, por una Parte en conflicto o en nombre de ella, de una retribución material considerablemente superior a la prometida o abonada a los combatientes de grado y funciones similares en las fuerzas armadas de esa Parte;

Ahora podemos ver mejor todavía las diferencias existentes entre los «neomercenarios» y los mercenarios de siempre. Los primeros, en caso de ser capturados, deberían recibir el trato que merece todo prisionero de guerra, mientras que los segundos, al no considerarse merecedores de ese estatus de prisionero de guerra, podrían complicar su situación en caso de ser capturados, llegados incluso a poder ser condenados a muerte. Bien es cierto que en caso de conflicto armado sería difícil identificar como mercenarios a sujetos que actúen como tal, ya que lo lógico sería que se encuadrasen en el organigrama y funcionamiento del ejército al que sirven –con una jerarquía y uniformes similares– .También es difícil demostrar que a una persona capturada se le paga más que a un individuo de similar graduación pero de una fuerza combatiente reconocible y que no sea mercenario, a no ser que el capturado u otros capturados con él le identifiquen como tal.

En este punto debemos recordar, puesto que es de una importancia vital para este aspecto, que el Convenio de Ginebra de 1949 es un tratado internacional, aplicable sólo a aquellos países que lo han firmado y ratificado. Actualmente todos los países del mundo se han adherido a este tratado; la cuestión es que a este convenio se le añaden tres protocolos adicionales, que amplían o revisan ciertos aspectos del tratado. El protocolo I –en el que se encuentra el tema de los mercenarios– es del año 1977, el protocolo II del año también de 1977, mientras que el protocolo III es del año 2005. En estos protocolos adicionales ya sí que no hay adhesión universal. Por ejemplo, en el protocolo adicional que hoy nos ocupa, el primero, existen ausencias notables: India, Indonesia, Israel, Tailandia o Turquía ni siquiera han firmado dicho protocolo, mientras que otros países como Irán, Marruecos, Pakistán o Estados Unidos lo han firmado pero no lo han ratificado, lo que quiere decir que no aplican ni le son aplicables las disposiciones de dichos protocolos adicionales.

La saga «Mercenarios»The Expendables (titulada Los indestructibles en Hispanoamérica y Los mercenarios en España)The Expendables (titulada Los indestructibles en Hispanoamérica y Los mercenarios en España)Wikipedia de Stallone en la que un grupo de hombres curtidos en cientos de batallas se dedican a vender sus conocimientos logísticos, de combate y lucha de guerrillas al mejor postor, aunque al final siempre lo hacen por un bien más sublimeadj. Excelso, eminente, de elevación extraordinaria. || U. m. en sent. fig. apl. a cosas morales o intelectuales. y no crematisticoDel dinero o relacionado con el dinero.

También tenemos a Jason StathamJason StathamJason StathamWikipedia que es la saga de películas «The Transporter»The TransporterThe Transporter, en inglés; Le Transporteur, en francés, es una película francesa en idioma inglés dirigida por Louis Leterrier y Corey Yuen. Su escritor Luc Besson se inspiró por la serie de films de BMW «The Hire» para crear esta película. Fue lanzada en Francia el 2 de octubre de 2002 y el 11 de octubre del mismo año en Estados Unidos. Los protagonistas son Jason Statham como Frank Martin y Shu Qi como Lai Kwai. Ésta es la primera película de la serie; la cual fue sucedida por Transporter 2 y por Transporter 3. Wikipedia es un antiguo miembro de las Fuerzas Especiales que puede ser contratado por su habilidad a la hora de conducir, y llevar cualquier tipo de objeto/material sin preguntas, siempre que el precio abonado sea el pactado.

También tenemos a Liam NeessonWilliam John NeesonWilliam John NeesonWikipedia y su saga «Venganza»Taken (película)Taken (película)Wikipedia en la que hace de agente jubilado de la CIA y de las Fuerzas Especiales, experto en seguridad y en combate cuerpo a cuerpo, y cuando raptan a su hija se enfado un poco y pone en práctica sus habilidades junto con un grupo inestimable de colegas igual de preparados que él.

Y uno de los pelotazos más espectaculares de los últimos tiempos con respecto a los servicios de un asesino profesional ruso y sus valores: John Wick, aunque en este caso no es un mercenario en el sentido estricto del termino, pero es una derivación del tema mercenario/asesino y la venta de sus servicios y experiencia.

Carteles de las cuatro películas mencionadas anteriormente

ACADEMI
Academi (anteriormente conocida bajo los nombres Xe Services LLC, Blackwater USA y Blackwater Worldwide), es una empresa militar privada estadounidense que ofrece servicios de seguridad. Fue fundada en 1997 por Erik Prince, que formó parte de los Navy Seals –la principal fuerza de operaciones especiales de la Armada estadounidense– y Al Clark. Esta empresa se dio a conocer en 2007, tras perpetrar la matanza de 17 civiles en la plaza de Nisour de la capital iraquí. El 28 de septiembre de 2007 la empresa se vio envuelta en la muerte de 17 civiles durante la Guerra de Irak,​ cuando estaban en una emboscada. El Departamento de Estado encontró contradictorios las declaraciones de los guardias, mientras que el FBI determinó que 14 de los 17 civiles habían sido tiroteados desde vehículos de Academi, por entonces Blackwater. El gobierno de Irak pidió que la compañía se retirara del país.​ También se acusa a la empresa y al gobierno estadounidense de dar inmunidad legal a sus mercenarios.

En 2009 adquirió el nombre de Xe. La sede principal está situada en Carolina del Norte, donde poseen un complejo de entrenamiento táctico especializado. La empresa entrena a más de 40.000 personas al año procedentes de distintas ramas de las Fuerzas Armadas, así como otras agencias de seguridad de varios países. Diversos medios han señalado a la empresa como el símbolo de la privatización de las guerras del siglo XXI. Actualmente Academi es el contratista privado más importante del Departamento de Estado de los Estados Unidos, aunque también ha obtenido contratos para prestar servicios a otras agencias, como a la CIA, de la que recibió 250 millones de dólares durante la Administración Obama. Cerca de un 90 % de sus beneficios actuales proceden de los contratos con el gobierno estadounidense. En el año 2010 la empresa se fusionó con Triple Canopy. Algunas misiones realizadas por miembros de Academi han generado controversia debido al daño ─amenazas, asesinatos, tráfico ilegal de armas— que ha sufrido la sociedad civil ajena a los conflictos bélicos de su zona.

G4S
Es la compañía con el mayor número de empleados del mundo, con más de 620.000. En 1901 el danés Marius Hogrefe creó una pequeña empresa de seguridad que con el tiempo se transformó el gigante G4S y se mudó al Reino Unido. En la actualidad, la mayor parte de su negocio son servicios de seguridad en bancos y aeropuertos por todo el mundo, pero también está presente en la protección de prisiones, puestos de control y asentamientos de Israel en Cisjordania. Además, G4S se encargó de la seguridad durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
DEFION INTERNACIONAL
La compañía con sede en Perú, también tiene oficinas en países como Emiratos Árabes e Irak. Generalmente se dedica a reclutar contratistas latinoamericanos para misiones por todo el mundo. Aumentó su capital entrenando al personal de otra compañía militar privada, Triple Canopy, para la guerra de Irak. Envió a unas 3.000 personas a Bagdad.

TE PODRÍA INTERESAR
CURIOSIDADES BÉLICAS
AEGIS DEFENSE SERVICES
Esta compañía ha participado en misiones militares en unos 40 países, contratada por 20 Gobiernos e incluso por Naciones Unidas. Fundada en 2002 en Inglaterra, ahora tiene oficinas también en EE.UU., Afganistán y Bahréin y tiene unos 5.000 empleados. Aegis está presente en Irak, contratada por el Pentágono por casi 300 millones de dólares. En 2005 se difundió un vídeo que supuestamente muestra a los mercenarios de Aegis disparando contra civiles iraquíes.
DYNCORP
Este ejército privado surgió en 1946 como la compañía Land-Air que disponía de sus propias fuerzas aéreas. Sus ingresos anuales ascienden a 3.400 millones de dólares. Preparó numerosas misiones para Haití, Bosnia, Afganistán, Irak y Colombia. Es esta última participó en operaciones contra el narcotráfico. Es una de las empresas militares cuyos mercenarios asumieron parte de las funciones de las tropas estadounidenses después de su retirada de Irak.
UNITY RESOURCES GROUP
Aunque su propietario es australiano, su sede principal se encuentra en Dubái. Se creó en 2000 y ya tiene unas 15 oficinas por todo el mundo, tres de ellas en Irak, país donde reforzó su presencia a medida de que se iban retirando las tropas de la coalición internacional. En su historia hubo también dos grandes escándalos por tiroteos en Irak que provocaron la muerte de un profesor australiano y de dos mujeres civiles.

Os dejo con unos cuantos gráficos que aclaran la situación de una forma más visual.

Arriba