02/03/2024

Cagar ya no es tabú

Hasta hace bien poco tiempo, el hecho de ir a hacer aguas mayores, acudir al servicio, visitar el excusado y demás frases que sirven para ocultar el tabú de ir a cagar, han quedado atrás para poder hablar alto y claro, con cierto descaro en algunas ocasiones, ya que hemos descubierto que la falta de estas visitas obligatorias al excusado producen más mal que bien y nuestra salud, si no cumplimos este ritual, se resiente ya que es un proceso natural para eliminar toda las materias que sobran después de haberlas ingerido y procesado.

Su majestad cagando

Hay un recuerdo que para mi siempre ha sido un misterio. Más que un misterio, es una incógnita. Ahora tengo 54 años y durante mi infancia nunca escuche a una mujer tirarse un pedo y no hablemos ya de suponer que las mujeres cagaran. Creo que esto va con las épocas. Nunca he oído a mi santa esposa generar una ventosidad y cuando va al váter lo hace como un ninja, entra, ejecuta y sale. Hoy ves a la gente joven hablar de ir a cagar, tanto ellos como ellas, con una tranquilidad y una falta de pudor asombrosa y sana y, he escuchado muchas chavalas tirarse pedos, no es que esté orgulloso de ello, pero me parece algo, hasta cierto punto normal. Por cierto, hablando de excesos, hay películas de video del género porno en las que señoras con unos culos bastante destacables se dedican a tirarse pedos en la cara de otras personas que los inhalan con fruición y cara de gusto. No sé yo. También hay un tío que va por un supermercado tirándose pedos de pacotilla. Vaya gracia nen. También las hay de comer mierda, sin más pretensiones, pero esa las buscáis vosotros. La más famosa Two Girls One Cup, búscala, no es fácil, es más fácil encontrar vídeos de la reacciones.

parafilias

Cagar es placentero desde el punto de vista de la practicidad. En ese momento de asueto, si no eres estreñido o por el contrario vas flojo, lo que puede convertir este acto en una tortura, puedes hacer de tu capa un sayo y durante ese breve, pero calmado, lapso de tiempo que permite soledad e intimidad, puedes prestar atención a otras acciones que también son placenteras: leer una revista o libro, darle un repaso a tus redes sociales, informarte de las últimas noticias, chatear o hablar (cuántas veces hemos oído el sonido de la descarga de la cisterna al otro lado) o simplemente dejar volar la imaginación.

El gastroenterólogo de la Universidad de Princeton, Anis Sheth, ha estudiado las sensaciones placenteras que produce la defecación humana, y ha llegado a comparar ir al aseo con tener sexo e identificó el placer de defecar como la Poo-PhoriaEuforia por cagarLa sensación de euforia que se produce después de una caca particularmente satisfactoria. Normalmente se experimenta cuando una deposición grande distiende el recto causando que el nervio vago se dispare, y a menudo se acompaña de una sensación de haber sufrido una pérdida de peso espontánea. Quienes experimentan esta condición comúnmente comentan tener dificultad para contener sus emociones aún en circunstancias inapropiadas y sentirse obligados a contarle a alguien sobre lo de su caca. La sensación suele pasar en menos de una hora, pero en raros casos puede durar un día entero, causando un subidón emocional que puede ser muy distinto de las circunstancias reales.. Este breve, pero intenso momento, en el que tenemos un orgasmo, el orgasmo de toda la vida, el clímax nos produce un apagón momentáneo del cerebro, y la frecuencia cardiaca puede llegar a límites extremos y esto según este señor, es muy parecido cuando cagamos. Todo tiene que ver con el nervio vagoNervio vagoNervio vagoWIKIPEDIA, que además regula cuestiones tan importantes como el riego sanguíneo, la digestión y el ritmo cardiaco. Este nervio comunica nuestro intestino con el cerebro, y cuando está contraído puede producir escalofríos y sudoración. Pero cuando está relajado la sensación puede ser muy placentera, similar al clímax del orgasmo. A esta sensación se le denomina técnicamente como «síncope defecatorio» porque produce una baja de consciencia momentánea, similar a la de un orgasmo, y puede incluso producir desmayos. También hay quien defiende que la producción de endorfinas ayuda sobremanera.

Un nuevo descubrimiento nos aconseja que debiéramos ir a cagar con la menor cantidad de luz posible, e incluso a oscuras, para evitar estar demasiado tiempo sentado, lo que se convertiría en una ayuda para el desarrollo de enfermedades como las hemorroides u otras de carácter gastro intestinal. Para verificar esto, en el Reino Unido se hizo un análisis de los móviles de algunos usuarios y descubrieron que el 16 % había adherido a sus móviles materia fecal. Más o menos como si no se hubieran lavado las manos.

Otra idea colectiva es la frase «Café y cigarro, muñeco de barro», que en los años 90 se apoyaba en una teoría que decía que la cafeína favorecía la motilidad gastrointestinalmotilidad gastrointestinalLa motilidad gastrointestinal es la acción fisiológica del aparato digestivo encargada de desplazar el contenido de la boca hacia el ano. La actividad de las células musculares lisas y células musculares circulares es la responsable del desplazamiento del quimo por el aparato digestivo. , lo que se conoce como peristalsisMovimientos periestálticos o contracción y relajación de los músculos que obliga a los contenidos de tu sistema digestivo a moverse hacia la recta final, hacia tu ano. Sin embargo, la regularidad matinal, que suele ser el momento de ingerir el primer café del día, tiene que ver más con el conocido como efecto gastro cólico, conocido muy bien por las madres y ejercido con dictatorial frecuencia por sus bebés, con la ingestión de líquidos o sólidos con el estómago vacío. Además, debemos tener en cuenta que los bebés ni fuman ni toman café, así que otra cosa tenía que ser.

El placer de ligar cagando

La acción de cagar se hace más placentera si el recinto donde vamos a disfrutar de nuestro momento íntimo está limpio. Cuando acudimos a un aseo y este está en perfecto estado de revista, nos produce un subidón, a la vez que nos relaja y nos hace olvidarnos del pánico de poder acabar en un hospital gracias a cualquier enfermedad infectocontagiosa. Por no decir que podemos retrasar el momento hasta encontrar el lugar adecuado para la descarga. Una vez que hemos acabado, la falta de elementos necesarios para la limpieza de nuestro ano-culo (papel higiénico, toallitas húmedas, agua, objetos varios) puede dar inmediatamente al traste con toda alegría que estábamos disfrutando y convertirse en el momento más deprimente del día. Es de esas inmundicias de las que queda permanente constancia en tu cerebro, aunque nadie te haya visto, y no permite que te olvides de que tu culo está sucio, desaseado y mal oliente, y todo lo que toque, por simpatía, también. Por no ir un poco más allá y pensar que te tienes que sentar liándose tamaño desmadre entre tus posaderas, ropa y sitio de apoyo. Esta claro que ese día toca piernas. Os dejo unos cuantos váteres de otros países, aquí en España también los hay así, para haceros una idea de donde cagán otras personas.

En el hombre particularmente muchos especialistas sexólogos coinciden al afirmar que el punto G del hombre se encuentra en el recto, a unos 5-6 centímetros del esfínter del ano. Este está muy cerca de donde pasa el material fecal antes de salir al exterior; y dependiendo de su grado de consistencia ejercerá mayor o menor presión sobre la próstata. Esta presión, en algunas ocasiones, es la que suministra gran placer en los hombres.

Donde se encuentra la próstata
La próstata es una glándula que está ubicada justo por debajo de la vejiga del varón. Posee el tamaño de una nuez, y tiene como función, junto a los testículos y las vesículas seminales, producir semen. Está atravesada por la uretra, que conecta la vejiga con el exterior a través del pene, y permite evacuar la orina.
FORMAS DE LAS HECES
  • Cagada «lámpara de Aladino»: te sientas en el inodoro con todos los deseos de cagar, pero solo terminas tirándote tres pedos desmadrados.
  • Cagada amnésica: la cagada es tan horrorosa, que sales del baño, das unos pasos y recuerdas que no te limpiaste el culo.
  • Cagada levanta ánimos: llega después de un largo periodo de estreñimiento y después de cagarla no sabes cómo agradecer a Dios por permitir que todo vuelva a la normalidad.
  • Cagada cosquillosa: cuando la mierda sale de algún modo se queda pegada en el culo y va bajando por una nalga, y en ese momento, mientras desciende da cosquillas.
  • Cagada víbora: cuando sale y se las arregla para quedar enroscado en una posición amenazante, aunque en realidad es totalmente inofensiva.
  • Cagada fantasma: cuando uno siente que se está cagando, se sienta y no ocurre nada.
  • Cagada limpia: cagas, te limpias y observas que el papel higiénico está completamente limpio, listo para sonarse la nariz.
  • Cagada húmeda: sin importar que te hayas limpiado 50 veces, sigues sintiendo el culo mojado. Entonces decides ponerte un poco de papel entre el culo y la ropa interior y sales del baño, disimulando lo incómodo de la situación.
  • Cagada «segunda edición»: suele ocurrir después de cagar y en el momento que te subes los pantalones, a la altura de la rodilla sientes que todavía queda más evacuar.
  • Cagada infla-venas: el simple hecho de ir a cagar se convierte en un esfuerzo desmesurado que infla las venas de tu cuello y toda la sangre sube a tu cabeza. Apretando puños y dientes terminas exhausto.
  • Cagada isla: cuando la cantidad de caca es de proporciones épicas y la mierda se eleva por encima de la línea del agua, depende del modelo de wáter formando una pequeña montaña de tierra seca. Suele requerir dos descargas de cisterna para eliminarla.
  • Cagada explosiva: acompañada de un petardeo de gases entrecortados, suele ser percibida por todos los habitantes de la vivienda.
  • Cagada de borracho: suele ser común después de una noche de beber a saco. Se caracteriza por los pincelazos que deja a su paso sobre las paredes interiores del inodoro y por tener una consistencia menos sólida, más pringosa.
  • Cagada querer y no poder:  sucede cuando te estás cagando, te sientas en el inodoro, pero al cabo de unos minutos sin poder cagar, decides dejarlo para más tarde.
  • Cagada parto difícil: duele tanto al salir que uno piensa que el zurullo está saliendo al bies.
  • Cagada ¡Splash!: viene tan rápido y es tan pesada que al caer en el agua nos salpica el culo. También llamada «beso de Poseidón».
  • Cagada poseída: sale medio verde y amarilla, en la que uno suele pensar que su ano debe estar poseído por el demonio.
  • Cagada de la alta sociedad: cagada que no tiene olor.
  • Cagada de exhibición: es tan monstruosa que es difícil creer que haya sido generada por el culo de un ser humano. El creador del ser suele dejar su obra en el inodoro para que todos la aprecien y evita arrojar el papel higiénico para no obstruir la visión de su obra.
  • Cagada que se desintegra: parece tener consistencia sólida, pero cuando uno aprieta la descarga de la cisterna explota en miles de pequeños trozos y desaparece.
  • Cagada estalactita: parece que estás haciendo una extrusión y por más que uno intente cortar con el esfínter anal no se produce el corte. Suele estirarse brevemente hasta que uno comienza a agitar las caderas y nota la sensación de badajo de campana.
  • Cagada sorpresita: es el tipo de cagada que crees que puedes aguantar, decidiendo no ir al baño. Pero ¡oh, no!…
  • Cagada Papá Noel: son tan voluminosas que uno se pregunta cómo hará para pasar por agujero del váter cuando uno tires de la cadena.
  • Cagada Iceberg: se queda flotando y parece ser insumergible por lo imponente.
  • Cagada Titanic: es aquella de gran dimensión que antes de hundirse, se parte por la mitad.
  • Cagada Arco Iris: tiene por lo menos 7 colores distintos.
  • Cagada orgullosa: cuando uno lucha tanto con el mojón que una vez que logras expulsarlo, lo primero que haces al salir del baño es contárselo a algún amigo.
  • Cagada dietética: la que se caga tanto que se pierden como 3 kilos.
  • Cagada ritual: ocurre a la misma hora día tras día. Genera costumbres como «No puedo dormir sin mi cague de las 21:30».
  • Cagada gruñona: la clase de cagada de tal tamaño que no sale sin asistencia vocal.
  • Cagada mosca: se queda agarrada de las paredes del inodoro y el agua no consigue despegar. Suele retirarse con un trozo más pequeño de papel.
  • Cagada anónima: suele aparecer misteriosamente en los inodoros y nadie se adjudica su autoría.
  • Cagada suicida: esa mierda que intenta irse por el caño aún antes de apretar el botón.
  • Cagada espía: aquella que después de haber tirado de la cadena, vuelve aparecer sorpresivamente.
  • Cagada muñeco diabólico: Como en la película, cuando crees haberte librado de ella al tirar de la cadena, regresa una y otra vez, no importa cuantas veces tires la cadena.
  • Cagada «¿y ahora…?»: después de cagar observas que no hay papel. Suele sacrificarse un calcetín, las hojas del periódico o revista que se tenga a mano e incluso el tubo de cartón del rollo de papel vacío. En la guerra cualquier objeto es para limpiar la trinchera.
  • Cagada Bohemian Rhapsody: es la cagada que cuyos ruidos (los pedos y la colisión de los mojones en el agua) parecen no hacer ningún ruido dentro del baño, mientras que en verdad se escucharon en toda la casa.
POESÍA VÁTERES PÚBLICOS
  • No hay placer más exquisito que cagar bien despacito, ni placer más delicado que después de haber cagado.
  • En este lugar y en este agujero, termina el esfuerzo del buen cocinero.
  • Te quiero como a mi caca, como a mi caca te quiero, pero más quiero a mi caca, porque si no cago me muero.
  • Por más guapo que uno sea… aquí el que no se caga se mea.
  • El baño no es tobogán, ni tampoco un sube y baja. El baño es para cagar y no para hacerse la paja.
  • Un huaso fue a cagar encima de una enramada, se agachó, se pinchó un huevo, se enojó y no cagó nada.
  • Cagar da gusto, oler da pena, no seas cabrón y tira la cadena.
  • Si no hubiera tanto olor, me inspiraría mejor.
  • Los escritores de baño, son poetas de ocasión, que buscan en la mierda, su fuente de inspiración.
  • Vos que sois tan sagaz y de todo os reís. Decidme si sois capaz de cagar y no hacer pis.
  • Cagó el rey, cagó el Papa, hasta el más pobre dejó su montón de caca ¿por qué no has de cagar tú que no tienes en el culo una tapa?
  • En el reino de Calcuta hay un ser que condena a todo hijo de puta que no tira la cadena.
  • En este lugar sagrado, donde tanta gente acude, la mujer se pasa el dedo y el hombre se la sacude.
  • Caga contento, caga sin pena, pero que no se te olvide tirar la cadena.
  • En este lugar sagrado el que de escribir versos se acuerda, no me vengan a decir que no es un poeta de mierda.
  • ¡Ah, que rico es cagar! pero cagar con dulzura, porque cuando la cagada es dura duele hasta la rajadura.
  • En este lugar sagrado donde acude tanta gente hace fuerza el más cobarde y se caga el más valiente.
  • Ni la mierda es pintura ni los dedos son pinceles, ¡por favor, hijos de puta, límpiense con papeles!
  • El pedo es un suspiro que brota del corazón y sale por el culo por una equivocación.
  • Con los codos en las rodillas y las manos en el mentón, espero pacientemente la salida del mojón.
  • ¡Cuando la suerte se empeña en joder al desgraciado, por más que se limpie el culo siempre le queda cagado!
  • A la orilla de la mar yo me fui a cagar, le pedí a Manuel que me trajera papel. Pero el muy cabrón me trajo cartón, y si no me fijo el culo me lijo.
  • En este triste cagadero busco en vano el papel, con los tres ojos abiertos y no puedo dar con él.
  • Si va para el baño no se olvide el papel, no importa que sea de diario, el culo no sabe leer.
  • Cuando Adán era un niño y el papel no era un invento, se limpiaba el culo con pasto y con eso quedaba contento.
  • Si cagar fuera un crimen y la mierda un contrabando, llamen a la policía porque me estoy cagando
  • Caguen tranquilos, caguen contentos, pero por favor, ¡caguen adentro!
  • Aquí yacen los restos de este gran sorete que luchó valientemente para salir del ojete.
  • Estoy sentado en este maldito hoyo… ¿¡quién fue el hijo de puta que me robó el rollo!?
  • De los placeres del mundo el que más te hace gozar es fumarte un cigarrillo a la hora de cagar.
  • Dada la Estrella Polar y el logaritmo de Pi averiguar si es aquí donde se puede cagar.
  • Tengo un peso amarillo, tengo un peso colorado. Tengo un peso en mis calzoncillos…parece que me he cagado.
  • Frente a este frío muro, labrado en piedra…lloraba mi triste culo, lágrimas de mierda.
  • Me cago, me cago, porque la mierda me apura. Caga el Papa, caga el cura, caga el obispo y su gente caga el hombre más valiente y hasta la mina más guapa. Porque en este mundo de mierda de cagar nadie se escapa.
  • No me corten la luz cuando estoy en el baño porque el miedo me atrapa y de excrementos me baño.
  • Aquí les debo decir, sin ánimo de amargar, ¡si vinieron a escribir no vinieron a cagar!
  • En este pequeño rincón hasta el más hombre se baja el pantalón.
  • Ya se acerca la mierda, con gran disimulo, y se apartan los pelos del ojo del culo, que divino es cagar, no hay placer mas sentido… pobrecito de aquel… que se siente estreñido.
  • Que divino es cagar en la semi penumbra, y sentir el mojón descender de su tumba, que divino es oír el murmullo de un pedo, cual ardor anuncia un feliz bombardeo.
  • Yo no sé qué será, cuando no cago en casa, se me frunce el ojete, no me sale el sorete, yo no sé qué me pasa.
  • El pedo es un telegrama enviado por el intestino, que le avisa a la tripa del culo, que la mierda viene en camino.
  • De los placeres sin pecar, el más dulce es el cagar, con un periódico extendido, y un cigarrillo encendido, queda el culo complacido, y la mierda en su lugar.
  • Me cago y me churreteo la mierda a borbotones me ensucia los pantalones, calzoncillos y camisa y al verme todo cagado…me vuelvo a cagar de risa.
  • La muralla es el papel del canalla… ¿quiere ver un canalla limpiándose el culo con la muralla?
  • Y ahí cayó nomás entera, como roca despeñada, se salpica todo afuera, ay dios mío ¡¡¡que cagada!!!
  • Sin demoras se me cae, un sorete bien potente, ¡el olor ya no me importa! me lo aguanto y soy valiente.
  • No cualquiera es tan capaz de cagarse con soltura hay quien tarda, ineficaz y quien se echa la más dura.
  • Sentado aquí meditando, al fin y al cabo, soy feliz, al menos soy más prestigioso que el que viene y hace pis.
  • Viene el perro y lo huele, viene el gato y lo tapa, total, en este mundo de caca, de cagar nadie se escapa.
  • Que triste es amar sin ser amado, pero más triste es cagar sin haber almorzado.
  • Hay cacas blancas por hepatitis, las hay blandas por gastritis, cualquiera que sea la causa que siempre te alcanza, aprieta las piernas duro, que cuando el trozo es seguro, aunque esté bien fruncido el culo, será por lo menos, ¡pedo seguro!
  • Cagar es un placer; de cagar nadie se escapa, caga el rey, caga el papa, caga el buey, caga la vaca, y hasta la señorita más guapa, hace sus bolitas de caca.
  • Sentado en este aposento, triste me pongo a pensar; tan caro que esta el sustento, y dónde lo vengo a tirar.
  • Te amo más que la mierda no te olvido ni cagando cada pedo que me tiro es un beso que te mando.
  • El pedo es un aire pasajero, que sale por el agujero sin permiso del portero, anunciando la llegada de la próxima cagada.
  • Aquí se caga, aquí se mea, y el que tiene tiempo, se la menea.
  • Lo dijo Sócrates, lo afirmó Platón, la última gota de orina queda en el pantalón.
  • Mas vale pájaro en la mano, que cien en el ano.
  • Un consejo de amigo, un consejo de hermano, que nunca tengas en el culo, lo que ahora tienes en la mano.
  • Según el Dr. Angulo, el eructo es un pedo que le dio flojera llegar al culo.
  • Ojalá que lo que tienes ahora en la mano, no lo tengas nunca en el ano.
INTERESANTE LEER

ÉCHAME UN CABLE
EN PATREON

ESTA ECHO PRIMO