23/03/2023

Artistas que hacen cosas extrañas por su arte y algo de arte extraño

CALLADITOS
El pintor clasicista boloñes, Guido ReniGuido ReniWikipedia tenía la costumbre de pedir a todo aquel que le visitaba en su taller que se pusiera de rodillas y que observará como trabajaba en silencio sepulcral.

VESTIDO EXTRAÑO
Salvador DalíSalvador DalíSalvador DalíWikipedia fue capaz de presentarse en una conferencia en la ciudad de Londres ante el público vestido de buzo, con su escafandra, un puñal lleno de pedrería colocado en un cinturón de cuero, con una correa en la que había dos perros lobos en una mano y un taco de billar en la otra. Su misión era «bucear hondamente en la mente humana».
REALIDAD
John Singer SargeantJohn Singer SargentJohn Singer SargentWikipedia fue un retratista americano que no se permitía a sí mismo falsear la realidad. Proclamaba que no retocaría la cara de ninguna dama para favorecerla. Una dama un día le comento que la nariz que ella tenía en el cuadro no se correspondía con la suya, que era demasiado larga. El artista sin inmutarse le contesto:
No se preocupe por una insignificancia como esa. Usted misma podrá modificarla cuando lleve el cuadro a casa.

Pero aunque según esta anécdota parece desenvuelto, lo cierto es que más de una vez las damas conseguían sacarlo de sus casillas, a lo que el pintor respondía de una forma muy especial. Se escondía detrás de un biombo que había en su estudio y desde allí profería muecas, les enseñaba a lengua como si fuera un niño pequeño enrabietado. Por lo visto era su método para destensar los nervios.

ARTISTA CON SUERTE
La fortuna de Claude MonetClaude MonetClaude MonetWikipedia (1840-1926) proviene de la suerte: le tocó la lotería y es gracias a ella que se dedicó a su gran pasión. Como cualquier artista que se precie siempre estaba a la última pregunta, falto de dinero, en apreturas económicas. A partir de 1908 comenzó a usar colores intensos en su obra, lo que marco una tendencia, pero era debido a su escasa visión, lo que le obligaba a dar más color a su obra para poder observarla.

Trabajaba en los acantilados de EtretatÉtretatAcantilados de Étretat pintados por MonetWikipedia con seis o siete lienzos y según condiciones climáticas, luz u oscuridad cambiaba de cuadro para reflejar el momento exacto. Una anécdota curiosa sobre la actitud del pintor francés fue que estaba pintando un cuadro de un árbol y a causa del mal tiempo tuvo que dejar de hacerlo. Cuando volvió el árbol había florecido y estaba lleno de flores y hojas de tonos verdes y amarillos intensos. Pidió al alcalde del pueblo que arrancaran cada hoja y flor del árbol y cuando considero que estaba como él lo había dejado, comenzó de nuevo a pintarlo.

MIERDA DE ARTISTA, LITERAL
Si alguien fue rompedor, ese era Piero Manzoni. Enumeremos algunas de su proeza:
  • Usar pintura fosforescente y clorato de cobalto para que los colores cambiaran continuamente.
  • Hacer esculturas de algodón, fibra de vidrio y piel de conejo.
  • Puso su huella dactilar en huevos duros y permitió que los espectadores se los comiesen, convirtiendo a su vez a los glotones en contenedores de obras de arte y, por lo tanto, obras de arte en si mismas.
  • Fotocopias de sus huellas dactilares.
  • Con «Aire de Artista», Manzoni infló varios globos con su propio aire. Al ser aire respirado por un artista, eso hacía que los globos se convirtieran de por sí en obras de arte.
  • Creo una peana universal del arte, la cual convertía en arte todo objeto que fuera sustentado por la peana.

Pero sin duda, su obra maestra se llamó  MIERDA DE ARTISTA .

Latas conteniendo mierda de artista, obra de Piero Manzoni, con mierda del autor, supuestamente.
Latas conteniendo mierda de artista, obra de Piero Manzoni, con mierda del autor, supuestamente.
Corría 1961 cuando en unas latas de 5 centímetros de alto y 6,5 centímetros de diámetro encerró 30 gramos de su mierda. Creo 90 de estos contenedores de arte y los etiqueto en varios idiomas: inglés, francés, italiano y alemán. El precio de cada lata iba en relación con la cotización del oro del día. Se sabe que la primera lata se vendió por 960 dólares de la época. Él mismo decía:
si los coleccionistas quieren algo verdaderamente íntimo, realmente personal por parte del artista, aquí está la mierda del artista {…} Porque no es una mierda cualquiera, es una mierda de Alguien. Es mierda de artista. No de pobre, no es mierda de rico.

Los recipientes han llegado a subastados por más de 100 000 euros (130 000 dólares). Y algunos de los adquiridos con el paso de los años han explotado en casa de sus dueños. Todo un espectáculo, si señor.

Arriba