Ruby Bridges, la primera afroamericana en asistir a una escuela en 1960

El camino hacia los Derechos Civiles en Estados Unidos fue muy duro, incluso afecto a los niños que se convirtieron en figuras públicas, como lo fue Ruby Bridges de seis años de edad, a la hora de integrarla en una escuela elemental de para blancos en Nueva Orleans el 14 de noviembre de 1960.

Los agentes federales de Estados Unidos escoltaron a la niña de color Ruby Bridges en su camino hacia y desde la escuela solo para personas blancas hasta su casa.

Los agentes federales de Estados Unidos escoltaron a la niña de color Ruby Bridges en su camino hacia y desde la escuela solo para personas blancas hasta su casa.

Ruby nació en Tylertown, Mississippi. Cuando tenía 4 años, sus padres, Abon y Lucille Bridges, se mudaron a Nueva Orleans, esperando mejorar sus posibilidades de medrar en la vida en una ciudad más grande. Su padre consiguió un trabajo como ayudante en una gasolinera y su madre realizaba trabajos nocturnos para ayudar a mantener a su familia que cada vez constaba de más miembros. El hecho de que Ruby Bridges naciera el mismo año en que la decisión de la Corte Suprema de Justicia Negra contra la Junta de Educación, de anular la segregación racial en las escuelas, fue una notable coincidencia en su temprano despertar hacia el activismo por los derechos civiles.

Cuando Ruby estaba en el jardín de infancia, era una de las muchas estudiantes afroamericanas en Nueva Orleáns que fueron elegidas para formar parte de una prueba que determinaría si podría o no, asistir a la escuela de los chicos blancos. Se sabe que la prueba fue redactada para ser especialmente difícil y así los estudiantes de color tendrían dificultades para pasarla. La idea era que si todos los niños afroamericanos fallaban en la prueba, las escuelas de Nueva Orleans podrían permanecer segregadas durante más tiempo. Ruby vivía a sólo cinco manzanas de una escuela de niños blancos, pero asistió a un jardín de infancia a varias millas de distancia, en una escuela segregada, donde asistían unicamente personas negras.

Escoltada por tres agentes de los Estados unidos, Charles Burks, en la parte superior de la imagen, la joven Ruby Bridges entra en la nueva escuela integrada de William Frantz en Nueva Orleans, el 5 de diciembre de 1960, para seguir su tercera semana como única alumna negra en la escuela.

Escoltada por tres agentes de los Estados unidos, Charles Burks, en la parte superior de la imagen, la joven Ruby Bridges entra en la nueva escuela integrada de William Frantz en Nueva Orleans, el 5 de diciembre de 1960, para seguir su tercera semana como única alumna negra en la escuela.

Bridges fue una de los seis niños negros de Nueva Orleans que consiguieron pasar la prueba. En la mañana del 14 de noviembre de 1960, los agentes federales llevaron a Ruby y a su madre a cinco manzanas de su nueva escuela. Mientras estaban en el coche, uno de los hombres explicó que cuando llegaran a la escuela, dos agentes caminarían delante de Ruby y otros dos estarían la escoltarían por detrás de ella. La imagen de esta pequeña niña negra que fue escoltada a la escuela por cuatro grandes hombres blancos inspiró a Norman Rockwell para crear la pintura “El problema con el que todos debemos vivir”, que adornó la portada de la revista Look en 1964.

El padre de Ruby al principio era reacio, pero su madre creía firmemente que el movimiento era necesario, no sólo para dar a su hija una mejor educación, sino para «dar este paso adelante ... para todos los niños afroamericanos». Su madre convenció finalmente a su padre de dejarla ir a la escuela.

El padre de Ruby al principio era reacio, pero su madre creía firmemente que el movimiento era necesario, no sólo para dar a su hija una mejor educación, sino para «dar este paso adelante ... para todos los niños afroamericanos». Su madre convenció finalmente a su padre de dejarla ir a la escuela.

Tan pronto como Bridges entró en la escuela, los padres blancos sacaron a sus hijos; todos los maestros se negaron a dar clase mientras una alumna negra estuviera matriculada. Sólo una persona estuvo de acuerdo en enseñar a Ruby y fue Barbara Henry, de Boston, Massachusetts, y durante más de un año Henry la enseñó sola, “como si estuviera enseñando a toda una clase”. Ese primer día, Bridges y los adultos que la acompañaban pasaron el día entero en la oficina del director; el caos en la escuela impidió su traslado al aula hasta el segundo día.

Ruby era la única alumna de la señora Barbara Henry.

Ruby era la única alumna de la señora Barbara Henry.

En el segundo día, sin embargo, un estudiante blanco rompió el boicot y entró en la escuela cuando un ministro metodista (pastor religioso) de 34 años, Lloyd Anderson Foreman, caminó con su hija de cinco años Pam, entre la multitud enfurecida, diciendo: “Simplemente quiero el privilegio de llevar a mi hija a la escuela … “. Unos días más tarde, otros padres blancos comenzaron a traer a sus hijos, y las protestas comenzaron a disminuir.

Las mujeres de la Escuela Primaria William Franz gritan a los oficiales de policía durante una protesta contra la segregación de la escuela. Algunos llevan letreros que indican «Todo lo que quiero para la Navidad es una escuela limpia y blanca» y «Salvar el voto de la segregación, los derechos de los Estados Unidos electores comprometidos.»

Las mujeres de la Escuela Primaria William Franz gritan a los oficiales de policía durante una protesta contra la segregación de la escuela. Algunos llevan letreros que indican «Todo lo que quiero para la Navidad es una escuela limpia y blanca» y «Salvar el voto de la segregación, los derechos de los Estados electores comprometidos».

Todas las mañanas, cuando la pequeña Bridges iba a la escuela, una mujer amenazaba con envenenarla; debido a esto, los agentes enviados por el presidente Eisenhower, que supervisaban su seguridad, permitieron a Ruby para comer unicamente la comida que trajo de casa. La familia Bridges sufrió por la decisión que tomaron al enviarla a la Escuela Primaria William Frantz: su padre perdió su trabajo, el supermercado que la familia donde compraba ya no les dejaban comprar, y sus abuelos, que eran aparceros en Mississippi.

La policía vigila a los manifestantes al otro lado de la calle de la «Escuela Primaria William Frantz» cuando una niña negra entró al primer grado, el 14 de noviembre.

La policía vigila a los manifestantes al otro lado de la calle de la «Escuela Primaria William Frantz» cuando una niña negra entró al primer grado, el 14 de noviembre.

Ruby notó que muchos otros de la comunidad, tanto blancos como negros, mostraban su apoyo de diferentes maneras. Algunas familias blancas continuaron llevando a sus hijos al colegio Frantz a pesar de las protestas, un vecino le ofreció a su padre un trabajo, y la algunos vecinos cuidaron la casa como si fueran sus protectores y caminaban detrás del coche de los agentes federales en los trayectos hasta la escuela.

Ruby Nell Bridges a los 6 años, fue la primera niña afroamericana que asistió a la «Escuela Primaria William Frantz» en Nueva Orleáns, después de que los tribunales federales ordenaron el fin de la segregación de las escuelas públicas.

Ruby Nell Bridges a los 6 años, fue la primera niña afroamericana que asistió a la «Escuela Primaria William Frantz» en Nueva Orleáns, después de que los tribunales federales ordenaron el fin de la segregación de las escuelas públicas.

Ruby se graduó de una escuela secundaria, estudio para ser agente de viajes, se casó y tuvo cuatro hijos. Se reunió con su primer maestro, Henry, a mediados de los 90, y durante un tiempo entablaron amistad. Más tarde Rudy escribió sobre sus primeras experiencias en dos libros y recibió el «Carter G. Woodson Book Award». Activista de toda la vida por la igualdad racial, Ruby creó en 1999 la «Fundación Ruby Bridges» para promover la tolerancia y crear cambios a través de la educación. En 2000, fue nombrada subalternada honoraria en una ceremonia en Washington.

Ruby Bridges en una foto tomada en el año 2010.

Ruby Bridges en una foto tomada en el año 2010.

Obra de Norman Rockwell basada en los acontecimientos sufridos por Ruby Bridges llamada «El problema con el que todos debemos vivir».

Obra de Norman Rockwell basada en los acontecimientos sufridos por Ruby Bridges llamada «El problema con el que todos debemos vivir».