Nuestros políticos desde otra óptica

Estas caricaturas son antiguas y están desfasadas. La política es como las nuevas tecnologías, lo que hoy es novedad increíble, mañana te levantas y no ha sirve para nada. Los políticos se han convertido en trabajadores mediocres, tirando a chungo, con aires de pomposidad y palabras vacías, que no se creen nada más que los fieles que los votan. Nos han perdido el respeto a los ciudadanos, somos para ellos esa chusma que los vota cada cuatro años. Deberían ser, las votaciones, anuales, electrónicas y revisables cada año hasta un máximo de cuatro. Seguro que se ponían las pilas.