Neologismos para tiempos nuevos

Todos sabemos que los tiempos han cambiado una barbaridad. La Real Academia de la Lengua va más despacio, mucho, pero hace como que se entera, que va a ser que no y se apoya en el saber popular, que tampoco, para hacernos creer que es muy güai, ni mucho menos. Vamos a hacer un repaso a esas palabras que se pueden utilizar aunque no estén reflejadas en el diccionario.

Meme

Es un sustantivo masculino cuyo plural es memes. El término fue acuñado por Richard Dawkins en su libro El gen egoísta, aparece definido en el diccionario Webster como ‘idea, comportamiento, moda o uso que se extiende de persona a persona dentro de una cultura’.

Se emplea cada vez más para referirse a cualquier imagen o texto, a menudo de contenido humorístico, que se comparte viralmente en las redes sociales durante un período breve. Aunque no aparece recogido en los principales diccionarios de español, su grafía es respetuosa con las normas ortográficas y puede considerarse un término válido, correcto para ambas acepciones, y escribirse sin ningún resalte tipográfico, es decir, sin comillas ni cursiva.

Emoticonos

Algunos se ha hecho famosos como la flamenca del WhatsApp, pero cuando los emoticonos son puestos en palabras hay que tener en cuenta varias cosas.

La voz emoticono es la preferida para referirse a los signos con los que se expresa gráficamente un estado de ánimo, sobre todo en el ámbito de las redes sociales y otras comunicaciones digitales, aunque emoticón también es válida, pero es preferible evitarla, ya que la voz española que se usa es general para las pequeñas representaciones gráficas en las computadoras es icono o ícono, y no icón. En cuanto a la presencia de la letra t, tiene justificación en otras palabras de la misma familia de emoción, como emotivo, que es ‘lo relativo o perteneciente a la emoción’.

El plural de emoticono es emoticonos, pero si se optase por emplear la forma emoticón, el plural es emoticones.

Trolear

El sustantivo trol, adaptación de la voz noruega troll, ha dado lugar a las formas derivadas trolear y troleo, empleadas en un principio en internet para referirse a la acción y al efecto de intervenir en un foro digital con el objetivo de generar polémica, ofender y provocar mal intencionadamente a los demás usuarios, a menudo enviando multitud de mensajes que pretenden captar la atención e impedir el intercambio o desarrollo habitual de dicho foro.

A partir de este primer uso, estas voces han ido extendiendo su significado, de modo que se aplican múltiples contextos, no siempre digitales, con la idea sobre todo de ‘intervenir con ánimo de hacer fracasar algo’. Con este sentido, trolear puede alternar con otros verbos como reventar, boicotear, provocar

También se documenta usos de significados próximos como ‘molestar, cansar o enfadar’ y, especialmente, ‘tomar el pelo, vacilar o gastar una broma, por lo general pesada’.

Estas adaptaciones al español, al igual que trol, se escriben con una sola ele y sin comillas.

Finalmente, cabe recordar que el verbo trolear tiene en otros países de habla hispana significados diferentes como ‘castigar a alguien con ejercicios físicos extenuantes’ o ‘ derrotar con contundencia a un oponente en una competición deportiva’ (Honduras), ‘realizar un paseo o recorrido largo a pie’ (Costa Rica)…

Zasca

El sustantivo zasca es una palabra válida para aludir a una réplica cortante, rápida y a menudo ofensiva en un debate o una conversación.

Aunque todavía no aparece con ese significado en los principales lexicones, el Diccionario del español actual, de Seco, Andrés y Ramos, incluye esa palabra como una interjección asimilable a zas y explica que ambas se usan para imitar el sonido de un golpe o para denotar el carácter súbito o sorpresivo de un hecho.

A partir de este sentido, tanto zas como de zasca han empezado a utilizarse coloquialmente como sustantivos masculinos (un zas, un zasca) para referirse a lo que también podría denominarse un corte, un hachazo dialéctico o una bofetada verbal.

Ese nuevo uso, propio del español de España y al principio más habitual en las redes sociales, los foros digitales y los programas de entretenimiento, se ha extendido ya a los medios de comunicación.

El origen de la voz podría tratarse de un acontecimiento de zascandil, que, si bien en su uso actual se refiere a ‘una persona despreciable, ligera y enredadora’, era originalmente un ‘golpe repentino o una acción pronta o impensada que sobreviene’.

Poliamor

Moralmente hay quien tendrá sus dudas, pero el sustantivo poliamor es un neologismo válido creado a partir del elemento compositivo griego poli- (‘pluralidad’) y el término amor.

La palabra poliamor deriva del anglicismo polyamory y, según el Diccionario del sexo y el erotismo de Félix Rodríguez González, se define como relación afectiva, sexual e íntima establecida entre tres o más personas con el conocimiento y consentimiento de todos los implicados.

De igual modo, es válido su adjetivo derivado, poliamoroso, que se obtiene añadiendo el sufijo -oso.

Así mismo, se recomienda la forma poliamor frente a la variante poliamoría, ya que la palabra poliamoría, ya que la palabra amoría no se usa en español. Y aunque no esta recogido en los diccionarios no hay que resaltarlo con cursiva ni entre comillas.

Viral

La palabra viral ha sido fiel a su significado y se ha convertido en un ‘mensaje, idea o contenido que se transmite de forma exponencial a través de las redes sociales mediante constantes reenvíos entre los usuarios de internet’.

Aunque el Diccionario académico solo la recoge como adjetivo para referirse a lo ‘perteneciente o relativo a los virus’, su uso sustantivado está ya ampliamente extendido y puede considerarse válido.

En este sentido, cabe señalar que viral no se emplea en estos casos en relación con la capacidad dse destruir información de los virus informáticos, sino como metáfora de su modo de transmisión.

Empoderamiento

Para traducir el verbo to empower y el sustantivo correspondiente, empowerment, se están empleando en español las palabras empoderar y empoderamiento.

Pero, aunque suene a una palabra acuñada recientemente empoderar es un antiguo verbo español que la vigésima tercera edición del Diccionario académico recoge ya que el nuevo significado con el que se utiliza: ‘Hacer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido’.

El empleo de empoderar y empoderamiento con este nuevo significado, que comenzó en el ámbito de la sociología política, es cada vez más extenso, y ello se refleja, por ejemplo, en la frecuencia de su aparición en los medios de comunicación o en los documentos normativos europeos.

Milénico

Las personas pertenecientes a la llamada generación Y, nacidas aproximadamente en las dos últimas décadas del siglo XX, han pasado a ser conocidas con el anglicismo millenial, para el que existe una alternativa en español: milénico.

Los milénicos en la actualidad tienen entre 18 y 30 años y, sin ser nativos digitales, se caracterizan por su familiaridad con internet y las nuevas tecnologías; también destacan por ser individualistas, aunque cuentan con gran conciencia global y medioambiental, y porque, a pesar de haber crecido en una época de bonanza económica, se encuentran hoy con dificultades para entrar en el mercado laboral.

Copipega

Copipega y copipegar, escritos en una palabra y sin guión, son términos válidos para referirse a la acción de copiar un contenido selecionado y pegarlo en un documento con solo pulsar dos teclas o hacer clic.

Copipega, término formado a partir de la fusión de las formas verbales copia y pega, tiene su origen en la construcción inglesa copypaste. Se considera compuesto univerbal, por lo que lo adecuado es escribirlo junto, en una única palabra, sin separarlo con un guión o espacio.

Copipegar, producto de la fusión copiar y pegar, es el verbo derivado correspondiente, considerado asimismo válido.

Selfi

¿Hay alguien que no se haya hecho un selfi? La grafía selfi, plural selfis, término empleado para referirse a las fotografías que uno toma de si mismo, solo o en compañia de otros, en general con teléfonos móviles, tabletas o cámaras web. Además fue la palabra del año 2014 para la Fundúe.

La voz inglesa selfie (de self, ‘auto’ o ‘a si mismo’) se utiliza con mucha frecuencia, más que su alternativa española autofoto o incluso autoretrato. Por eso, la evidencia del uso abrumador de la voz inglesa, tanto en medios hablados como escritos, sugiere la pertinencia de proponer la adaptación selfi (plural selfis), que refleja en español la pronunciación de este término inglés y no ofrece problemas de adaptación a nuestros sistema ortográfico.

No es preciso destacar este neologismo español ni con comillas, ni con cursiva. También es adecuado emplear la voz palosefi (eqivalente al giro inglés sefie stick u con plural paloselfis).

Geoetiquetar

En la era de los teléfonos inteligentes, este verbo se emplea para referirse a la acción de asignar las coordenadas geográficas a un contenido publicado en internet. Con las técnicas de geolocalización que incorporan muchos de estos teléfonos, así como dispositivos móviles y computadoras, dotados de GPS, es posible sacar fotos, publicar tuits o comentarios en las redes sociales que incluyan coordenadas geográficas de lo publicado, para que otros puedan ubicarlos en un mapa.

Wasapear – Wasap

Ya que esta aplicaciones interrumpe muchas de sus conversaciones, sepa usted que el sustantivo wasap (‘mensaje gratuito enviado por la aplicación de mensajería instantánea WhastApp’), así como el verbo derivado wasapear (‘intercambiar mensajes por WhatsApp’), son adaptaciones adecuadas al español de acuerdo con los criterios de la Ortografía de la lengua española.

El plural de wasap es wasaps, sin tilde, pese a acabar en s, dado que se trata de una palabra aguda terminada en grupo consonántico.

Por otra parte, aunque también pueden resultar admisibles las adaptaciones guasap, plural guasaps, y guasapear, al perderse la referencia a la marca original y percibirse como más coloquiales, se prefieren las formas con w.

Flou

El flou en fotografía es un efecto que suaviza los contornos de la imagen, con cierto aspecto neblinoso, y que se consigue con un material semitransparente en el objetivo o con vaho. Es una palabra procedente del francés y como alternativa en español se uasa foco suave y difusión. Se pronuncia /flu/.

También se ha propuesto imagen borrosa, pero el flou no es una imagen, sino un efecto, y puede ser borrosa por otras razones (desenfoque, movimiento).

Amigovio

La Real Academia Española si acepta la palabra amigovio (creada a partir de amigo y novio), que es ‘la persona que mantiene con otra relación de menor compromiso formal que un noviazgo’. Especifica que es coloquial y que se usa en Argentina, México, Paraguay y Uruguay, pero existir, existe. Es la versión edulcorada de follamigos/as.

Tiquitaca

La popular voz tiquitaca alude a un estilo de juego caracterizado por sus paso precisos y continuos que permiten mantener la posesión del balón y generar espacios hasta crear oportunidades de gol. Se escribe en una palabra y sin kas (no tikitaka ni tiqui taca).

Sexsomnia

El término sexsomnia (del inglés sex ‘sexo’ y el latín somnum ‘sueño’), con -xs y acabado en -a es el preferido para hacer referencia al trastorno del sueño que consiste en tener actividad sexual mientras se está dormido.

No hay que confundir somnofilia (sonambulismo sexual) voz con la que se alude a la parafilia de quien se excita practicando sexo con una ,persona dormida.

Precariado

Alude al ‘sector social que se ve sometido a inestabilidad e incertidumbre laboral prolongadas y que no percibe ingresos o estos son bajos’. Puede considerarse un acrónimo de precario y proletariado o interpretarse simplemente como un sustantivo derivado de precario. En cualquiera de los dos casos se trata de una palabra bien formada, cuyo uso no cabe censurar.

Clictivismo

La era de la informática ha dejado también su impulso en la conciencia social y el momento presente se caracteriza por una suerte de «lenguaje de la contestación» que se ha hecho patente de muy diversas formas y en muy distintas partes del mundo; los espectadores se han convertido en usuarios que, a golpe de clic, dejan constancia de su voz y de su voto. Muy relacionados con estos clics, surgen términos como clictivismo, un nuevo tipo de activismo, o una fase de este, que tiene como herramienta principal la acumulación de apoyos mediante clics en páginas web o redes sociales. Es un tipo de ciberactivismo que a veces va de la mano de otro sustantivo, este de carácter algo peyorativo>: el llamado activismo de salón, traducción de slacktivism.

ISIS / DÁESH / EI / EIIL

El nombre que se ha atribuido este grupo terrorista es Estado Islámico de Irak y el Levante, preferible a Estado Islámico de Irak y Siria, ya que el nombre árabe no se refiere a la Siria actual, sino a la región de Siria histórica que en español se conoce tradicionalmente como el Levante.

La sigla adecuada en español es EIIL, preferible a ISIS, formada a partir del nombre de ese grupo en inglés (Islamic State of Iraq and Syria). En ocasiones el nombre se abrevia como Estado islámico, cuyas siglas es EI, preferible a la inglesa IS.

También se emplea el nombre Dáesh (palabra llana acabada en grupo consonántico que se escribe con tilde) y Daish (ortográficamente monosílaba)que se ajusta mejor a su pronunciación. Dáesh se trata de una transliteración del acrónimo árabe formada por las mismas palabras que componen ISIS (Estado Islámico de Irak y Siria, por sus siglas en inglés), es decir, ‘Al-dawla al-islâmiyya fi l-‘Irâq wa l-shâm’.