Los aminoácidos

Los aminoácidos son las unidades que conforman las proteínas que constituyen el elemento básico de todas las células vivas. Existen dos tipos: los esenciales y los no esenciales. Los primeros no pueden ser fabricados por el cuerpo humano, por lo que deben ser ingeridos a través de la dieta. La asimilación de los aminoácidos hará que el valor biológico de la proteína ingerida aumente y de esta forma la síntesis proteica se verá incrementada. Intervienen en la formación de enzimas, neurotransmisores y hormonas, en la absorción de nutrientes y en otras funciones imprescindibles para la vida. Se unen a las proteínas mediante enlaces peptídicos.

AMINOÁCIDOS ESENCIALES
Algunos aminoácidos son esenciales durante la infancia pero no en la etapa adulta. Puede no serlo tampoco para determinadas personas y sí para otras por causa de ciertas enfermedades o carencias nutricionales. Una ingestión deficitaria de aminoácidos esenciales pueden conllevar el aumento de las necesidades en no esenciales. Entre los esenciales se citan los aminoácidos ramificados (leucina, isoleucina y valina), que funcionan conjuntamente en la síntesis de proteínas y en la producción de energía.

L-Fenilalanina
Precursor de la tirosina, es muy necesario para la síntesis de los neurotransmisores cerebrales. Se utiliza para producir dopamina y norepinefrina. Las mejores fuentes proteicas son los frutos secos ─almendras, avellanas y cacahuetes─, los granos de soja y las semillas de sésamo. Su utilización se prescribe en casos de depresión leve y deterioro intelectual, y se utilizan como estimulante sexual y para reducir el apetito. La DL-Fenilalanina (DLPA) es una mezcla de la forma natural de L-Fenilalanina. Permite la activación de hormonas parecidas a la morfina, como las endorfinas y las encefalinas, lo que mejora el estado de ánimo de las personas y reduce su percepción del dolor.

L-Histidina
Aunque es posible sintetizarla en pequeñas cantidades, es asimilable con la dieta. Se recomienda para apoyar el crecimiento infantil, para reforzar el sistema inmunológico y para reparar los tejidos dañados.
Isoleucina y leucina
Indispensables para que se produzca la síntesis proteica, especialmente en los músculos, son suplementos muy utilizados como refuerzo deportivo, al favorecer el desarrollo de las musculatura y la producción de energía. Actúan asimismo en el metabolismo de los neurotransmisores, lo que hace que influyan en el estado de ánimo y en el rendimiento intelectual.
L-Lisina
Es un aminoácido, esencial para el crecimiento, que favorece la formación del tejido conjuntivo, posibilita su reparación y estimula la activación de hormonas, anticuerpos y enzimas. Se encuentra en grandes cantidades en el tejido muscular.Se puede obtener de la levadura, los lácteos, los huevos, la carne y el pescado.
L-Metionina
Es un aminoácido rico en azufre, con poder antioxidante, que estimula la síntesis de taurina, cisteína, lecitina y endorfinas. Contribuye a prevenir la obstrucción arterial y eliminar el exceso de grasa en la sangre, tiene un efecto hepato protector, equilibra el sistema nervioso y resulta muy útil para mantener la salud de piel y uñas. Sus mejores fuentes de asimilación son el pescado, los huevos y los lácteos.
L-Triptófano
Junto con las vitaminas, es capaz de producir serotonina, un neurotransmisor cerebral, que reduce la sensibilidad del dolor y, entre otras funciones , actúa como relajante y favorece el sueño. Se obtiene de la ingestión de lácteos, carnes de ave, pescado, cereales integrales, semillas de calabaza, sésamo y girasol. Se recomiendan contra depresiones, como somníferos, para disminuir la ansiedad nerviosa, ataques de pánico, contra la bulimia y anorexia nerviosa.
Treonina
Es el componente fundamental del colágeno, la elastina y más proteínas. Evita la producción de grasas en el hígado, favorece la asimilación de nutrientes y una buena digestión.
Valina
Actúa en conjunción con la leucina y la isoleucina. Ayuda a mantener el vigor mental y físico y la coordinación muscular. Se utiliza como suplemento deportivo.
AMINOÁCIDOS NO ESENCIALES
Ácido aspártico
Regula el sistema nervioso central. Se ha indicado para tratar la debilidad y la fatiga, para aumentar la resistencia física y como apoyo para superar la adicción a las drogas.
Ácido gamma-aminobutírico (GABA)
Se le atribuye un efecto relajante sobre el sistema nervioso central y la capacidad de controlar el apetito. Dosis elevadas o continuas pueden provocar alteraciones del ritmo cardíaco y disnea.
Ácido glutámico
Mejora el rendimiento físico y mental, combate la fatiga uy aumenta la resistencia. Se utiliza contra la dependencia del alcohol y contra la esquizofrenia.
Alanina
Estabiliza la glucemia. Actúa en conjunción con la glutamina. Aumenta el volumen musculas. Tiene un efecto tranquilizante sobre el sistema nervioso central y fortalece el sistema inmunitario con la producción de anticuerpos.
L-Arginina
Se considera un aminoácido clave para regular el sistema inmunológico. Ayuda a estimular la síntesis de hormonas del crecimiento, influye en la fertilidad masculina y el desarrollo muscular. Facilita la curación de las heridas y la recuperación de las funciones del hígado. Convierte el amoniaco en urea, lo que facilita la eliminación de la orina.
L-Carnitina
Imprescindibles para el metabolismo de las grasas y el transporte de los ácidos grasos que necesitan las mitocondrias para la producción de energía. Efecto desintoxicador, suministrador de acetilcolina a las neuronas y aumenta la melatonina en el cerebro y ayuda a la relajación. Sirve como potenciadora de la memoria y para combatir el insomnio. Se encuentra en las carnes, los huevos, los lácteos y la levadura de la cerveza.
L-Cisteína
Contiene azufre y actúa como un antioxidante, frena el envejecimiento de la piel, las uñas y el cabello. Metaboliza las grasas. Ayuda a proteger el organismo contra los radicales vivos. Se encuentra en huevos y lácteos.
Creatina
Llamado también ácido metil-gunidinoácetico, es un compuesto natural que se sintetiza en el hígado, el páncreas y los riñones a partir de la metionina, la arginina y la glicina. La mitad se sintetiza en el organismo y la otra mitad ingiriendo alimentos como el pescado y la carne. Transporta energía a las células musculares. Los suplementos de creatina son muy utilizados por deportistas de competición para aumentar el volumen muscular con el entrenamiento físico y para quienes siguen dietas vegetarianas estrictas.
Glicina
Estimula la producción de glucagón, liberando glucosa en la sangre, y la formación de hormonas responsables del fortalecimiento del sistema inmunitario. Se indica para tratar la hipoglucemia y a distrofia muscular progresiva.
L-Glutamina
Derivado del ácido glumático, es el aminoácido más abundante de los músculos. Estimula las hormonas del crecimiento y fortalece la acción del sistema inmunitario. Se prescribe para aumentar la fuerza física y la masa muscular en dietas y tratamientos deportivos. Como estimulante nervioso y para reducir la dependencia del alcohol, para cicatrizar las úlceras péptidas. Anti inflamatorio y contra los dolores artríticos.
L-Ornitina
Estimula la glándula pituitaria para que libere las hormonas del crecimiento. Facilita la eliminación del amoniaco a través de la orina. Fortalece los músculos de los deportistas.
L-Taurina
Es esencial para la estabilización eléctrica de las membranas celulares pues facilita el paso de iones como magnesio, sodio, calcio y potasio. Transporta el calcio a las células cardíacas, facilitando el ritmo de las contracciones musculares en el corazón. Para tratar la hipertensión, reducir niveles de colesterol y aumentar las plaquetas. Estimular la libido.
L-Tirosina

Se obtiene a través de alimentos ricos en proteínas y de un aminoácido esencial, la L-Fenilalanina. Es precursora de neurotransmisores tan importantes para la fisiología como la dopamina, la noradrenalina y la adrenalina. Produce energía, disminuye la tensión y calma el estrés. Sirve para aplacar el síndrome premenstrual. Ayuda a reducir el apetito. Junto con yodo y vitaminas, para la fabricación de hormonas tiroideas. Los suplementos con este aminoácido son útiles contra la obesidad.

VERDES DE CEBADA Y ALFALFA
Son productos dietéticos de alto valor energético que son una fuente privilegiada de aminoácidos esenciales y no esenciales. Se elaboran a partir del jugo nebulizado de las semillas de cereales (alfalfa, avena, cebada, centeno y trigo). Son ricos también en minerales ─especialmente potasio, calcio, sodio, fósforo y magnesio─, vitaminas A y del grupo B, y contienen clorofila y enzimas vivos.