Grandes amantes de la historia

Emperador Mongol Jahangir
El cuarto emperador mogol de la India, Nuruddin Salim JahangirNuruddin Salim JahangirNuruddin Salim JahangirWikipedia, que se mantuvo en el trono entre 1605 y 1627, poseía un harén de 300 esposas, otras 5.000 concubinas y 1.000 muchachos con que satisfacer su diversas aficiones sexuales. Además, mantenía en su palacio 12.000 elefantes, 10.000 bueyes, 2.000 camellos, 3.000 venados, 4.000 perros, 100 leones amaestrados, 500 búfalos y 10.000 palomas mensajeras. Un pelín caprichoso el Jahangir este.

Abderramán II de Córdoba
Ha habido un hombre al que todos en cualquier momento, y el que diga que no es un mentiroso. Se trata del califa Abderramán IIAbū l-Mutarraf ‘Abd ar-Rahmān ibn al-Hakam más conocido como Abderramán IIAbū l-Mutarraf ‘Abd ar-Rahmān ibn al-Hakam más conocido como Abderramán IIWikipedia de Córdoba (793-852) sólo hacía el amor con vírgenes, no repitiendo nunca con la misma mujer. Ya quisiéramos algunos haber pillado una por lo menos.
Napoleón Bonaparte
A juzgar por los comentarios de los cronistas de la época, NapoleónNapoleón BonaparteNapoleón BonaparteWikipedia Bonaparte (1769-1821) fue protagonista de una actividad amorosa incesante durante su matrimonio con Josefina. Los gritos y jadeos de la pareja asustaban a todo el palacio en los momentos de máximo ardor. Según confesó Josefina, a Napoleón le gustaba el sexo veloz y furioso: «como un bombero apagando un fuego». Al parecer, el ardor de la pareja era tal que, en su noche de bodas, el perro de Josefina, creyendo que Napoleón hacía daño a su ama, se abalanzó contra él y le mordió.
La reina Zingua de Angola
La reina Zingua de AngolaAna de Sousa o Ngola Ana Nzinga Mbande también llamada Reina NzingaAna de Sousa o Ngola Ana Nzinga Mbande, también llamada Reina NzingaWikipedia,  principios del siglo XVII, ha pasado a la historia como una ninfómana ejemplar. Contaba con un amplio y surtido harén a su entera y exclusiva disposición, se divertía organizando combates a muerte entre sus esclavos, ofreciendo su cuerpo como galardón al campeón, que tras una noche entera de servicios reales, también moría, no obstante, al alba. En cierta ocasión, llegó a decretar la muerte de todas las mujeres embarazadas de su reino, pues no aceptaba que ninguna de sus súbditas hiciera gozar a los hombres. Se cuenta que mantuvo un comportamiento similar hasta que, súbitamente, se convirtió al catolicismo al cumplir los setenta y siete años y cambió por completo su actitud ante la vida.
Carol II de Rumania
El rey Carol II de RumaniaCarlos II de RumaniaCarlos II de RumaniaWikipedia (1893-1953) fue, al contar de las crónicas, lo que se conoce como un verdadero atleta sexual. Se dice que «debido al anormalmente largo órgano sexual» de su majestad era necesario ampliar quirúrgicamente la capacidad vaginal de sus amantes, so riesgo de que éstas, caso de no hacerlo así, muriesen «como consecuencia de roturas del perineo». Tenia la pata de una mesa el tío.
El general chino Chang Chung Chang
El general chino Chang Chung Chang (1880-1935) fue durante muchos años un conocido y admirado amante que era más conocido, por razones anatómicas obvias, como «el general de las tres piernas» y «Chang cañón del setenta y dos». El que no lo entienda que le pregunte a mamá.
Fernando VII
Al parecer, el rey español Fernando VIIFernando VII de España, llamado «el Deseado» y «el rey Felón»Wikipedia (1784-1833) contaba con un órgano genital de dimensiones desmesuradas que hizo aconsejable que la reina María Cristina, su cuarta y última esposa, tomase medidas preventivas por prescripción facultativa. La reina, por consejo médico, interponía una almohadilla agujereada a la entrada de su vagina.
Muley Ismail Es Semin
Al último emperador jarifiano de Marruecos, Muley Ismail Es Semin se le atribuyen 1056 hijos, 700 de ellos varones, tenidos con sus 8000 mujeres y concubinas.
Grigorii Efimovich Novy
El sobrenombre del nigrománte siberiano Grigorii Efimovich NovyGrigori RasputínWikipedia (1872-1916), Rasputín, significa en ruso algo así como «libertino». Su gran carisma entre las mujeres se debió no sólo a su carácter misterioso y a una gran facilidad verbal e hipnótica (aunque, por cierto, ni siquiera sabía leer y escribir), sino también a cierta parte de su organismo que alcanzaba, según descripción que dejó escrita su propia hija, los 35 centímetros de turgente longitud y que él no se esforzó en mantener inactiva. Cierta parte de su organismo que le fue cortada en el mismo momento de su asesinato. Precisamente, en 1968, apareció en el barrio parisino de Saint-Denis un supuesto pene de Rasputín, guardado en una caja de madera y en poder de una anciana mujer, que afirmaba ser la antigua amante de Rasputín.
Aurore Dupin, baronesa de Dudevant
La escritora francesa Aurore DupinGeorge Sand, pseudónimo de Amantine, Aurore Lucile Dupin de Dudevant Wikipedia, baronesa de Dudevant, más conocida en el mundo literario con el seudónimo de Georges Sand (1804-1876), fue una fiel seguidora de la corriente romántica. A pesar de haberse casado jovencísima con el barón Casimir Dudevant (a quien, por cierto, sorprendió en la cama con una criada cuando ella sólo contaba 18 años, hecho que tal vez determinó su futura promiscuidad), mantuvo relaciones amorosas, entre otros muchos, con los siguientes personajes famosos: Jules Sandaeu, la actriz Marie Dorval, amante a su vez de Alfred de Vigny (de quien también fue amiga la misma Georges Sand), Prosper MeriméeProsper Mérimée conocido también como Próspero MeriméeProsper Mérimée conocido también como Próspero MeriméeWikipedia, Pietro PagelloPietro PagelloPietro PagelloWikipedia, Alfred de MussetLouis-Charles-Alfred de MussetLouis-Charles-Alfred de MussetWikipedia y Frédéric ChopinFrédéric François Chopinnota, en polaco Fryderyk Franciszek ChopinWikipedia (con quien vivió un conocido romance en la Cartuja de Valldemosa mallorquina).
Henri Toulouse-Lautrec
El pintor francés Henri Toulouse-LautrecHenri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec-MontfaHenri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec-MontfaWikipedia (1864-1901) sufrió en su infancia un accidente que redujo la longitud de sus piernas y curvó su columna vertebral para siempre. Vivía su atormentada existencia de hombre contrahecho y amargado en un burdel en el que, al parecer, era muy querido y en donde encontró por primera vez un hogar.Una de las razones del buen recibimiento que obtuvo en dicho burdel fue una hipertrofia tan estratégicamente localizada en cierto órgano de su cuerpo que las prostitutas del burdel le llamaban «La Tetera».