El Lute. Un quinqui mitificado